El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
Los coaches españoles celebran su con...
Ocultar / Mostrar comentarios

Los coaches españoles celebran su congreso escuchando al mercado y proponiendo soluciones

Carazo Muriel, José Antonio

Capital Humano, Nº 343, Sección Crecimiento profesional / Reportajes, 1 de Junio de 2019, Wolters Kluwer España

Portada

Los próximos 17 y 18 de junio se va a celebra en Madrid el 8º Congreso Internacional de Coaching Ejecutivo AECOP. Este año los objetivos de la organización son dos: escuchar al mercado y explorar nuevos estilos de management y adaptarse a los nuevos retos del coaching ejecutivo. Para conseguir estos objetivos, Pilar Colilla, Presidenta de AECOP, considera que es fundamental generar foros donde se den esas conversaciones. «Esta ha sido una de nuestras pretensiones al organizar este congreso y plantear una fórmula que tuviera sentido para ese fin. Nuestro mundo está cambiando vertiginosamente. Eso es un hecho. Organizaciones de «toda la vida» ya no existen y quienes ocupan hoy el ranking son empresas que no existían hace 20 años. Paralelamente los estilos de relaciones en las organizaciones cambian y evolucionan, la manera en que las personas quieren ser lideradas cambia y evoluciona y, por tanto, los modelos de management tienen que hacerlo. Hoy en día nos encontramos con empresas que están en modelos de management 1.0 hasta los modelos más recientes de management 4.0 que se incorporan a la 4ª revolución industrial de la que tanto se habla», explica.

La presidenta de AECOP comenta que «en este contexto, el coaching ejecutivo no puede quedarse estancado en estilos 1.0. Las empresas, las organizaciones y las personas que trabajan en ellas necesitan de los coaches ejecutivos una reflexión y una evolución hacia modelos de coaching ejecutivo 2.0 más alineados con estas necesidades. Y por eso hemos planteado este congreso como un diálogo entre empresa y coaching ejecutivo para que juntos reflexionemos sobre sus necesidades reales en este entorno VUCA y sobre cómo el coaching ejecutivo debe transformarse para satisfacerlas, para que empresas y directivos descubran y afiancen su convencimiento de que el coaching ejecutivo de calidad —ya sea en su versión coach interno o coach externo— es el colaborador que va a afianzar la transformación de las empresas a través de la transformación de las personas que trabajan en ellas en todos y cada uno de los niveles organizativos».

Pilar Colilla, Presidenta de AECOP.

UN PROGRAMA DENSO

El Congreso tendrá dos días de sesiones presenciales. Primer día estará centrado en la empresa: experiencias, necesidades, nuevas tendencias en management y modelos de gestión, dificultades, riesgos, preocupaciones… Un espacio de inspiración centrado en 3 ejes principales:

  • RE-INVENTANDO RELACIONES. Con una mesa de directores de RR.HH.
  • RE-APRENDIENDO LA CONFIANZA. Con una mesa de CEO’s.
  • RE-EVOLUCIONANDO ENTORNOS LÍQUIDOS. Con una mesa de emprendedores.

El día se completará con talleres dedicados a Coaching x Valores, Metodologías Creativas, Metodología DISC y Coaching Sistémico. El segundo día estará centrado en reflexionar desde el coaching. Después de haber escuchado a las empresas en propuestas y soluciones, habrá un espacio para la planificación y propuestas para la elaboración de un documento que recoja, a modo de manifiesto, cómo debe ser —según AECOP— el coaching ejecutivo del futuro.

Pilar Colilla asegura que el principal foco del evento es que la sociedad y el tejido socio-económico y profesional perciban los beneficios que aporta el coaching ejecutivo. «¿Cómo se hace eso? Pues escuchando mucho a la empresa y sus necesidades y reivindicando nuestro papel de interlocutor con la empresa, preguntándole qué es lo que necesita para ver cómo podemos ayudar de verdad». Por su parte, Juan Carlos Jiménez, Director de Coach to Coach, asegura que «en coaching nos resulta imprescindible meternos en la piel del cliente desde el minuto cero. No podríamos hacer nuestro trabajo de otra manera. Al Coach Ejecutivo, al coach de AECOP, desde siempre le ha movido estar cercano y a la vanguardia de las necesidades de las organizaciones y cooperar como socio estratégico en su evolución y desarrollo».

Esta es la razón de que el Congreso quiera poner el foco en una realidad: el mundo de la empresa en permanente e ineludible evolución con sus nuevas formas de organización, nuevos requerimientos, nuevas confrontaciones, nuevos formatos de relación interna, nuevas competencias, nuevos valores, nuevas maneras de enfocar la armonización de los vectores emocionales de las personas… «En definitiva, escenarios muchas veces de alta complejidad para quienes tienen que gestionar en ellos, sea cual sea su ámbito de responsabilidad. Creemos que para analizar con más acierto cómo movernos en esa alta complejidades más necesaria que nunca la participación activa de los directores de RR.HH., de los directores generales, de los CEOs, junto con los Coaches Ejecutivos y con los emprendedores, en un auténtico espacio de reflexión compartida en el que, desde un modelo colaborativo, vamos a poder identificar mejor —en clave coaching— las nuevas necesidades para poder articular las mejores respuestas», explica Jiménez.

Juan Carlos Jiménez, Director de Coach to Coach.

Juan Carlos Jiménez reitera que «en coaching nos resulta imprescindible meternos en la piel del cliente desde el minuto cero. No podríamos hacer nuestro trabajo de otra manera. Al Coach Ejecutivo, al coach de Aecop, desde siempre le ha movido estar cercano y a la vanguardia de las necesidades de las organizaciones y cooperar como socio estratégico en su evolución y desarrollo. Por eso precisamente, este congreso quiere poner el foco en una realidad: el mundo de la empresa en permanente e ineludible evolución con sus nuevas formas de organización, nuevos requerimientos, nuevas confrontaciones, nuevos formatos de relación interna, nuevas competencias, nuevos valores, nuevas maneras de enfocar la armonización de los vectores emocionales de las personas… En definitiva, escenarios muchas veces de alta complejidad para quienes tienen que gestionar en ellos, sea cual sea su ámbito de responsabilidad».

En este cambio de época se aprende mucho más desde la experiencia, buscamos nuevas experiencias que nos permiten transformar lo conocido para adaptarlo a las necesidades actuales y para ello se necesita de la interacción, la colaboración y la reflexión.

Para analizar con más acierto cómo moverse en esa alta complejidad es más necesaria que nunca la participación activa de los Directores de RR.HH., de los Directores Generales, de los CEOs, junto con los Coaches Ejecutivos y con los emprendedores «en un auténtico espacio de reflexión compartida en el que, desde un modelo colaborativo, vamos a poder identificar mejor —en clave coaching— las nuevas necesidades para poder articular las mejores respuestas», apostilla Jiménez.

ANTES, DURANTE, DESPUÉS… SIEMPRE

El Congreso se ha articulado en tres fases: el Precongreso, con foros virtuales de debate y reflexión, que comenzaron el 22 de abril y se extenderá hasta el 15 de junio; el Congreso propiamente dicho, los días 17 y 18 de junio; y el post Congreso, que constará de la elaboración y publicación de un documento resumen de todo los presentado y debatido. Para Manuel Seijo, Director de Leister Consultores, no está claro si la razón obedece a una decisión o a una evolución. «Mientras que el Comité trabajaba con el fin de pensar en las necesidades del coaching ejecutivo hoy en día, desarrollábamos los temas que pensábamos eran buenos para nuestros asociados y nuestros prescriptores y sin darnos cuenta fuimos viendo que también los formatos de los congresos deben de re-evolucionar, que debíamos ser valientes y tratar de generar nuevas formas de organizar un congreso», comenta.

Manuel Seijo, Director de Leister Consultores.

A su juicio, «la base era que los asistentes no fueran sujetos pasivos de una serie de intervenciones maestras. En este cambio de época se aprende mucho más desde la experiencia, buscamos nuevas experiencias que nos permiten transformar lo conocido para adaptarlo a las necesidades actuales y para ello se necesita de la interacción, la colaboración y la reflexión. En el fondo eso es lo que buscamos, gente que nos hable de su experiencia, escapando de la teoría en sí, y posteriormente compartiendo reflexiones cruzadas. Reflexiones que nos abran nuevos paradigmas surgidos desde experiencias transformacionales y que nos acerquen a nuevos escenarios teóricos».

Una de las claves de la estructura del Congreso de este año es fomentar la inteligencia colectiva. Vivian Acosta, Socia Directora General de Consultoría en Talengo, explica que este Congreso pretende ser absolutamente novedoso, y por ello todos sus elementos están cuidados al máximo. «Queremos reproducir un entorno de aprendizaje colectivo, donde la comunidad aprende a través de la aportación de sus miembros. ¿Cómo realizar un congreso de Coaching en pleno Siglo XXI sin tener en cuenta la inteligencia colectiva? Sin embargo, este nuevo formato supone un reto, un desafío, pues necesitamos que nuestros coachees, directivos, profesionales de la función de RR.HH. asuman que el proceso de cambio empieza por ellos. De ahí que por más que pongamos a disposición de los asistentes al congreso nuevas metodologías y formas de hacer sin la participación activa de todos los asistentes este reto no se logrará. Si esperamos que el congreso se limite a escuchar a expertos, seguimos reproduciendo modelos de aprendizaje pasivos, donde como mucho se activa la capacidad crítica a través de la escucha. Queremos que éste sea un congreso de todos, para todos y a través de todos, porque sólo con estos mimbres conseguiremos que la experiencia del congreso sea un elemento de disrupción real».

EXPECTATIVAS DE LOS FOROS VIRTUALES

Sin embargo, AECOP quiere romper el espacio de un evento localizado en el tiempo y —a la vez— dar la oportunidad de todos los profesionales y directivos a participar sus debates. Los trabajos del Congreso ya han comenzado a través de foros virtuales. Se han creado tres foros a los que se accede desde la misma web https://aecop.net/, cada uno de ellos coordinado por un moderador experto en el tema, que se ocupa de articular y ordenar los debates y aportar valor si es necesario como un participante más. En el transcurso del congreso presencial, cada uno de estos moderadores, juntamente con los participantes en cada foro virtual que asistan, formará parte integrante de las dinámicas grupales previas a cada mesa o panel de conferenciantes, compartiendo sus conclusiones con todos.

Juan Carlos Jiménez considera que «con los foros virtuales hemos querido este año crear un espacio relacional en el que se reflexione, de manera anticipada, acerca de los mismos ejes de contenido que van a estar desarrollándose en el evento, transcendiendo los marcos convencionales de un congreso al uso. En los foros pueden registrarse y participar libremente los profesionales que lo deseen, de manera gratuita, estén o no inscritos en el congreso, como un valor añadido que Aecop pone a disposición de la comunidad profesional». Jiménez espera que estos foros virtuales, «que tienen vocación de permanencia», puedan constituir también una excelente plataforma para continuar, en el post-congreso, trabajando sobre las conclusiones y aprendizajes compartidos.

Otra novedad importante es que el Congreso no termina con las sesiones del 17 y 18 de junio. Tendrá continuidad con la elaboración de un Documento 2.0. Manuel Seijo asegura que le gustaría poder esbozar las líneas generales de dicho documento, pero que «es una incógnita». Explica que en esta «experiencia-congreso» se trabaja en el aquí y ahora. «No queremos llevar líneas marcadas, queremos estar abiertos a lo que pueda surgir, a sorprendernos; sólo llevamos "corrientes" que están en el día a día».

«Con los foros virtuales hemos querido crear un espacio relacional en el que se reflexione, de manera anticipada, acerca de los mismos ejes de contenido del evento, transcendiendo los marcos convencionales».

Según Seijo, el documento coaching ejecutivo 2.0 debe de aportar esas necesidades que el coach debe de tener en su mente cuando trabaje en organizaciones con un Management 3.0 o 4.0, esas nuevas organizaciones Tale, como diría Frederic Laloux, o sociocráticas o el nombre que les queramos poner. «Sospechamos que muchos de nuestros asociados, y yo me incluyo, necesitamos entender estos nuevos contextos y las habilidades y capacidades que los directivos deben de desarrollar en ellas y cómo gestionar estos entornos ágiles que ya cada vez más forman parte de nuestro día a día. Esa sospecha nos lleva a que el coaching ejecutivo, con el boom del coaching en general, es visto como un producto exclusivamente psicológico. Al hablar de persona parece que sólo hablamos de personalidad. Y las críticas y alabanzas del coaching se han centrado ahí y parece que centramos más el debate en si hay que ser psicólogo o no para ejercer la profesión. Esto puede deberse al crecimiento del coaching personal que se centra sólo en la persona o a una lucha de profesiones, no sabemos», arguye.

Pero, a su juicio, en el coaching ejecutivo esto no es así. «Somos personas que interactuamos en una organización o sistema, que estamos condicionados por ese ecosistema en el que trabajamos, lo que llamamos culturas, que nuestros comportamientos adaptativos son muy diferentes en una organización con un Management 1.0 a los de una de 4.0, que las ansiedades colectivas en espacios de transformación se viven no sólo desde la personalidad individual», expone y añade que «el coaching ejecutivo también tiene que ver con el comportamiento humano en grupos, la sociología, la filosofía, la antropología social y sobre todo con el Management. Es un craso error sólo centrar el coaching ejecutivo en el mundo de la psicología. Mi experiencia como profesor en muchos cursos de coaching ejecutivo me ha demostrado que muchísimos psicólogos que vienen a esos cursos no tienen conocimiento de Management, de organizaciones y que además al no haber vivido en ellas las viven como patológicas y la experiencia en roles directivos es una de las patas importantes del coaching ejecutivo. Tenemos que cambiar este paradigma o no, no lo sabemos. Todo eso es lo que estará sujeto a exploración en el congreso para el documento, pero da la impresión de que en este mundo de conocimientos cruzados todos bebemos de todos».

Israel Alcázar, Consultor y Co-fundador en Thinking With You.

AGILE COACHING PARA ENTORNOS LÍQUIDOS

Una demostración de que el coaching se adapta a los nuevos entornos de los negocios es el concepto de Agile Coaching. A juicio de Israel Alcázar, Consultor y Co-fundador en Thinking With You, explica que se trata de una disciplina que mezcla dos ideas diferentes: el Coaching, desde el punto de vista de acompañamiento en los procesos de cambio, y la Agilidad (Agile), que propone un modelo de organización que permita la adaptación al cambio y el aporte de valor a los clientes. «El Agile Coaching, por tanto, ayuda a las organizaciones a establecer procesos de cambio que les permitan a generar estructuras orientadas a la satisfacción de los clientes y la adaptación del cambio. Y es que vivimos en un mundo cada vez más Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo, lleno de competidores diferentes que requiere esta manera diferente de organizarse. Esto implica trabajar directamente en un cambio de habilidades (comunicación, innovación, creatividad, trabajo en equipo) con las personas que forman estas organizaciones, y esto es lo que se persigue desde el Agile Coaching», explica Alcázar.

Al mismo tiempo reconoce que la eficacia del coaching es más difícil de evaluar en los nuevos entornos líquidos. «Los entornos líquidos tienen que ver más con la adaptación continua al medio (como el agua) y en este sentido, no deben presentar más complejidad a la hora de evaluar la eficacia del coaching que la de cualquier otro contexto. En sí, en mi experiencia, hay ciertos aspectos que son más difíciles de medir que otros. Por ejemplo, en todo lo que tiene que ver con procesos y herramientas siempre es más sencillo de detectar cualquier mejora y cambio, aunque por el contrario, los aspectos relacionados con la cultura organizacional más invisible (creencias, narrativas, comportamientos) son más difíciles de medir y nos basamos mucho más en la observación y experimentación de la realidad», confiesa.

Vivian Acosta, Socia Directora General de Consultoría en Talengo.

Otro de los aspectos que tendrán relevancia en las sesiones del Congreso será la tecnología. Según Vivian Acosta, la tecnología se convierte hoy en día en pieza clave para cualquier servicio, producto o proceso. La nueva era requiere que todos incorporemos estos elementos ya que el nuevo usuario/cliente/coachee está habituado a su uso incorporando elementos digitales y virtuales en su rutina y cotidianidad. «El coaching no puede vivir ajeno a esta realidad. Conocer de cerca los retos que los directivos están afrontado fruto de la irrupción de la tecnología y más aún de lo que hoy llamamos transformación digital es clave», asegura.

Se requieren directivos y profesionales que sepan trabajar en entornos muy ágiles, lo que implica a aprender a trabajar en Beta, es decir, con procesos en fase de desarrollo, en evolución continua.

Para Vivian Acosta, «los directivos afrontan nuevos retos y desafíos de mayor calado, me atrevería a decir, que en el pasado, pues en esta ocasión irrumpen en el mercado nuevas estrategias y conocimientos muy especializados que requieren por un lado una actualización continua de los profesionales, pero por otro esta actualización se vuelve ineficaz ya que las reglas de relación y de éxito cambian. Se requieren directivos y profesionales que sepan trabajar en entornos muy ágiles, lo que implica a aprender a trabajar en Beta, es decir, con procesos en fase de desarrollo, en evolución continua. La aversión al error clásica de nuestro entorno actual se transforma y se buscan profesionales capaces de equivocarse y permitirlo en sus equipos. ¡»Delegar» ya no es la palabra! Y, como todos sabemos, en el coaching el lenguaje genera realidad. Ahora se requieren profesionales que sepan empoderar a sus equipos para que éstos tomen decisiones, pues la velocidad de cambio exige que las decisiones se tomen lo más cerca del cliente posible. La UX (user experience) no se logra diseñando procesos únicamente sino llevándolos a la práctica, y esto sólo lo pueden hacer las personas».

Pero, también advierte de un elemento que no es menor: el miedo al cambio. «Como en todos los cambios y evoluciones, el ser humano tiende a aferrarse a los modelos conocidos negando la realidad y en otras ocasiones minusvalorando su impacto. Trabajar el miedo a la tecnología y su impacto en mi estatus quo: pierdo equipo, pierdo poder, pierdo acceso a la información, pierdo mi trabajo...; cambiar miedo por desafío; y activar los recursos necesarios para no sólo afrontar este nuevo modelo, sino liderarlo y apoyarlo como elemento de éxito en la carrera profesional. Sin duda es en estos contextos donde un coach encuentra la esencia de su profesión: ayudar a que otros avancen y triunfen. Ese es nuestro legado y nuestra preciosa responsabilidad», explica.

Jorge Salinas, Socio en Lider-Haz-Go y Atesora.

Con la inteligencia artificial sucede algo parecido. Jorge Salinas, Socio en Lider-Haz-Go y Atesora, está convencido de que tendrá su influencia en las técnicas tradicionales del coaching. «¿Alguien piensa que la inteligencia artificial no va a ser capaz de invadir paulatinamente todos y cada uno de los ámbitos de nuestra civilización?», se pregunta, y responde: «Las técnicas tradicionales de coaching no se van a librar, aunque podemos prever que el impacto que sobre ellas tendrá no será grande ni inmediato por estar relacionadas con el comportamiento humano. Resulta curioso pensar que siendo el principal objetivo de la inteligencia artificial reproducir las respuestas del comportamiento humano, sea esto mismo lo más difícil de replicar por lo impredecible y la complejidad del ser humano».

Para Salinas, los chatbot, es decir, las aplicaciones de software de inteligencia artificial que permiten automatizar respuestas para simular una conversación real, «son una realidad como herramienta de servicios al consumidor en aquellas compañías que han abordado con determinación la transformación digital, y creo que en muy poco tiempo serán utilizados para asistir a profesionales en el desarrollo de habilidades o competencias operativas que no exijan complejidad, como puede ser el liderazgo situacional o algunos procedimientos de delegación sencillos», y va a más: «Voy a hacer un vaticinio bien fundamentado que quizá cae por su propio peso pero que para algunos colegas será una sorpresa. Una de las especialidades de la profesión del coach que aún no existe pero que está llamada a convertirse en una salida profesional de éxito en un futuro muy cercano será la de coach de inteligencia artificial. Estos coaches acompañaran a la inteligencia artificial a que desarrollen su programación para simular el pensamiento humano». Una pregunta queda en el aire: ¿Lo conseguirán?

FUTURO: LIBERTAD Y DIVERSIDAD

Los coaches españoles quieren poner con este Congreso las bases del futuro de la profesión. Jorge Salinas asegura que «nuestro congreso va a significar una toma de consciencia para todos aquellos que nos acompañen. Se nos «llena la boca» hablando de la transformación digital pero cada uno de nosotros probablemente habla de cosas distintas. Las empresas han hecho (y algunas aún lo están haciendo) un enorme esfuerzo y una importante inversión para dotar de tecnología vanguardista sus estructuras, procesos y procedimientos, aunque creo que aún son pocas las que han puesto foco en la transformación de creencias y actitudes que alimenten comportamientos transformados».

«Me gusta del coaching ese profundo respeto, esa sensación de libertad, ese saber que tienes delante de ti a alguien cuyo rol es escuchar sin juzgar». (Pilar Colilla)

También señala que «las empresas y nuestros colegas necesitan que se hable precisamente de esto para ponerlo de relieve y para que podamos identificar las verdaderas necesidades en este cambio de época que tanta incertidumbre provoca. ¿Qué nos falta? Tomar consciencia, hablar de ello, identificar nuevos comportamientos y modificar el enfoque y la metodología de la práctica del coaching ejecutivo para pegar un salto evolutivo en nuestra profesión».

Por último, Pilar Colilla, como Presidenta de AECOP, estima que en un momento en el que la diversidad es un valor en alza lo que más impacta del coaching es la profunda libertad y respeto hacia el sujeto del proceso. Y así debe seguir siendo más allá de las modas. «Hasta que descubrí el coaching no había conocido un proceso más respetuoso con tu propia voluntad. Otras herramientas o metodologías te dicen lo que debes hacer, pero no te preguntan: «Y tú, ¿qué deseas? ¿Cómo deseas ser y estar en tu organización? ¿Cómo deseas ser percibido por tus colaboradores?» Me gusta del coaching ese profundo respeto, esa sensación de libertad, ese saber que tienes delante de ti a alguien cuyo rol es «escuchar sin juzgar» y dejar que veas, que mediante la propia conversación te des cuenta de lo que necesitas y quieres. Para mí eso es lo que caracteriza al coaching ejecutivo y lo diferencia de otros modelos. Esa es su esencia. Y esa esencia creo que es necesaria como modelo para el desarrollo de las personas en las organizaciones», explica.

La presidenta de AECOP concluye argumentando que «la empresa debe saber que a través del coaching ejecutivo las personas que trabajan en la organización pueden ser mucho mejores en su desempeño porque pueden conocer aquello en lo que son excelentes y optimizarlo y aquello en lo que pueden mejorar y pulirlo. Y esto necesariamente los hace más productivos, más satisfechos y con un mayor sentimiento de pertenencia a la organización que les da esa posibilidad de encontrar su camino y de desarrollar su talento. Creo que lo que deben incorporar las organizaciones es precisamente esa "mirada de coaching" para desarrollar el talento, potenciarlo y fidelizarlo. Ahora bien, cómo abordamos los procesos, en qué marco los desarrollamos, qué enfoque es el más adecuado en cada modelo de organización y con cada estilo de management es, precisamente, lo que queremos abordar en este congreso. No para adaptarnos a una "moda" sino para dar respuestas satisfactorias a necesidades reales y cambiantes».

Queremos saber tu opiniónNombreE-mail (no será publicado)ComentarioWolters Kluwer no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista.
Introduce el código que aparece en la imagencaptcha
Enviar
Lo + leído de Capital Humano