El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
Manuel Asla. Director de Marketing, A...
Ocultar / Mostrar comentarios

Manuel Asla. Director de Marketing, Asuntos públicos y Venta a distancia de Edenred España

  • 12-12-2019 |

    Mercedes de la Rosa

Mercedes de la Rosa

Redactora Jefe de Capital Humano

  • En 1892 Marcel Proust publicó un cuestionario con preguntas que trataban de describir los rasgos del carácter de las personas. Desde entonces es frecuente que los medios de comunicación hayan hecho versiones de este cuestionario para entrevistar a personas relevantes en todo tipo de actividades. Capital Humano, con motivo de su vigésimo aniversario, ha diseñado un cuestionario de 20 preguntas que cada mes responderá una destacada personalidad mientras toma un café.

EN PRIMERA PERSONA:

Trato de ser un directivo innovador y proactivo, me gusta hacer que las cosas pasen. Soy inquieto, curioso, y entiendo que, sin cambios, la vida es aburrida. Me encantan los retos y buscar soluciones a los problemas que se presentan, trabajar en equipo, conseguir hacer sencillo lo complejo. Ante todo, soy esposo y padre de cinco hijos; después, currante de lo que toque y cuando toque. Y sí, me encantan los lunes: tengo siete días por delante para agitar el mundo.

Pregunta.- Defínase en una sola frase

Manuel Asla.- Creo que es muy difícil llegar a conocerse a uno mismo, pero diría que soy intelectualmente inquieto, crítico, trabajador, amante de las relaciones personales, y alguien a quien le divierte hacer de lo ordinario algo extraordinario.

P.- ¿Qué cualidad admira más en las personas?

M.A.- Muchas, y cada persona tiene su acento en una cualidad, pero la ejemplaridad y la coherencia creo que son de las más importantes. Admiro también la sencillez, la humildad, la laboriosidad…

P.- ¿Qué defecto no se debería permitir nunca un directivo?

M.A.- Principalmente, dos: pensar en sí mismo antes que en los demás y no asumir responsabilidades ni retos. Lo que he aprendido es que a veces nos concentramos en el defecto de un directivo y lo hacemos crecer en nuestra cabeza, por lo que opino que es mejor ver lo positivo de la persona y decírselo. Eso ayuda a que crezca y mejore.

P.- ¿Cuál es su actividad profesional favorita?

M.A.- Me encanta liderar a las personas ante un reto, un problema, trabajar mano a mano. Es algo que me apasiona y hace que sea un gustazo que suene el despertador por la mañana.

P.-¿Tiene alguna asignatura pendiente?

M.A.- Mirar al pasado a veces crea frustración, por lo que prefiero decir que en vez de asignaturas pendientes tengo muchos planes de futuro: acabar la carrera de Historia, tocar la guitarra, hacer el camino de Santiago completo en familia, crear una empresa y viajar, viajar y viajar.

P.- ¿Cuál es su aspiración profesional?

M.A.- Irme por las tardes con la satisfacción de haber hecho un trabajo con perfección humana.

P.- ¿Cómo definiría el liderazgo?

M.A.- Tengo claro que un líder es una persona coherente, ejemplar, con gran capacidad de escucha, una fuerte iniciativa y un gran sentido del humor. Tiene además que reconocer y reafirmar lo que valen las personas que tiene alrededor, estimular la autonomía personal y esperar y exigir de ellos un nivel alto -pero alcanzable- de aspiraciones.

P.- ¿Se compromete con los proyectos o con las personas?

M.A.- Con ambas, no hay proyectos sin personas. Así que no puedo sino comprometerme con ambas, no entiendo otra forma.

P.- ¿Cuál es su libro/autor (profesional) favorito?

M.A.- El libro que más me ha impactado y más me ha hecho repensar muchas cosas es «El hombre en busca de sentido» de Viktor Frankl.

P.- Una novela, una obra, un artista

M.A.-¿Solo una? Permítame que le diga varias… Ahora estoy leyendo «Oh Jerusalén» (de Dominique Lapierre y Larry Collins), sobre el origen del conflicto árabe-israelí, y estoy acabando «Cartas del diablo a su sobrino» (de C.S. Lewis). Siempre están las tiras de Mafalda cerca de mi mesilla de noche, y además soy un friki de las revistas de historia, que vienen muy bien para los viajes.

P.- ¿A qué persona admira en su vida profesional?

M.A.- A mi padre. Se pasó la vida vendiendo y viajando por España, y siempre regresaba sonriendo y contando cosas maravillosas de los sitios donde había estado. Es un ejemplo de cariño, esfuerzo y amistad.

P.- ¿Qué personalidad de cualquier ámbito considera un referente ético?

M.A.- Sin conocer al detalle su vida, la Madre Teresa de Calcuta es la primera que me viene a la cabeza.

P.- ¿Puede indicar una empresa o institución como modelo a seguir?

M.A.- Sin duda, Edenred. Adoro mi empresa con todas sus virtudes y defectos, es una maravillosa compañía donde hay espíritu emprendedor, pasión por el cliente, respeto y grandes dosis de imaginación.

P.- ¿Está satisfecho de su equilibrio personal/profesional?

M.A.- Supongo que no, y nunca lo estaré en lo personal. Soy un eterno insatisfecho, siempre quiero mejorar y ello me hace estar al 150 % en mi vida profesional y al 150 % en la personal.

P.- ¿A qué dedica su tiempo libre?

M.A.- A lo más importante: a mi mujer, a mi familia y después a mis amigos. Intento todos los días del fin de semana hacer deporte, ya que me ayuda mucho mentalmente, me relaja y creo que mejora mi trato con la gente.

P.- ¿A qué tiene miedo?

M.A.- Sencillo… A cómo morir y a la falta de salud de los que quiero.

P.- Cite una idea o una iniciativa que haya impactado en su trayectoria vital

M.A.- «Haz lo que debas y está en lo que haces» junto a «Quien no vive como piensa, acaba pensando cómo vive»

P.- ¿De qué está profundamente satisfecho?

M.A.- Para mí es difícil estar al 100 % satisfecho de algo, pero lo estoy sin duda de mis 5 hijos, con todas las alegrías y preocupaciones que nos regalan, y sobre todo de mi mujer.

P.- Un sueño

M.A.-¿Solo uno? Tener salud, tiempo y dinero para disfrutar con los que quiero. En el plano profesional, poder crear una ONG que ayude a la formación profesional y humana de chavales.

P.- ¿Cómo toma el café?

M.A.- Solo y sin azúcar, con mis compañeros de trabajo o con un poco de Baileys los domingos en familia.

Mercedes de la Rosa

Redactora Jefe de Capital Humano

Añadir comentario1Comentarios
Milagros|23/01/2020 16:01:02
En mi opinión, esta entrevista es muy didáctica, en muchos aspectos. Ha conseguido fijar mi atención sobre valores a tener en cuenta en el trabajo y en la vida: sencillez, inquietud, ganas de aprender, poner metas objetivas, mejorar día a día, implicarse y esforzarse para conseguir ser mejor cada día a nivel personal y profesional. Notificar comentario inapropiado
Queremos saber tu opiniónNombreE-mail (no será publicado)ComentarioWolters Kluwer no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista.
Introduce el código que aparece en la imagencaptcha
Enviar