Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
Ocultar / Mostrar comentarios

Celebrando la diversidad

Dinesen, Elena

Capital Humano, Nº 345, Sección Conciliación y diversidad / Tribuna, Septiembre 2019, Wolters Kluwer España

Portada

Elena Dinesen

Directora de RRHH de American Express

Estamos ante una sociedad cada vez más compleja y globalizada. Con la incorporación de la mujer al mercado laboral remunerado, la irrupción del fenómeno de las migraciones internacionales o el reconocimiento de derechos de minorías, se ha puesto sobre la mesa de las organizaciones la necesidad de gestionar la diversidad en un entorno de trabajo cada vez más flexible e inclusivo, tratando de customizar y personalizar en la relación con el cliente y el empleado.

En EEUU la diversidad étnica es muy relevante: caucásicos, afroamericanos, latinos, hispanos, indios-norteamericanos conviven en un país auténtico crisol étnico. Todo el mundo procede de otras culturas y se reconocen diversos. En Reino Unido también es relevante, en particular con la emigración asiática, siendo un fenómeno más relevante que en otros países.

En Europa, y en particular España, la diversidad presenta un gran componente de género, al que comenzamos a sumar otros como la funcionalidad o la edad/generación.

En definitiva, una organización debería representar «estadísticamente» las mismas reglas de diversidad, siendo un reflejo de la sociedad donde opera, entendiendo las dificultades y limitaciones que conllevan la búsqueda e inclusión de talento diverso.

Empleados de distintas nacionalidades, etnias, credos, culturas, orientación sexual etc, presentan distintas necesidades y diferentes expectativas personales que a su vez pueden representar una ventaja competitiva para la organización. Asimismo, se introduce, por primera vez, la necesidad de crear una fuerza laboral diversa para crear productos y servicios cada vez más variados.

«No es una moda ni es temporal. La diversidad es un fiel reflejo de la sociedad»

Por tanto, está claro que la diversidad y la apuesta por la inclusión no es una moda pasajera sino un concepto que ha llegado para quedarse en las organizaciones que empiezan a considerarlo una exigencia y necesidad empresarial clave para la sostenibilidad en el futuro. Esta gestión de la diversidad debe ponerse en marcha desde políticas firmes de personas que contemplen al individuo como única e irrepetible, más allá, incluso, del colectivo.

En Estados Unidos llevan décadas trabajando en este concepto, es parte del ADN de las grandes multinacionales exitosos, que tienen claro su impacto en los beneficios. Los Gobiernos Federal y Estatales llevan décadas exigiendo cuotas mínimas de participación y representación en los Consejos de Administración, en la cartera de clientes y de proveedores. Esto es una de las razones sin duda, que aceleró el proceso, si bien siempre seguirán existiendo mejoras a llevar a cabo y voces críticas para tener en cuenta. De hecho, según el estudio Diversity Matters de McKinsey de 2015, existe una relación lineal directa entre la diversidad y la mejor rentabilidad financiera, concretamente, por cada aumento del 10% en la diversidad racial y étnica en el alto equipo ejecutivo, los beneficios antes de intereses e impuestos (EBIT) son un 0,8% más altos.

«La diversidad a veces parece un Nice to have aunque es un claro factor de competitividad de las compañías»

Al final será tan fácil o tan difícil como reconocer que, desde los departamentos de recursos humanos de las organizaciones, debemos liderar este reto para buscar al mejor talento diverso que se alinee con la estrategia y cultura de la organización y del cliente para alcanzar los resultados y la apuesta clara por un mundo más sostenible y también, más justo.

Elena Dinesen es licenciada en Filosofía y Letras, cuenta con Máster de Digital Business por The Valley University y Programa de Desarrollo Directivo (PPD) por la IESE Business School. Actualmente es profesora asociada en el Máster en Bolsa y Mercados Financieros de la Escuela de Negocios de IEB y ha sido miembro del consejo asesor de IESE y ESADE, del Despacho Legal de Sagardoy y presidente del Consejo Recursos Humanos de la Cámara de Comercio Americana en España.

Tiene una larga experiencia profesional de más de 20 años en el área de desarrollo, talento y diversidad e inclusión. Ha sido directora de RRHH en Sacyr, Microsoft y, actualmente, en American Express, lo que le ha proporcionado un amplio y contrastado expertise en materia de Diversidad e Inclusión.