Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
Ocultar / Mostrar comentarios

Entrevista a Joan Montaner, Director General de Grup Montaner

“Las personas somos las grandes responsables de hacer que los cambios sucedan en las empresas”

  • 19-7-2019 |

    Mercedes de la Rosa

Mercedes de la Rosa

Redactora Jefe de Capital Humano

  • Grup Montaner, holding de empresas de RRHH ha encadenado un crecimiento positivo durantes los últimos años que les ha llevado, entre otras cosas, a aparecer el «FT1000», el ranking elaborado por Financial Times de las empresas que más han crecido en Europa. Joan Montaner, su Director General, analiza este avance y los desafíos a afrontar.
Portada

Grup Montaner, holding de empresas de recursos humanos, con una evolución positiva en los últimos 4 años muestra de la consolidación y expansión del grupo que registra un crecimiento acumulado del 229 por ciento desde 2014. Tiene presencia en 25 ciudades de España, Francia y Andorra con un total de 36 oficinas y 3.500 profesionales.

Joan Montaner, su Director General, explica que tienen tres marcas bien diferenciadas, Montaner & Asociados, Quality y TQ Servicios. Montaner & Asociados, la división de selección, consultoría y cambio, es la parte estratégica para su crecimiento futuro. «Desde hace varios años estamos invirtiendo en esta división de una forma muy fuerte porque creemos que es la que tiene el ADN de la compañía. Es donde hemos nacido hace más de 45 años. Estamos muy enfocados en buscar directivos y mandos intermedios porque estratégicamente esto nos ayudará a crear crecimientos sostenibles para el futuro. Nuestro objetivo es llegar a facturar 100 millones de euros en 2020».

Montaner&Asociados, es la marca emblema que da nombre al grupo y la primera empresa que se fundó en 1973. Está especializada en servicios de Gestión del Cambio, Selección y Headhunting. La firma encabeza la estrategia de la compañía con el área de Selección como pilar de entrada comercial y en 2018 ha conseguido un crecimiento en facturación del 136 por ciento. Montaner puntualiza que «a nivel cualitativo, el gran reto del área era aumentar el volumen de selección de perfiles directivos y mandos intermedios, objetivo que ha alcanzado en un 62 por ciento, respecto al 30 por ciento de 2017. En total, la firma ha crecido un 68,8 por ciento».

Por su parte, la línea de negocio de externalización (outsourcing), TQ Servicios, creció un 23,4 por ciento logrando una facturación récord en 2018 de 30,1 millones de euros. Entre los sectores estratégicos en los que opera esta unidad de negocio se encuentran la logística y el transporte, la alimentación (especial peso en sector cárnico), así como la industria y la hostelería. Quality, la tercera de las marcas del grupo especializada en la selección de trabajo temporal ha logrado una facturación de 39,1 millones de euros y un crecimiento porcentual que se sitúa en el 13 por ciento.

Joan Montaner asegura que «una muestra de esta evolución positiva y sostenida es la reciente inclusión de la compañía en el prestigioso ranking "FT1000", elaborado por Financial Times y Statista, por ser una de las 1.000 empresas que más ha crecido en Europa entre 2014 y 2017. Además, es la primera a nivel nacional del ámbito de los recursos humanos en aparecer en dicho ranking».

LIDERAZGO SECTORIAL

En el pasado ejercicio el sector cárnico ha consolidado el posicionamiento de liderazgo de Grup Montaner acompañado de una fuerte demanda de servicios tanto de la línea de negocio de trabajo temporal, como de externalización. Este sector ha supuesto una facturación de 26,2 millones de euros para la compañía, traducido en un crecimiento del 56 por ciento respecto a 2017. Otro sector destacado para el grupo es el sector hostelero que, tras su primer año como línea de servicio oficializada de Quality en Madrid y Barcelona, ha logrado llegar a 1,5 millones de euros de facturación. Dicha oficina, además, se ha posicionado como referente en hoteles de 5 estrellas y gran lujo. En total, entre trabajo temporal y outsourcing, el sector hostelería ha supuesto una facturación de 2,08 millones de euros para Grup Montaner.

En conjunto, este último año se ha cerrado con un volumen de más de 34.000 contrataciones realizadas (altas seguridad social) y se han empleado a 13.023 personas en Grup Montaner. De estas personas empleadas, 10.928 corresponden a la línea de trabajo temporal y 2.105 conforman las plantillas de Estructura (servicios centrales) y personal de outsourcing. «Nuestra visión es ser líderes en ofrecer oportunidades de éxito a personas y empresas y tenemos la misión de adaptarla a nuestro ADN en todos nuestros servicios. De aquí que sea tan importante para nosotros crecer de forma sostenida como seguir creando las condiciones adecuadas para que cada vez más personas puedan alcanzar sus objetivos a nuestro lado», comenta el Director General.

LA EXPERIENCIA TRM

Precisamente Joan Montaner ha pilotado un proyecto centrado en mejorar el employee experience de los empleados de trabajo temporal y outsourcing. Él mismo se infiltró como un empleado más en algunos de los centros con los que trabaja la compañía para conocer el día a día de los trabajadores y poder diseñar un proyecto que se basara en la mejora de la experiencia de los empleados en sus puestos de trabajo. Esta acción derivó a un proyecto denominado TRM (Trabajadores Relations Management), que ha mejorado el «on boarding» de estos trabajadores a través de un Plan de Bienvenida y la creación de la figura del «Embajador» en el centro de trabajo.

Montaner explica que «TRM es un proyecto que creamos en 2018 y que se ha extendido a todos, incluido el Comité de Dirección. Es una experiencia por la que ha pasado todo el Comité para que experimenten el trabajo que hacen nuestras personas, las personas que dan la cara cada día por nosotros. La experiencia "Trabajador Relationship Management" es un proyecto vivo que no se acaba solo con estos primeros pasos que hemos dado y que realmente han sido muy beneficiosos, tanto para el cliente como para el trabajador. Han mejorado nuestros indicadores de absentismo y de siniestralidad. Hemos conseguido con este proyecto que tanto cliente como trabajador se sientan más confortable en su puesto de trabajo y nos ha ayudado a muchísimas cosas dentro de la organización».

Pregunta.- ¿Los resultados obedecen a una estrategia definida o consecuencia de adaptarse a lo que demanda el mercado?

Joan Montaner.- Nosotros desde 2016, antes que se apreciara el repunte de la selección, ya apostamos por hacer de Montaner & Asociados el buque insignia del grupo. Es el que nos tiene que hacer diferenciarnos de nuestra competencia. Hay gente que viene de trabajo temporal y ahora quiere adaptarse a Recursos Humanos o a decir que tiene una empresa de Recursos Humanos. Nosotros no lo decimos porque ya lo somos y lo que queremos es que nuestras empresas de trabajo temporal y outsourcing lleguen a tener ese punto diferencial que hace que las compañías crezcan de una manera y no de otra. Nosotros creemos en las personas, por eso apostamos por la división de búsqueda y selección.

P.- ¿Cuáles son los puntos fuertes del crecimiento?

J.M.- Tenemos como misión ser líderes en dar oportunidades de éxito para personas y empresas. Esto, para nosotros, es buscar entre las personas lo que nosotros llamamos la «mirada apreciativa». El curriculum profesional es muy importante pero para nosotros son más importantes las skills porque son las que hacen que una división o una empresa funciones de una forma o de otra.

P.- Como empresa de Recursos Humanos, ¿qué parte de culpa han tenido los Recursos Humanos en el éxito?

J.M.- Toda. Nosotros decimos que todos somos uno. Es decir, somos una empresa donde lo que queremos es que lleguemos todos a la meta, no solo algunos. Esto viene de una expresión que utilizaba Mandela: «Tú eres tú gracias a los demás». Esta es la idea, que cuando nos ponemos una meta, un objetivo, aunque vayamos más lentos llegaremos todos.

P.- ¿Cuál es el aspecto más crítico para el éxito de la plantilla?

J.M.- Lo más importante es la actitud de las personas. Es el ADN de la compañía, lo que me trasladaron mis padres hace ya muchos años. Las personas somos las grandes responsables de hacer que los cambios sucedan en las empresas. A mí lo que más me gusta es provocar esos cambios para que las personas estén superalineadas a un proyecto y a una ilusión. Por eso tenemos muy claro cuál es nuestra visión, nuestra misión y nuestros valores. Al final, son estas cosas las que te hacen despertarte cada día para decir: trabajo en una compañía que crece, donde las personas son importantes y donde trabajamos cada día para mejorar.

«El curriculum profesional es muy importante pero para nosotros son más importantes las skills porque son las que hacen que una división o una empresa funciones de una forma o de otra».

P.- ¿Tener carácter familiar es una ventaja o un inconveniente?

J.M.- Yo le veo todas las ventajas. En nuestra estrategia comercial también vamos buscando ese tipo de cliente, un cliente de tamaño mediano. Nosotros decimos que es como nuestro «mirror» en el sentido de que se parece mucho a nosotros. Tiene inquietudes y problemas muy similares a los nuestros y les podemos ayudar de forma satisfactoria. Creemos que estamos convirtiéndonos en socios estratégicos del factor humano. Esa es nuestra razón de ser.

Un buen consultor detecta muchas cosas de una forma humana y, para nosotros, lo más importante es que nosotros trabajamos para y con las personas.

P.- ¿Una consultora mediana da la oportunidad de recurrir a estos servicios a empresas que no podrían llegar a contratar a las grandes consultoras?

J.M.- Correcto. Al final, nuestro cliente nos contrata por la proximidad territorial, que también es una parte de nuestra estrategia, y por la cercanía de hablar de CEO a CEO en el mismo idioma.

P.- ¿Un factor de éxito comercial ha sido el comportamiento de los sectores cárnico y hostelero. Recientemente se ha impulsado la creación de un Clúster de Conocimiento en el ámbito logístico. ¿El secreto está en buscar la especialización en nichos de mercado?

J.M.- Por supuesto. Con esa especialización consigues credibilidad hacia el cliente y lograr ser más eficiente. Podemos tratar mejor a las personas que van a trabajar en estos lugares pero siempre desde el punto de vista de la «mirada apreciativa», algo en lo que nos fijamos mucho. A una persona con una gran actitud, aunque no tenga tantos conocimientos técnicos, le puede ir muy bien si sus valores encajan con los de la empresa. En eso somos muy fuertes.

P.- ¿Cómo se concilia la visión a corto plazo de los candidatos jóvenes con la visión a largo plazo que debe tener una empresa en la planificación de Recursos Humanos?

J.M.- Esto es una realidad que tenemos que aprovechar. Hemos de conseguir que las personas que estén por proyectos se integren y estén lo más cómodas posible porque, si ahora están en tu proyecto, aunque se vayan a buscar otro tal vez en un par de años vuelvan a tu proyecto porque tienes otros méritos interesantes para su proyecto profesional. Aquí las empresas debemos ser realmente lo más atractivas posible para que las personas se sientan como en casa. Nosotros, cada año desde hace tres, hacemos un estudio de clima. Cada año va mejorando la satisfacción de pertenecer a Grupo Montaner. Para lograrlo cada día hacemos pequeñas cosas para que cada persona que esté aquí tenga ganas de continuar y que este sea un sitio donde la gente quiera quedarse.

P.- ¿La aplicación de la tecnología a una labora como la consultoría, incluida la de selección de personal, puede tener efectos negativos?

J.M.- No, para nada. La tecnología va muy bien para muchas cosas, pero nosotros, para nuestra forma de trabajar, nuestra visión y nuestra diferenciación está sobre en esta «mirada apreciativa». Y a día de hoy las máquinas esto no lo ven. Un buen consultor detecta muchas cosas de una forma humana y, para nosotros, lo más importante es que nosotros trabajamos para y con las personas. Evidentemente, hay bases datos o portales que nos ayudan muchísimo y nos facilitan el proceso, pero hay un elemento que es clave para nosotros y es conocer muy bien al cliente, con su visión, su misión, sus valores. Dónde quieren trabajar las personas, qué proyecto tendrán, cuáles son sus valores y su cualificación técnica. También hay procesos, como la digitalización de papeles y algunos otros, en los que la tecnología va a ser muy positiva.

Mercedes de la Rosa

Redactora Jefe de Capital Humano