Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
Ocultar / Mostrar comentarios

La Inteligencia Artificial y las Soft Skills

Molinero, Lourdes

Capital Humano, Nº 345, Sección Tendencias / Tribuna, Septiembre 2019, Wolters Kluwer España

Portada

Lourdes Molinero

Socio Director de Incipy

Esta revolución, con todo el mundo digital que forma parte de nuestro día a día, trae consigo una velocidad que, muchas veces, puede dar la sensación de que casi no hay tiempo para reaccionar y trazar un camino por el que movernos, tanto a nivel de empresa como personal.

Somos conscientes de que los niños que están ahora en los colegios, estudiarán carreras que no existen y desempeñarán trabajos que tampoco existen a día de hoy.

La Inteligencia Artificial ya forma parte de muchas de nuestras acciones cotidianas, tenemos asistentes en nuestros móviles y en nuestras casas, interactuamos con Chatboots, recibimos avisos en nuestros correos o aplicaciones, etc. A esto añadiremos que continuamente se pone encima de la mesa la cantidad de puestos de trabajo que se perderán con todos los avances tecnológicos…

Siendo todo esto cierto, yo pienso, sin embargo, que es un gran momento para el desarrollo de las personas. Eso sí, para aquellas que se decidan a vivir el momento que tienen delante y estén dispuestas a adaptarse con su esfuerzo personal.

Una vez inmersos en esta Cuarta Revolución Industrial, tanto trabajadores como empresas tendrán que adaptarse a todas las novedades que ello trae consigo

El otro día, pude ver una entrevista que le hacían a Ricky Rubio, jugador español de baloncesto que lleva 8 temporadas en la NBA. Decía Ricky que, curiosamente, cuanto más entrena y se esfuerza, ve que tiene más suerte. Es cierto que en la vida ha de haber un punto de fortuna, pero sin esfuerzo y constancia, esta fortuna se desperdiciaría.

Estos momentos de cambio continuo, exigen por nuestra parte un continuo afán de formarnos. No hablo tanto de formación formal, sino de esa curiosidad que nos ayuda a interesarnos por todo aquello que nos puede aportar algo para ser mejores profesionales y entender mejor todo lo que nos rodea. Aquí radica nuestra ventaja sobre la tecnología, sus avances y la Inteligencia Artificial.

En la vida puede venir con nosotros siempre la suerte, pero sin acompañarla con esfuerzo y formación no podremos lograr grandes cosas

Las empresas, en sus procesos de selección y en el desarrollo de sus empleados, buscan con gran afán, el nivel de las Soft Skills de los candidatos. Las competencias técnicas se identifican más fácilmente y, además, van cambiando y evolucionando pero, algo que sólo podemos hacer los humanos, es el desarrollo de esas habilidades interpersonales que son transversales a cualquier puesto de trabajo.

Se habla continuamente de la necesidad de centrarnos en el cliente, en su buena experiencia y lo mismo con los empelados. Para eso es necesario conocer bien al ser humano, entender sus reacciones, sus necesidades, intereses….Los datos que nos facilita el Big Data y el análisis de estos, junto con ese conocimiento de las personas, nos ayudarán a tomar las mejores decisiones posibles.

Los digital trae una nueva manera de trabajar y de relacionarnos dentro de las empresas. En este entorno las Soft Skills más valoradas y necesarias son:

  • Creatividad: Los robots optimizan la información que reciben peor las compañías necesitan colaboradores creativos que puedan plantear ideas para satisfacer necesidades futuras.
  • Empatía: Supone poder conocer el mundo emocional del otro. La inteligencia artificial puede recrear estados de ánimo, pero no crearlos. Un robot puede dar un abrazo cuando el otro hace un gesto de extender los brazos, pero nunca sabrá identificar si la otra persona necesita que le abracen.

    Las organizaciones necesitan personas que tengan empatía para comprender el mundo emocional de clientes, compañeros y empleados. Sólo así se podrá conseguir un estado de satisfacción que lleve a la consecución de mejores resultados.

  • Colaboración: Las metodologías Agile, están cada vez más presentes en las compañías. Esto requiere una capacidad de generar equipos colaborativos, pues en estos equipos cada uno tiene su expertise y el papel del líder es facilitar ese trabajo conjunto. Esa capacidad colaborativa es la que favorecerá el trabajo en equipo y la cultura colaborativa que sólo puede promover el líder humano.
  • Adaptabilidad: Una mente capaz de adaptarse es esencial para poder vivir y trabajar en el mundo actual. Lo digital hace que todo cambie a gran velocidad, los patrones de comportamiento humano, las continuas innovaciones tecnológicas, …todo se transforma y exige un continuo aprendizaje y desaprendizaje.

Los robots resuelven los problemas de acuerdo a pautas marcadas, tomando como base los haches pasados y la excepciones que puedan plantearse, pero siempre aparecerán nuevas situaciones que no contempla. Por eso, la adaptabilidad inmediata a las nuevas realidades es una Soft Skill esencial, ya que las soluciones previstas para resolver los problemas del pasado no resolverán los problemas del futuro inmediato.

Estas Soft Skills se pueden desarrollar. El cociente intelectual con el que nacemos es el que tendremos, pero la inteligencia emocional podemos irla desarrollando a lo largo de nuestra vida de manera continua.

No es la guerra del hombre contra la máquina, si no la utilización y enriquecimiento del hombre con el trabajo de la tecnología.