Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo

Vivir en el cambio implica comunicación

Mallo, Mabel

Capital Humano, Nº 345, Sección Tendencias / Tribuna, Septiembre 2019, Wolters Kluwer España

Portada

Mabel Mallo

Consultora y Account Managr en Grooooow

Han pasado 36 años desde que el Departamento de Defensa de Estados Unidos creó la red Arpa Internet, que con el paso del tiempo se conocería popularmente como Internet. ¿Cómo conseguimos adaptarnos a ese cambio llamado del «Milenio» que hoy en día consideramos imprescindible en nuestras vidas y en el funcionamiento de cualquier organización?

Simplificando mucho nuestra reflexión, podríamos argumentar que todo el mérito fue de las personas. Las que creyeron en sus posibilidades, las que salieron o mejor dicho expandieron su zona de confort y las que apostaron por la innovación y el cambio.

La tecnificación del cambio

Si hablamos de cambios, se puede decir que a nivel tecnológico, hemos conocido unos cuantos en estos últimos años. ¿Quién podría imaginar que un coche se conduciría solo o que un robot se encargaría del reclutamiento y la selección del talento en una organización?

Algunos de estos avances, impensables hace unas décadas, empiezan a coger peso en nuestro día a día y también en el de las empresas que cada vez más, conciben el futuro como algo inmediato y en constante evolución.

Vivir en el cambio, ahora mismo debe entenderse como una apuesta estratégica hacia iniciativas que suman y que tienen a bordo a personas que conocen, conectan y apuestan por esa transformación. Pero para que esto sea posible, os preguntaréis ¿cómo debemos hacerlo? La respuesta aunque pueda parecer simple, tiene su intríngulis: comunicando.

La comunicación en el centro

Para hablar de comunicación efectiva nos basaremos en la teoría de la comunicación humana de Watzlawick. Ésta plantea que los problemas de comunicación entre las personas se deben a que no siempre tenemos el mismo punto de vista que nuestros interlocutores.

Para ello, según Watzlawick, la comunicación adecuada depende de que se cumplan una serie de axiomas. Teniendo en mente que en caso de que alguno de ellos falle pueden producirse malentendidos comunicativos. Pero para que estos malentendidos no sean el caso de tu organización en cualquier iniciativa que plantees, te desvelamos 5 aspectos clave a tener en cuenta:

  • 1. Es imposible no comunicar: los seres humanos comunicamos aunque intentemos evitarlo. Tanto si hablamos, como si estamos en silencio, la comunicación está presente. Nuestros gestos, nuestras palabras, nuestras informaciones internas, nuestros movimientos…, comunican. Debemos tener en cuenta todos los detalles, si lo que queremos es que la comunicación esté presente en la organización de una forma transversal y transparente.
  • 2. Existen 2 niveles de comunicación: Watzlawick plantea que la comunicación humana se da en dos niveles, uno de contenido y otro de relación. El contenido es el que conocemos como la parte explícita del mensaje, aquello que transmitimos verbalmente. Mientras que el nivel de relación es el que supedita que interpretemos el mensaje de un modo u otro. Para que la comunicación sea efectiva es imprescindible que ambos niveles estén presentes.
  • 3. Sigue el modelo analógico-digital: relacionado con el punto anterior, este autor plantea que la comunicación tiene una modalidad analógica y otra digital. El primer concepto indica una transmisión cualitativa (relacional) de la información, mientras que a nivel digital el mensaje es cuantitativo (el mensaje se difunde o no). Si se cumple la primera de las modalidades, puede implicar que su interpretación sea menos precisa, pero más rica desde el punto de vista comunicativo.
  • 4. La teoría de la puntuación: Watzlawick consideraba que la comunicación (verbal y no verbal) tiene una estructura similar a la puntuación utilizada en la escritura. Lo que en la mayoría de ocasiones nos lleve a pensar que solo nuestro punto de vista es el correcto. Pero en realidad, este autor considera que las interacciones en la comunicación son circulares, es decir, tanto emisores como receptores tienen su papel dentro de la transmisión e interpretación del contenido a comunicar/mensaje.
  • 5. Interpreta la relación entre interlocutores: el autor de la Teoría de la Comunicación determina que existe una comunicación simétrica y otra complementaria en la relación entre interlocutores. Es decir, cuando ambos tienen un poder similar en el intercambio (conocen la misma información) hablaríamos de comunicación simétrica. Por el contrario, si no manejan la misma información se trataría de una relación complementaria. En esta última, de una forma más probable, si no se trata de forma adecuada, puede convertirse en el elemento que accione el sabotaje o la indiferencia comunicativos.

Esperamos que hayas tomado nota de estas propuestas y que sobre todo las tengas en consideración para cualquier cambio que tu organización impulse. Ya que como afirmaba P. Drucker: «El 60% de los problemas empresariales son consecuencia de una mala comunicación».