Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
Ocultar / Mostrar comentarios

Tendencias de conciliación que aumentan la productividad y el volumen de negocio

  • 3-9-2019 | Wolters Kluwer
  • Nueve de cada diez pymes aseguran que las políticas de conciliación con la vida familiar han mejorado la eficacia de sus empleados. Un 74% de ellas ha aumentado además sus ingresos.
Portada

La transformación digital brinda a las compañías más oportunidades que nunca para hacer posible la conciliación de la vida personal y laboral de sus empleados. Una política que ha demostrado a lo largo de los últimos años su impacto positivo en las cuentas de resultados. De hecho, según el informe “Empresas Humanas y Saludables” elaborado por la Fundación máshumano, un 89% de las pequeñas y medianas empresas que han implantado medidas de conciliación asegura haber conseguido una mayor productividad en sus empleados, mientras que el 74% reconoce haber aumentado su volumen de negocio.

A pesar de estas cifras, todavía muchas empresas siguen mostrando reticencias a la hora de aplicar medidas tendentes a mejorar el bienestar de los trabajadores. Según un informe de Sodexo, una compañía especializada en servicios de mejora de la calidad de vida, el 90% de ellos no pasa el tiempo deseado con su familia, mientras que un 45% considera que le faltan horas para ocuparse de sus actividades personales. Este desajuste puede provocar distintos problemas de salud en los empleados. El estrés es el más conocido de ellos y se le atribuye el 30% de las bajas laborales que se producen en España. La fatiga crónica, la falta de eficacia, la depresión o el insomnio son algunas de las alteraciones que también pueden sufrir los empleados que no son capaces de acompasar los distintos ámbitos de su vida. Pero, ¿cómo puede una empresa adaptar su dinámica de trabajo a las necesidades de la sociedad moderna? Estas son algunas de las tendencias que los equipos de recursos humanos están implantando en distintas organizaciones de nuestro país y que están demostrando tener mayor efectividad y retorno para la empresa:

La flexibilidad horaria

Aunque muchos convenios ya lo recogen, ofrecer la posibilidad de adaptar su jornada laboral en tiempos de entrada y salida es un pequeño gesto que puede suponer una gran ayuda para el empleado, sin ningún coste para la empresa. Esta medida puede beneficiar en gran medida a empleados que tengan hijos o personas dependientes a su cargo.

Implantación del teletrabajo

La posibilidad de trabajar desde casa es una de las medidas más apoyadas por los empleados y que, además, más directamente puede beneficiar a la empresa. Más allá de potenciar la productividad de la plantilla en un 69% de los casos, esta opción es capaz de reducir el estrés laboral en un 82% y, de esta forma, disminuir las bajas laborales en el largo plazo.

Beneficios e incentivos

La empresa puede proporcionar servicios destinados a satisfacer las necesidades personales del empleado, ofreciéndole además ventajas fiscales. De esta forma, se pueden ofrecer beneficios directos que inciden en su bienestar y en su poder adquisitivo. Buenos ejemplos son los cheques de comida, que puede suponer un ahorro de hasta 600 euros al año; el cheque guardería, que puede repercutir en un ahorro de hasta 3 meses al año en el pago del centro; o los seguros sanitarios.

El “smart working”

Se trata de llevar más allá los conceptos de flexibilidad horaria y teletrabajo, eliminando los puestos de trabajos concretos y los horarios. Esta medida pretende dar más responsabilidad al empleado, a través del uso de la tecnología, ofreciéndole decidir cuándo y cómo trabajar. El concepto tradicional de oficina desaparece, no hay plazas fijas asignadas y se eliminan algunos gastos derivados del espacio o los recursos no utilizados. El impacto en los trabajadores es que están más motivados y se sienten más valorados, lo cual mejora el alcance de objetivos, y consigue un mayor equilibrio entre vida personal y profesional en un 77,8% de los casos según Sodexo.

El Coaching y formaciones específicas en liderazgo

El coaching es un término que se ha puesto muy de moda en los últimos años, y que mejora la calidad de vida de los empleados, haciéndoles sentir más a gusto en sus puestos de trabajo. Un buen coach debe capacitar a las personas de una organización para conseguir sus objetivos, con la motivación y la satisfacción como claves para un mejor rendimiento. Aunque la figura del coach puede ser externa, también puede ser el jefe o CEO quien lidere estos procesos, con el fin de conocer mejor a las personas y fomentar la unión del equipo. Por eso han surgido multitud de cursos en liderazgo en los últimos años para puestos de gestión en las empresas. De hecho, el 73% de las empresas considera que saber dirigir a un equipo es la habilidad más importante en una compañía tal y como refleja el informe “Empresas Humanas y Saludables”.

Fomento del bienestar físico

Es una de las últimas tendencias en cuanto a conciliación, que está teniendo cada vez una mayor aceptación en las empresas. Se trata de llevar la filosofía “Mens sana in corpore sano” al trabajo mediante dinámicas integradas en los horarios de la empresa. El ejercicio y actividad física a través de pequeñas pausas para pasear, excursiones, jornadas deportivas u horas de gimnasio, son una buena forma de desconectar y liberar estrés. Además del beneficio para el estado físico y mental, y el tiempo que gana el empleado al no tener que hacer ejercicio al salir de la oficina, también beneficia la conciliación familiar. En muchas empresas se organizan este tipo de actividades incluyendo a familiares de los empleados para fomentar una mayor integración con la empresa y las buenas relaciones personales.