Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
Ocultar / Mostrar comentarios

La recuperación salarial: un reto de la economía 4.0

  • 30-9-2019 | Wolters Kluwer
  • A pesar del fin de la crisis financiera, en los últimos años, la progresiva caída de las tasas de desempleo no se ha visto correspondida con el incremento de los sueldos. Un informe de Hays, aconseja a gobiernos y empresas acabar con el subempleo y facilitar a los trabajadores la formación necesaria ante la llegada de la automatización.
Portada

Durante los últimos años hemos visto una caída generalizada en las tasas de desempleo mundiales. Sin embargo, los economistas siguen desconcertados por el estancamiento salarial que padecen los mercados a escala global: ¿cómo puede la oferta de habilidades mantenerse al día con esta demanda de empleo? Es precisamente la pregunta a la que trata de responder el último el informe Hays Global Skills Index, realizado en colaboración con Oxford Economics. Tras examinar la situación laboral de 34 países e investigar sus tendencias macroeconómicas, los investigadores han descubierto que estamos ante un cambio estructural en el mercado laboral que, junto al subempleo, tiene su origen en la crisis financiera mundial de 2008. Según Alistair Cox, CEO de Hays, "esto significa que los trabajadores tienen menos oportunidades de trabajo y compensaciones que no necesariamente se mantienen al ritmo de los crecientes costes y la inflación”.

El problema, subraya el informe, es que los efectos de la última recesión se suman ahora a los desafíos que plantea la revolución digital y la progresiva automatización de los procesos productivos, dentro de la denominada economía 4.0. El informe aconseja a los gobiernos y a las empresas asegurarse de que el mercado laboral esté preparado para la automatización a través de la capacitación y la mejora de los roles actuales, específicamente en habilidades que son menos vulnerables a las fuerzas de la tercerización y la automatización, como el pensamiento creativo y crítico.

En un contexto de creciente incertidumbre económica y progreso tecnológico continuo, subrayan, "los empresarios deberían invertir en formación a largo plazo, minimizar el subempleo a través de la asignación estratégica de capital humano y empoderar a los trabajadores para que tengan éxito en medio de las cambiantes condiciones laborales". En ese sentido el CEO de Hays apunta que “las tendencias a largo plazo tienen ramificaciones significativas para las partes interesadas, como las empresas, los responsables políticos y los propios trabajadores. Es crucial que en el futuro se invierta para alinear los roles de la tecnología, la productividad laboral y adaptarlo en consecuencia. De esta forma, los trabajadores podrán maximizar la productividad en conjunto, en lugar de en conflicto, con los avances tecnológicos”.

Según Cox, si los gobiernos no abordan los problemas globales del mercado laboral, con políticas de pleno empleo, y las empresas dan más prioridad al progreso tecnolóigico que al incremento de los salarios y la reteción de talento en un futuro cercano, corremos el riesgo de desalentar aún más a los trabajadores. "Para evitar una espiral fuera de control, los empresarios deben reevaluar colectivamente tanto el crecimiento salarial como las habilidades en el mercado laboral global ", concluye.