Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
Ocultar / Mostrar comentarios

Gestión del talento, el gran reto de las grandes empresas en 2020

  • 11-11-2019 | Wolters Kluwer
  • El cambio hacia organizaciones menos jerárquicas y más orientadas a equipos diversos exige que las empresas se adapten a nuevos modelos laborales capaces de atraer y retener el talento.
Portada

La gestión del capital humano es uno de los principales desafíos a los que se enfrentarán las empresas europeas en 2020. Así lo confirma el informe anual Risk in Focus 2020. Hot topics for internal auditors que cada año realizan el Instituto de Auditores Internos y otros siete institutos homólogos europeos, con el objetivo de identificar los principales riesgos que deberán abordar las grandes compañías el próximo año y asegurarse de que estarán bien gestionados. El informe recoge la opinión de más de 500 directores de Auditoría Interna de las principales multinacionales de Europa.

En esta nueva edición aparece, por primera vez y en octavo lugar, la preocupación por los Recursos Humanos. La cuarta parte (27%) de los directores de Auditoría Interna consultados identificó la gestión del personal laboral como uno de los principales retos a abordar por las compañías en 2020 y un tercio (37%) hizo referencia a cuestiones como la gestión del talento, la escasez de personal cualificado y el desarrollo de futuros modelos organizacionales como intereses prioritarios.

El informe también desvela que se está dedicando menos atención a este aspecto de la que se debería en las agendas de las empresas. El cambio de paradigma hacia organizaciones empresariales menos jerárquicas y más orientadas a equipos mix generacionales demanda una mayor atención. Las compañías deben adaptarse a los cambios laborales que se están produciendo y ser capaces de atraer a las nuevas generaciones e integrarlas con los trabajadores seniors, así como de retener el talento.

EL IMPACTO DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS 

Son varios los factores que han hecho que la gestión de los recursos humanos aparezca como uno de los principales retos a abordar. Por un lado, las tecnologías emergentes han cambiado la naturaleza del trabajo haciendo obsoletas algunas tareas al tiempo que se generan otras nuevas para las que hay escasez de personal cualificado y, por otro lado, la automatización y las primeras aplicaciones de la Inteligencia Artificial están transformando los empleos, contribuyendo a la eficiencia y a la reducción de los costes. Las empresas se enfrentan ahora a la incógnita de cómo afectará la tecnología al trabajo de sus equipos ya que se estima que la mitad de las actividades laborales actuales son técnicamente automatizables.

ESTRATEGIAS

Las organizaciones también deberán adaptarse para cumplir con las expectativas de una sociedad cada vez más dinámica e innovadora. De hecho, ya hay muchas empresas que tratan de adoptar manuales estratégicos de las start-ups para mejorar sus resultados. Es necesario cerrar la brecha de las capacidades digitales y asumir una estrategia adecuada de gestión del talento a largo plazo porque serán desafíos clave en los próximos años.

Para la elaboración de este informe, los institutos de auditores internos de España, Alemania, Bélgica, Francia, Holanda, Italia, Reino Unido e Irlanda y Suecia han recopilado la información aportada por más de 500 directores de Auditoría Interna de las principales organizaciones del continente. En total se han realizado 46 entrevistas en profundidad y se han respondido 528 cuestionarios entre los directivos de los países participantes. Los resultados que arroja este informe son imprescindibles para que las áreas de Auditoría Interna, y por tanto las propias empresas, identifiquen los riesgos (y oportunidades) clave a los que se enfrentan para abordarlos adecuadamente.

Los temas del informe Risk in Focus 2020. Hot topics for Internal auditors son aplicables en todos los sectores y países ya que, aunque la investigación se ha llevado a cabo en Europa, la mayoría de los directores de Auditoría Interna que han participado en el informe pertenecen a empresas multinacionales.