Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo

El arte de amargar a los equipos (II): claves de éxito

González, Carlos

Capital Humano, Nº 348, Sección Crecimiento profesional / Tribuna, Diciembre 2019, Wolters Kluwer España

Portada

Carlos González

Partner de Navitas for Change

«La vida se desarrolla donde fluye la empatía», eso creo.

Espero que sigas prosperando desde la última tribuna en ese reto sin par de amargar por doquier. En este proceso de excelencia amargadora tenemos todavía algunas mejores prácticas que compartir:

Axioma 7: Si ves a alguien progresando por la senda de la Amargura, exprésale tu indiferencia. Cuídate de las neuronas espejo, son muy traicioneras. Pueden llevarte a hacer cosas que no quieres: preguntarle a alguien qué le pasa, si necesita ayuda, si necesita apoyo… Evita la tentación de ser empático. Tendría efectos adversos, las personas podría ver algo de luz o de esperanza. Podrían incluso pensar que la gente de tu equipo es importante para ti o que les aprecias.

Axioma 8: NO desaproveches ninguna oportunidad de desinflar el buen rollo del equipo. Imagínate que celebran cumpleaños, que se felicitan por los logros, que se alegran por el nacimiento de un nuevo hijo, o porque estrenan algo nuevo, o han conseguido algún sueño… No permitas que se celebre. Sería un mal precedente. Cada uno a lo suyo, a centrarse en el trabajo, 100%, que para eso se les paga… Imagínate que pierden 15’ celebrando y haciendo piña… Un desastre para la productividad.

Axioma 9: Y si piden algo de luz, orientación, feedback …Ni se te ocurra. Aunque te lo supliquen. Es muy muy peligro. ¿Feedback? Para que sepan por cómo mejorar, o cómo enfrentar una situación. Ni en broma. Que sigan así, desconcertados. Que ya son mayorcitos y la gente tiene que venir ya preparada para todo. Y si no te queda más remedio —imagínate que hay un inspector de trabajo— y te ves obligado a ello, que el feedback sea impreciso, comparativo, cargado de prejuicios, confuso… Es la forma de convertir una amenaza en oportunidad.

Axioma 10: Amenaza con mensaje sobre el futuro incierto que se aproxima a toda velocidad y en el que sólo sobrevivirán los más fuertes y sumisos. Diles eso de «y si esto no te gusta, ya sabes, busca algo fuera si tan bueno te crees. Ya verás que frío hace ahí fuera». Esto tiene además un efecto mucho más devastador si el entorno es de cambio del ciclo económico o hay dudas sobre la marcha de la economía.

Te prometo que, con estas pautas, bien aplicadas, día a día, a lo largo de todo el ciclo de vida del empleado, te convertirás en un amargador de equipos excelente. Un crack. El CRACK. El terminator de los equipos.

Y, ya que somos directivos, empresarios, managers… orientados a la eficiencia, el logro, la rentabilidad… analicemos el retorno de la inversión, de todo este esfuerzo inversor de Amargar al Talento:

  • Más absentismo.
  • Más rotación.
  • Menos compromiso.
  • Menos energía.
  • Menos innovación.
  • Menos compañerismo.
  • Menos orgullo de pertenencia.
  • Menos resiliencia en los equipos.

CREAR EQUIPOS

¿Sigo? Hay muchos más. NOOOOOOOO —espero que estemos gritando todos—. ¿Para qué, entonces, estas prácticas de liderazgo y gestión? ¿Y, por qué se dan tan frecuentemente?

Crear equipos implicados, felices, comprometidos, más resilientes, innovadores parte radicalmente de los principios contrarios. No aguanto más esta ironía. Liderar equipos de alto desempeño implica:

Principio 1: gestiona de forma honesta las expectativas y sé congruente con tus promesas (sean objetivos, recompensas, recursos, plazos, prioridades). Incumplirlos significa perder la confianza, pilar del liderazgo.

Principio2: acompaña a tus equipos. Liderar tiene mas que ver con Servir que con que te sirvan. Propón una visión sostenible y responsable de los retos a alcanzar.

Principio 3: reconoce el esfuerzo de las personas, sus progresos. Se generoso. Tanto si van al ritmo esperado como si se quedan por debajo. Especialmente en estos casos.

Principio 4:crea un ambiente de cercanía y compañerismo. Favorece que se cree una atmósfera de cuidado mutuo y de alegría compartida.

Principio 5:ofrece y recibe feedback con generosidad, valentía y humildad. Es la gran estrategia para seguir aprendiendo y mejorando. Aprende de tus colaboradores y apóyales a crecer y hacerse aun mejores profesionales. Transmíteles el mindset que todos podemos crecer, desarrollarnos y hacernos mejores personas y profesionales

Principio 6: cuida las condiciones de trabajo. Cuida el entorno de las relaciones donde ha de crecer el talento y, también la productividad, la rentabilidad, beneficios…

Principio 7:practica la empatía, la afiliativa y la cognitiva. Ponte en el lugar de los otros no solo para simpatizar con ellos, también para comprender desde la razón y el corazón como servir mejor a tu equipo.

Principio 8:practica la alegría. La alegría genera mejores ambientes, relaciones y desempeños. Es contagiosa y genera neurotransmisores que nos ayudan a ser más creativos, más energéticos. No me imagino a ningún profesional con un gran desempeño alcanzando grandes estándares desde la tristeza.

Principio 9:espera mucho de las personas con las que te relacionas. Compártelo con ellas. Hazles presente que te sientes orgulloso de compartir vida profesional con ellas. Rétales a que esperen mucho de ti, que te animen y te exijan. Que te reten a crecer como líder y como compañero.

Principio 10: práctica con el ejemplo: se cercano, ayuda, comparte tus momentos de alegría y disfruta de la de otros. Empatiza. Se compasivo. Practica la ecuanimidad.

Esta tribuna, irónica y reivindicativa porque está basada en hechos reales y principios científicos, pretende una vez más despertar el ansia por un mundo del trabajo basado en la empatía, la compasión, la ecuanimidad y la alegría. Depende de nosotros. Es nuestro auténtico trabajo como líderes. La función técnica la podrán hacer algoritmos, autómatas y otros descendientes de la IA; ¿pero la fuerza y el compromiso asociado a la inteligencia emocional?

Mientras tanto, y para terminar a la inversa de la tribuna anterior: practica con el ejemplo y potencia tu alegría, tu empatía, tu ecuanimidad, tu compasión. Será seguro contagioso y te llevará al éxito: construir equipos altamente comprometidos y talentosos.