Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
Ocultar / Mostrar comentarios

Liderazgo de quinta generación

Ventosa, Montse

Capital Humano, Nº 348, Sección Crecimiento profesional / Tribuna, Diciembre 2019, Wolters Kluwer España

Portada

Montserrat Ventosa García-Morato

Directora Talento, Cultura y Experiencia Universidad Tecmilenio. Co-fundadora de Grooooow

Según un estudio de World Economic Forum 2015, el 86% de los líderes consideran que existe una crisis de liderazgo, lo cual coincide con Barbara Kellerman profesora estadounidense de liderazgo público, actualmente en la Escuela de Gobierno John F. Kennedy de la Universidad de Harvard cuando afirma «llevamos 40 años fallando en el liderazgo como habilitador de la condición humana». Lo cual podría explicar que el 50% de las personas afirmen que la decisión de abandonar su empresa fue por tener un mal jefe y que sólo 3 de cada 10 empleados estén «enganching» en su trabajo según Gallup. Es decir el liderazgo está quemando al talento…..tanto que la OMS ha declarado el estrés laboral como una epidemia que cuesta más de 300 billones al año sólo a Estados Unidos y que tiene su origen en el lugar de trabajo.

Según otro estudio de Gallup sólo el 18% de los líderes tiene capacidad de generar culturas donde las personas puedan ser felices, y el coste de esta falta de liderazgo cuesta a Estados Uidos 550 billones al año, a pesar de que, como menciona un estudio de Deloitte, cada año se invierten más de 46 billones de programas de liderazgo. Es fácil ver el bajo ROI, retorno de la inversión, de cómo estamos equipando a los líderes para un futuro que ya está aquí. Como anticipaba en 1979 el futurista Alvin Toffler en su libro Future Shock «los analfabetos del siglo XXI no serán quienes no sepan leer o escribir, sino quienes no sepan aprender, desaprender y reaprender». Esa debe ser la principal misión de los líderes de quinta generación.

El primer desaprendizaje es el de pensar que el líder es un super héroe, con un gran ego que alimentar o con todas las respuestas. El liderazgo de quinta generación no vive dentro de los líderes, sino en la interacción entre líderes y personas de su equipo. El líder no debe aprender una nueva forma de ser, no debe cambiar quien es. La misión principal del líder no es a gestión de personas, incluso si me apuráis ni tan siquiera la gestión de sí mismo: el líder de quinta generación debe aprender una nueva forma de relacionarse. Porque en una era de alta volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad el liderazgo no es personal y exclusivo de unos pocos, sino relacional e inclusivo de unos muchos, el liderazgo es cosa de todos.

El liderazgo de quinta generación no vive dentro de los líderes, sino en la interacción entre líderes y personas de su equipo

Para desplazar el liderazgo obsoleto y repelente del miedo, al liderazgo de quinta generación atractivo y de la confianza hay 5 consejors para gestionar ese espacio de interacción en el que viven las relaciones entre líderes y su equipo, de forma que se cree una cultura con la persona en el centro y que genere florecimiento humano, así como crecimiento sostenible y mejores resultados para las organizaciones:

  • Positivamente: combatir el sesgo de concentrarse en lo que no funciona, en los errores, fracasos y en las debilidades , complementandolo con la capacidad de ver lo que sí funciona, lo que sale bien, los éxitos y en las fortalezas. Si además le pones una sonrisa, estupendo.
  • Resilientemente: la mentalidad de crecimiento Microsoft ha demostrado que crea culturas resilientes y antifrágiles que pueden impulsarse con una comunicación que deje poco espacio a la elucubración aportando significado y construyendo confianza. La única forma de crear relaciones resilientes es a más demanda, más apoyo y seguridad psicológica es necesaria.
  • Apreciativamente: el primer paso para apreciar al otro en una relación, es verle, una visión libre de etiquetas y asunciones que pueden llevar a limitantes estereotipos. Es necesario preguntar más que asumir y reconocer los pequeños detalles, los grandes, los fracasos y los éxitos. Con mucha H, la de Humanidad, Humildad y Humor.
  • Con cambia-habilidad: la flexibilidad cognitiva es una de las competencias más buscadas en la nueva era y no es nada nuevo. Darwin ya decía que no eran las especies más fuertes las que sobrevivían, ni las más inteligentes, sino las que más se adaptaban al cambio.
  • Con auto-conocimiento: que todo empieza por uno mismo, tampoco es nada nuevo, pero que aún nos es más fácil ver la paja en ojo ajeno que la viga en uno propio sigue siendo un mal que limita el crecimiento de personas y organizaciones. La solución es sencilla: antes de mirar hacia fuera, mira un momento hacia adentro.

La 5ª Revolución del Liderazgo implica construir un nuevo paradigma con propósito que consiga construir un ecosistema de bienestar donde líderes que son su mejor versión inspiran a sus personas a que su talento florezca en lugar de quemarse, como está pasando. Y que generen valor a las personas que son más felices en su trabajo, a las organizaciones que aprenden y a sociedades más saludables.