Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
Ocultar / Mostrar comentarios

Deja de quemar talento antes de que se agote: di hola a la Talentabilidad

Ventosa, Montse

Capital Humano, Nº 349, Sección Crecimiento profesional / Tribuna, Enero 2020, Wolters Kluwer

Portada

Montserrat Ventosa García-Morato

Directora Talento, Cultura y Experiencia Universidad Tecmilenio. Co-fundadora de Grooooow

Antes de VUCA la gestión del talento solía centrarse en el 10% de alto potencial. Hoy para afrontar un entorno de cambio exponencial, necesitamos virar nuestras estrategias de talento hacia el 100% de nuestras personas. Porque cada persona que forma tu organización tiene el potencial de impactar en tus clientes, y en tus resultados. De ti depende que ese impacto sea positivo o negativo y que tu organización frene o acelere su crecimiento como consecuencia.

LA QUEMA DE TALENTO ESTÁ EN TODAS PARTES

Piensa en la quema como la eficiencia de la gasolina. El talento, al igual que el combustible en un automóvil, se puede utilizar de una manera más o menos eficiente. Si se usa bien, puede llegar más lejos. Usado imprudentemente se agota más rápido y es más caro.

La quema de talento ocurre cuando se desperdicia el talento de tu gente. Cuando su reserva de talento potencial no se utiliza de manera efectiva. Hoy, el 80% de las personas dice que no usa todo su potencial en su trabajo.

Pero, a medida que aumenta el ritmo del cambio se hace más difícil ser talento-eficiente. El riesgo de quemar talento aumenta. Con más que hacer. Más información. Más demanda. Más necesidad de agilidad.

EL 80% DEL TALENTO ESTÁ DESPERDICIADO

Cuando leemos que sólo 1 o 2 de cada 10 empleados está motivado, enganchado —según estudios como el de Gallup o Ipsos Mori— es fácil quedarnos en la cifra. Pero si paramos un minuto y reflexionamos. Imagínate una sala con 100 de tus empleados, en el mejor de los casos sólo 20 de ellos esta motivado para ser su mejor versión. 80 personas no están dando lo mejor de sí mismos, no están liberando su talento, qué desperdicio.

No es opcional, no te lo puedes permitir. Porque hoy en día tenemos que hacer más que nunca para crecer, necesitamos que nuestra gente libere todo su potencial. Pero el 80% de las personas no aplica todo su potencial en su trabajo. Los costes para las organizaciones, los empleados y la sociedad son demasiado grandes para ignorarlos.

La experiencia del empleado no es cosa de RRHH, es cosa de todos, porque cada decisión que se toma puede empujar hacia la quema o el florecimiento del talento

LA QUEMA DE TALENTO SALE MUCHO MÁS CARA DE LO QUE PARECE

La Organización Mundial de la Salud ha declarado el estrés como una epidemia. Y los expertos han declarado el lugar de trabajo como fuente de infección principal del estrés. Así, la quema de talento, genera la quema de tu productividad, que los expertos valoran hasta en 1.000 billones globalmente. Esto deriva en una quema de tu cultura positiva que deriva en una cultura tóxica que frena en seco tu capacidad de adaptar la organización a las demandas actuales, un 52% de las empresas de Fortune 500 han desaparecido en los últimos 15 años. Y esa quema de cultura deriva en una quema de tu marca, que puede hacer realidad la peor de tus pesadillas, que el talento quemado no se marche, sino que se quede.

PON UN TOQUE DE TALENTABILIDAD EN TU DÍA A DÍA

Como líder, necesitas el buy-in y la proactividad de tu gente. Pero, las cosas que necesitamos que nuestros equipos hagan se acumulan más rápido que su capacidad de cambiar. Y eso no se consigue con campañas, se consigue en el día a día. La experiencia del empleado no es cosa de RRHH, es cosa de todos, porque cada decisión que se toma puede empujar hacia la quema o el florecimiento del talento. Tú eliges.

Cuando menos de la mitad de las personas participan. Todos sufren. La participación promedio de los empleados en proyectos en el lugar de trabajo es inferior al 50% y, en muchos casos, lamentablemente es mucho menor. A menudo el equipo dedica grandes dosis de tiempo, recursos, para lanzar ese proyecto, esa política, ese programa que aumentará los nivles de engagement, pero entonces llega el momento de la verdad... y ahí está esa terrible ambivalencia, esa indiferencia, esa falta de entusiasmo e involucramiento, esa apatía que limita el crecimiento.

La talentabilidad, es la capacidad de que en el momento de la verdad cuando esas prácticas, políticas, programas o proyectos en los que llevas tiempo trabajando lleguen a tus empleados, lo hagan listas para impactar positivamente y generen atracción no repelan al talento, y lo quemen. Para ello hay que construir nuevos paradigmas:

Con TalentabilidadComo siempre se ha hecho….
Comunidades Digitales centradas en el «comportamiento»Transformación digital enfocado en «las herramientas»
Movimientos de Cambio centrados en la «colaboración»Gestión de Cambio enfocado en «cascadear»
Implementadores de Estrategia centrado en "Por qué» -BITEstrategia nueva enfocada en «EBIT»
Imán de Talento centrado en «crecimiento»Marca empleadora enfocada en «condiciones» y beneficios
Inclusión y Diversidad centrado en «autenticidad»Programas de diversidad enfocados en «diferencias» que crea nuevos silos
Comportamientos Valiosos centrados en «acciones»Valores Corporativos enfocados en «palabras»
Conversaciones centrada en «colaboración»Encuesta empleados enfocada en «datos»
Content Engagement centrado en «conexión»Comunicaciones internas enfocadas en «decir» y politiqueo

Tabla elaborada por Grooooow.

Talentabilidad está al alcance de tu mano, tu capacidad para que tus prácticas, políticas, programas o proyectos impacten positivamente en tus personas y éstas decidan liberar su talento, o no... Tú decides, crecer o creceeeeer.