Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
Ocultar / Mostrar comentarios

La igualdad de género, principal objetivo ODS para las empresas españolas

  • 27-1-2020 | Wolters Kluwer
  • El IV Barómetro DCH sobre la Gestión de Talento en España, elaborado por EAE Business School y DCH, revela que la igualdad es la meta de desarrollo sostenible que más esfuerzos está acaparando por parte de las empresas españolas.
Portada

La escuela de negocios EAE Business School ha presentado como partner investigador de DCH – Organización Internacional de Directivos de Capital Humano- los resultados obtenidos del IV Barómetro DCH sobre la Gestión del Talento en España, con el objetivo de conocer la valoración que tienen los directivos de capital humano de las grandes empresas españolas – un total de 200- en torno a los proyectos y tendencias más destacados en la Gestión de Talento en todas las áreas de los Recursos humanos. El informe presentado en Madrid concluye que la igualdad de género (22%) es el objetivo de desarrollo sostenible (ODS) fijados por Naciones Unidas en 2015 que más implementan las empresas, seguido por el objetivo de salud y bienestar (18%), mientras que los ODS con menor porcentaje de implementación son los de paz, justicia e instituciones sólidas (1%) y vida submarina (1%). Sin embargo, el 4% de las empresas no implementará ningún ODS.

“La importancia de incluir los ODS en la investigación radica en que son una guía que permite a las empresas identificar si su impacto social, económico y medioambiental aporta valor a la sociedad. De esta manera ayuda también a consolidar su reputación y sus relaciones con los distintos grupos de interés y en especial con la Gestión del Talento en todas sus dimensiones”, explica la autora del estudio, la profesora doctora investigadora, Pilar Llácer.

Los resultados obtenidos en la dimensión Atracción han revelado una disminución del 8,1% con respecto a los años anteriores de las contrataciones de perfiles Junior (37,9%), seguido de un 33,3% en perfiles de Middle Management y, por último, un importante incremento de un 9,8% en contrataciones de perfiles Senior. “La tendencia ha tenido cambios con respecto a los estudios anteriores por lo que se deduce que en 2019 las empresas apostaron por incrementar y/o mantener su plantilla en los diferentes niveles jerárquicos”, explica Llácer.

Respecto al porcentaje de contrataciones por departamento, las áreas con mayor incremento de personal son: Comercial, Operaciones y Logística con el 18% (disminución de esta última del 5,76% frente al año anterior); Tecnología con un 17%, lo que muestra un aumento de un 4,5% con relación al 2018 y, por último, Finanzas con un 15%. Por su parte, Marketing representa el 14% del total de contrataciones.

Por otro lado, los programas de incorporación de Talento Junior forman parte del 54% de las empresas, mientras que el 32,5% no lo realiza. Sin embargo, los programas de recolocación o transformación digital del talento más senior solo se implantan en el 24% de las compañías, cifra que ha aumentado 2,26 puntos respecto a 2018. “Esto supone un reto para las organizaciones ligado a sus programas de responsabilidad social corporativa y al talento con más experiencia en la organización”, indica Llácer.

LOS GRADOS Y MÁSTER MÁS DEMANDADOS POR LAS EMPREAS

En cuanto a los grados y master más demandados, Administración de Empresas e Ingeniería (20% respectivamente), con un ligero incremento en torno al 4%, se siguen posicionando como las opciones más demandadas. En segundo lugar, se encuentra IT (16%), seguido de Economía (10%). Respecto a los masters, MBA (29%), Gestión de Proyectos (21%) y Marketing y comercial (18%) son los más buscados por las empresas. Con respecto al año 2018, Recursos Humanos descendió en un 8% y MBA aumentó un 2,9%.

De los factores que considera que hacen a la empresa atractiva para trabajar, destacar el ligero incremento de las políticas de flexibilidad y conciliación con un 14% frente a la carrera profesional (13%). El aumento en casi un 2% de la Tecnología que usa la empresa, confirma el impacto de la transformación digital en las organizaciones. En cuanto a las acciones de Employer Branding, sigue la tendencia de uso de Redes sociales con un 28%. Destaca, con un incremento de más de 6 puntos, el uso de patrocinios para posicionar la marca. Respecto al grado en el que los empleados pueden hablar bien de la empresa y ser embajadores de la marca, se ha introducido una ligera modificación en cuanto al tiempo verbal, del condicional al presente. Esto ha revelado un sorprendente descenso de un 20%. “Los motivos pueden deberse a los actuales entornos de incertidumbre política, social y económica”, concluye Llácer.

Por otro lado, el 60% de las empresas encuestadas ha implementado programas de gestión de la diversidad – cifra que mejora un 11,11% respecto al año pasado- mientras que un 40% no lo ha implementado. La política de diversidad de género es la más implementada con un 37%, le sigue la gestión de la discapacidad e inclusión en un 28%, la diversidad generacional un 19% y, por último, la diversidad cultural en un 16%.

EL SALARIO EMOCIONAL

En el apartado de “Vinculación”, el estudio revela que un 70% de empresas cuenta con políticas para la Gestión del Compromiso y Fidelización de los empleados, mientras que el 22% no las tiene. Para la gestión del compromiso, los aspectos clave son la Carrera Profesional (17%), las políticas de flexibilidad y conciliación (16%) y un estilo de liderazgo más cercano (14%). En cambio otros factores como Instalaciones (2%), políticas de inclusión y discapacidad (3%) o Sostenibilidad y Medio ambiente (3%) son menos importantes, según muestra el estudio.

Respecto a los sistemas de compensación, las áreas con mayor retribución variable son Dirección General y Comercial, con un 15% respectivamente, y el área de Recursos Humanos con un 14%. En este apartado se introdujo una nueva pregunta relacionada con el “Salario Emocional”, en la que se destaca que un 44% de las empresas ha desarrollado políticas de horarios flexibles y un 27% teletrabajo.

En la gestión de la experiencia del empleado, el 46% no ha diseñado una política o estrategia de Gestión de la experiencia del empleado, mientras que el 44% sí cuenta con ellas.

En relación a la dimensión “Desarrollo”, se mantiene el uso de los programas de High Potential en un 61%, en especial para posiciones de Middle Management (42%), Junior (31%) y los top (28%). Las empresas siguen desarrollando planes de carrera para los empleados (55%), aunque ha bajado siete puntos respecto al año pasado.

En los tipos de formación que se imparten en las empresas destaca la modalidad presencial con un 38,76%, lo que supone una disminución del 6,91% con respecto al año 2018, seguida de la formación online con un 34,27%, con un aumento significativo del 22,46% en comparación al año anterior, y de la formación blended con un 26,97% descendiendo un 16.03%. “El uso de esta modalidad de formación puede ir asociado a las políticas de flexibilidad y conciliación”, asegura Llácer.

LA ENTREVISTA DE SALIDA DE LA EMPRESA

Por último, en cuanto a la dimensión “Desvinculación”, el informe muestra que desciende en un 13,5% el número de empresas que hacen entrevistas de salida, que son un 77,84%. “Esta bajada del número de entrevistas de salida presenta un gran reto para las empresas ya que es fundamental conocer los motivos por los que los colaboradores se van, así como de poder vincularles como embajadores de la marca”, indica Llácer.

En este sentido, un 48% de las empresas no realiza ningún tipo de comunicación con sus ex empleados, aunque se observa una notable mejora respecto al año anterior. Un 11,77% mejoró su comunicación sobre todo a través de Redes Sociales y Newsletter.

Por último, el estudio indica que el principal motivo para cambiar de empresa continúa siendo la falta de carrera profesional con un 24,88%, seguido del salario con un 23,92%, el estilo del liderazgo 13,16% y destaca la subida de la falta de reconocimiento (11,48%) como uno de los aspectos clave en el compromiso.