Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
Ocultar / Mostrar comentarios

El Big Bang de la Robótica... ¿Desertización laboral?

Ruiz Ayuso, Pilar

Capital Humano, Nº 350, Sección Tendencias / Tribuna, Febrero 2020, Wolters Kluwer

Portada

Pilar Ruiz Ayuso

Business Developer/AI Consultant de Ibermática

¿Acabarán los robots con nuestros trabajos? ¿Viviremos en un mundo en el que las máquinas ocuparán la mayoría de los empleos? ¿Cómo nos afectará este Big Bang de nuevas tecnologías a la que conocemos como la cuarta revolución industrial?

Bien, estas cuestiones, con la llegada de la nueva revolución tecnológica, nos las estamos planteando más de uno de nosotros, y es que con la imparable expansión del proceso de innovación y la llegada del avance tecnológico en torno a tecnologías disruptivas como la robótica e inteligencia artificial, nos están trayendo nuevas formas de trabajar, nuevas formas de comunicarnos y expresarnos, pero también, están generando una gran incertidumbre entre la población.

Esta incertidumbre, está conllevando opiniones diversas, las negativas apuntan que estas tecnologías fomentarán un declive en la contratación de personas, destruyendo millones de empleos y creando otros nuevos, aunque no los suficientes, y las positivas indican que podrán potenciar y desarrollar las habilidades necesarias para que las personas trabajen en empleos de mayor valor, dejando a estas tecnologías las actividades físicamente extenuantes, repetitivas y monótonas.

LA SUSTITUCIÓN DE LOS EMPLEOS POR ROBOTS EN CIFRAS

Según un estudio del Foro Económico Mundial (FEM) llamado «El Futuro del Trabajo 2018», donde se analiza el impacto de la automatización y de las nuevas tecnologías, indica que la tecnología de hoy en día, tiene suficiente potencial como para destruir el 25% de los trabajos actuales, y que en el año 2025, más de la mitad de los empleos serán reemplazados por tareas realizadas por máquinas.

Es sorprendente saber que a día de hoy, ya un 25% de empleos puedan ser sustituidos por máquinas, cuando parecía ser un futuro a medio-largo plazo, cuando pensábamos que podían verse afectados nuestros empleos actuales.

Como vemos, la revolución tecnológica de los robots, está avanzando a pasos agigantados, y se están integrando en nuestro día a día laboral. Ejemplos donde podemos ver la rapidez de cómo este tipo de tecnologías están avanzando exponencialmente, modificando nuestro entorno, son el uso de robots industriales, vehículos sin conductor, drones o los robots camareros.

Debido a esta inclusión tecnológica, actualmente se pueden automatizar multitud de trabajos, siendo muy fácil sustituir a hombres y mujeres por robots, donde la pérdida de empleo afectará principalmente a los puestos que requieran trabajo físico y aquellas labores más rutinarias como de las áreas de administración, contabilidad o en sectores como el hostelero, el agrario o el industrial. Además, este impacto, será mucho mayor en países emergentes como India, América Latina y Asia.

¿LA AUTOMATIZACIÓN CAMBIARÁ LOS ROLES LABORALES ACTUALES?

Este tsunami tecnológico nos está trayendo un nuevo escenario del cual partir laboralmente, donde las máquinas automatizadas a día de hoy, están siendo capaces de aprender ya por sí mismas, interactuando con las personas.

Está claro que los tipos de trabajo que se están demandando actualmente, van a ir cambiando a medida que el nuevo escenario, haga disminuir la necesidad de trabajos manuales y demande mayores habilidades digitales y humanas, teniendo que actualizar los empleados sus conocimientos y capacidades. Pero ¿cuáles serán los empleos que más se van a demandar dentro de 5 años?

Los empleos más demandados en un futuro serán: analistas de datos, encargados de diseño, pensamiento crítico, inteligencia social, así como programadores y desarrolladores de software. Incluso se pronostica un cambio general en los planes de estudios para 2020, donde se romperán los viejos paradigmas y la estructura de enseñanza tradicional.

En los próximos 5-7 años nos enfrentaremos a un cambio radical en cuanto a responsabilidades, y a una importante transformación dentro de los mercados laborales mundiales

La clave de todo esto y que nos ayudará a mantenernos con un empleo, será la REINVENCIÓN de nuestro rol laboral, que deberá estar alineado con las nuevas funciones que se nos otorguen a nivel empresarial, y que serán de una mayor especialización tecnológica.

RETOS QUE SE ENFRENTA NUESTRO MODELO DE TRABAJO ACTUAL

Aunque este Big Bang de la robótica, traiga consigo un cambio drástico en el sistema laboral y en el de producción, y en principio pueda mejorar la economía de millones de personas, aumentando su calidad de vida como nunca antes había ocurrido, también generará problemas ya que, si se maneja mal su implantación, se correrá el riesgo de ampliar las brechas de habilidades, provocando precariedad laboral y mayor desigualdad social.

Ya es una realidad, que en los próximos 5-7 años nos enfrentaremos a un cambio radical en cuanto a responsabilidades, y a una importante transformación dentro de los mercados laborales mundiales.

Ante este escenario se nos plantean varios retos a asumir. El primero de ellos, lo deben asumir los gobiernos, que son los que tienen la responsabilidad de gestionar el impacto de la robótica sobre los mercados laborales tan fluctuantes, actualizando los sistemas educativos y aplicando políticas que fomenten la innovación, y el apoyo al conocimiento de nuevas tecnologías y de protección social, para poder cubrir la demanda futura de nuevos empleos.

El segundo reto, que ya está sobre la mesa del Parlamento Europeo, es qué mecanismos tienen que poner en marcha las instituciones, para considerar a los robots comoparte activa del proceso de transformación laboral, integrándolos como una pieza más en nuestro escenario fiscal y puedan cotizar, para que la recaudación obtenida por estos pueda repercutir en los colectivos de personas que estén en riesgo potencial de desempleo por causa de la automatización emergente progresiva.

CONCLUSIONES

En la estrategia 2020 realizada por la UE, ya anunciaba que habría una transformación disruptiva en la manera de entender nuestra idea de empleo y trabajo actual, indicando que la robótica llegaría a ser dominante en esta década, influyendo principalmente en los aspectos laboral y del hogar, donde su impacto será mayor cuantas más interacciones se realicen entre los robots y las personas.

Llegados a este punto, será fundamental, presentar alternativas al sistema económico, educativo y laboral actual, para que podamos convivir robots y humanos en un ecosistema con una mayor calidad de vida para todos.