Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo

Grooooow Mindset. La única forma de adelantar hoy

Ventosa, Montse

Capital Humano, Nº 350, Sección Crecimiento profesional / Tribuna, Febrero 2020, Wolters Kluwer

En 2019 Microsoft adelantó a Apple por primera en 8 años como empresa más valiosa. La clave no fue un producto o servicio innovador, ni tampoco su estructura o procesos, no fue algo revolucionario ni extremadamente caro. Fue algo que todos tenemos y que sólo debemos desarrollar: un cambio de mentalidad. Un marco de gestión, un estilo de liderazgo que promueve una cultura que lleva al crecimiento de las organizaciones y al florecimiento humano. En el próximo webinar que te proponemos junto a Capital Humano aprenderás las herramientas clave que te permitirán construir una mentalidad de crecimiento en tu equipo.

Montserrat Ventosa García-Morato

Directora Talento, Cultura y Experiencia Universidad Tecmilenio. Co-fundadora de Grooooow

En los años 70 Carol Dweck comenzó a estudiar cómo los niños se enfrentan al fracaso y, rápidamente, se dio cuenta de que «hacer frente» era la palabra equivocada. «Algunos no sólo se enfrentan, sino que lo disfrutan». Para algunas personas, el fracaso es el fin del mundo, mientras que para otros es una nueva y excitante oportunidad. Describe la mentalidad de crecimiento como la capacidad de las personas para creer que sus talentos pueden ser desarollados (saliendo fuera de la zona de confort, trabajando duro, escuchando la retroalimentación de otros) tienen mentalidad de crecimiento. Y sus investigaciones han demostrado que llegan más lejos que aquellos quienes piensan que sus talentos son innatos. Esta diferencia radica en que los primeros se preocupan menos por las apariencias, por parecer inteligentes y ponen toda su energía en aprender.

Cuando esto se lleva al contexto de equipos y organizaciones, se generan altos niveles de engagement, rendimiento y bienestar. Mejores resultados para las personas, pues son más felices, y para las organizaciones, pues son más productivas sosteniblemente. No se trata de hacer grandes proyectos de transformación, ni invertir grandes cantidades de dinero, pues si bien muchas de estas teorías y de marcos de referencia suelen parecer abstractos y difíciles de aterrizar, en el caso del Grooooow Mindset, el éxito está en el día a día, en aquellos momentos de interacción con nuestro contexto en el que podemos probar formas diferentes de comportarnos. La mentalidad de crecimiento no tiene límites y es simplemente una nueva forma de percibir, interpretar y responder en el mundo. Pero no significa que sea fácil, pues implica un cambio de chip, y eso supone la capacidad de reemplazar hábitos improductivos de vida y de trabajo por hábitos altamente efectivos con impacto positivo de crecimiento.

La mentalidad de crecimiento no tiene límites y es simplemente una nueva forma de percibir, interpretar y responder en el mundo.

DE SABELOTODO A APRENDELOTODO

Las personas que ven el talento como una cualidad que se posee o de la que se carece como personas con «mentalidad fija» o «fixed mindset». Las personas con una «mentalidad de crecimiento» o «growth mindset», en cambio, disfrutan de los desafíos, se esfuerzan por aprender y constantemente ven el potencial para desarrollar nuevas habilidades. Y, ¿cómo funcionan estas mentalidades? En síntesis:

  • En una mentalidad fija la regla principal es: aparentar talento a toda costa, ser un poco sabelotodo. En una mentalidad de crecimiento, la regla principal es: ¡Aprende, aprende, aprende! Algo así como aprendelotodo
  • En una mentalidad fija, otra regla es: no trabajar demasiado o practicar demasiado no vaya a ser que «nos equivoquemos». En la mentalidad de crecimiento, la regla es: trabajar con pasión y dedicación-esfuerzo es la clave, aunque se falle
  • En una mentalidad fija, otra regla es: cuando se enfrentan a reveses, huir o ocultar sus puntos débiles. En una mentalidad de crecimiento, la regla es: abrazar errores y confrontar puntos débiles

En resumen la mentalidad pro-crecimiento, se mueve por un aprendelotodismo. Las buenas noticias son que se puede aprender, y las malas que hay que aprenderlo sí o sí para tener éxito hoy. Las 10 características que definen la actitud pro-crecimiento:

  • 1. Ganas de crecer: el esfuerzo tiene sentido porque permite aprender, la motivación principal es interna, no externa: automotivación.
  • 2. Percepción: el cómo se evalúan e interpretan la situación permite medir el impacto, no limitarse por etiquetas.
  • 3. Gestión errores: la capacidad de lidiar con la frustración es un elemento de motivación y por tanto aumenta posibilidad de nuevas apuestas e innovación.
  • 4. Retos y desafíos: como oportunidad de innovar, flexibilidad cognitiva y resiliencia.
  • 5. Gestión éxitos: propio y de los demás, los resultados no es lo único que cuenta el cómo y el proceso de intentarlo es muy importante.
  • 6. Aprendizaje: salir de la zona confort, crítica como fuente de aprendizaje.
  • 7. Comunicación: transmitir y escuchar con empatía.
  • 8. Colaboración: cultivar relaciones positivas con los demás.
  • 9. Gestión de la diferencia: flexibilidad para aceptar lo diferente y tolerancia a la ambigüedad.
  • 10. Gestión de uno mismo: el autoconocimiento es el primer paso.

Muchas de las políticas, prácticas y proyectos que impactan a las personas están cargados de «gatillos» que disparan a la mentalidad fija y aún así siguen buscando el crecimiento del talento y en sus resultados. Mantenerse en la senda del crecimiento en entornos altamente vucalizados requiere de una mentalidad de crecimiento, de un Grooooow mindset. ¿te atreves?