Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
Ocultar / Mostrar comentarios

Siete de cada diez empresas aumentan las opciones de teletrabajo en 2020

  • 11-2-2020 | Wolters Kluwer
  • Las empresas partidarias del trabajo presencial caen hasta el 54%, tres puntos menos que en el año anterior.
Portada

Trabajar desde casa, en una cafetería o incluso desde una terraza con piscina son opciones que hace una década eran impensables, pero hoy en día cada vez hay más empresas que abren la puerta a estas posibilidades. Así se demuestra en la Guía del Mercado Laboral de Hays 2020, que detalla que el 67% de las compañías aumentará las opciones de teletrabajo respecto al año anterior, un 7% más que hace un año.

Las multinacionales son las que más se abren a este tipo de flexibilidad (71%), por delante de las startups (66%) y las pymes (64%). Selena Sabiote, Manager de Digital & Information Technology de HAYS, opina que las grandes empresas “son normalmente bastante reacias a implantar estas políticas y, si lo empiezan a hacer, es precisamente para captar talento tecnológico que se queda en las startups, donde sí es habitual el teletrabajo”.

Por áreas geográficas, en la zona de Levante, el porcentaje de aumento del teletrabajo se eleva hasta el 72% de las empresas, mientras que en Madrid y Cataluña se queda en el 69%. Solo el País Vasco (64%) y Andalucía (43%) están por debajo de la media española.

Estos datos siguen la tendencia de que cada vez hay menos empresas que son partidarias del trabajo presencial (54%, tres puntos menos que hace un año), y el alza de las que ofrecen un mix entre presencial y teletrabajo (39%, dos puntos más que hace un año). “Gracias a las plataformas online y al talento tecnológico, ya no se necesita estar en la oficina y cada vez es más común tener reuniones telemáticas, también por el auge de los equipos globales deslocalizados”, apunta Selena Sabiote.

Sobre si es productivo el teletrabajo, Sabiote asegura que “los países nórdicos fueron los primeros en demostrar que este tipo de opciones son viables, ya que aumentan la motivación y la afinidad de los empleados con la empresa, lo que hace que haya menos rotación”. “Creo que se puede implantar el teletrabajo independientemente del rango de los trabajadores, simplemente con alguna restricción temporal en cuanto a definir unos meses mínimos para poder adoptarlo, sobre todo para que esas personas cojan las dinámicas y la forma de trabajar”, destaca.