Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
Ocultar / Mostrar comentarios

Cómo mantener los equipos unidos en tiempos del Covid-19

  • 13-3-2020 | Wolters Kluwer
  • Gestionar la comunicación y mantener la conexión y unión entre los equipos profesionales en estos momentos en que la evolución de Covid-19 están alterando el ritmo normal y los procesos de trabajo en las compañías, es de vital importancia para las empresas.
Portada

En estos momentos en que la evolución de Covid-19 están alterando el ritmo normal y los procesos de trabajo en las compañías es importante que las compañías sigan una serie de pautas para gestionar la comunicación y mantener la conexión y unión entre los equipos profesionales.

Según María Obispo, Directora de Talent Engagement de LLYC “estamos viviendo un momento excepcional que está obligando a las empresas a introducir nuevos modelos de trabajo en sus procedimientos que pueden afectar a la relación con sus profesionales. De cómo gestionemos la comunicación con ellos durante la crisis depende que convirtamos este momento en una oportunidad más de mostrar cuál es nuestra cultura y forma de hacer las cosas”.

Según esta experta, las recomendaciones para comunicar y mantener el engagement con los equipos son las siguientes:

  • Mantener una comunicación fluida. Tanto si se ha implantado sistema de teletrabajo como si no, probablemente, la compañía ha reducido el contacto directo con sus equipos. Es importante, que, pese a ello, la comunicación no decaiga. Es recomendable que los gestores se comuniquen diariamente con las personas del equipo de forma sincera y actualizando la situación de la empresa.
  • Activar nuevos canales. A lo mejor los canales con lo que cuenta la compañía no son los adecuados para esta situación o no lleguen a toda la plantilla. Se pueden activar otros canales tipo telegram para informar en el momento de las medidas adoptadas.
  • Ofrecer un mecanismo de resolución de dudas. En la situación actual surgen dudas que pueden generar más inquietud y estrés. La empresa debe valorar si es necesario habilitar algún mecanismo adicional para dar respuesta a los profesionales que tengan dudas.
  • Apostar por la creatividad. Uno de los mayores riesgos del trabajo en remoto en el medio/largo plazo es perder los momentos compartidos que incrementan los vínculos entre profesionales de la organización. Utilizar la creatividad para generar excusas que puedan llevar a los empleados a compartir “algo más”. Puede ser una formación extraordinaria, una sesión colectiva de buenas prácticas, un café virtual. Se trata de mantener el contacto con momentos de “disfrute”.
  • Crear una red de embajadores. Es importante mostrar normalidad porque ayuda a reforzar la tranquilidad del equipo. Designar embajadores dentro de la organización que compartan de forma pública (en redes sociales, grupos...) y privada (entre sus compañeros) cómo es su día a día trabajando en estas nuevas circunstancias.
  • Apoyar a los mandos intermedios. En estos momentos, los mandos intermedios suelen estar muy presionados. No siempre tienen información de primera mano y a la vez son el principal contacto personal con la compañía de muchas personas. Crear un manual para ellos, darles consejos sobre cómo gestionar el equipo en estos momentos y herramientas útiles de comunicación.
  • Reconocimiento. Poner en valor el trabajo de los más afectados. Hay áreas que están realizando un especial esfuerzo para que la compañía se adapte a las nuevas circunstancias como IT o RRHH. Aprovechar para reconocer su trabajo ante el resto de empleados. Además, la empresa debe mostrarse flexible y cercana con aquellos profesionales que están sufriendo especialmente esta situación, ofreciendo soluciones o medidas versátiles para facilitar que desarrollen lo mejor posible sus funciones,
  • Información. Hoy en día, la tecnología nos permite obtener información de nuestros profesionales casi en tiempo real. Apoyarse en herramientas como encuestas para preguntar a los profesionales que están en casa, cómo están y qué echan en falta. Contar con ellos, les hará sentirse escuchados y, además, dará ideas sobre qué mensajes y/o acciones es necesario reforzar.