Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
Ocultar / Mostrar comentarios

Los retos de las empresas para lograr una mayor conciliación laboral

  • 23-3-2020 | Wolters Kluwer
  • Las medidas de conciliación de las empresas se ponen a prueba en circunstancias excepcionales debido al coronavirus.
Portada

Hoy, 23 de marzo, se celebra el Día Nacional de la Conciliación de la vida personal, familiar y laboral y de la corresponsabilidad en la asunción de responsabilidades familiares. Esta efeméride fue establecida por el Gobierno español hace dos años y tiene como objetivo concienciar a la sociedad de la importancia de la conciliación para el bienestar personal.

El desafío de la conciliación está si cabe todavía más presente en la sociedad española a partir de la declaración del estado de alarma para frenar la expansión del coronavirus en el país. Muchas empresas han tenido que enfrentarse a un nuevo escenario e implantar políticas de conciliación para que, durante estas jornadas inusuales, el desarrollo de la actividad laboral se vea afectado lo menos posible.

Por otro lado, aquellas compañías que ya contaban con medidas para favorecer la conciliación están comprobando si realmente son eficaces. Sin embargo, este último escenario es el menos común. En España, sólo un 7,9 % del total de las personas ocupadas teletrabajó en el cuarto trimestre de 2019 .

La realidad es que muchas empresas han tenido que adaptar su sistema de trabajo para facilitar la conciliación de aquellos empleados que están en casa trabajando con motivo del estado de alarma. Esto además ha resultado mucho más necesario en el caso de aquellos trabajadores con hijos en casa por el cierre de los centros escolares. El teletrabajo es el primer paso, pero por sí solo no es suficiente para garantizar que los niños reciben la atención adecuada. Por ello, Sodexo Beneficios e Incentivos analiza las medidas que las empresas pueden poner en marcha para facilitar la conciliación.

  • Teletrabajo: Esta medida ha dejado de ser una opción para convertirse en necesidad. Muchas empresas han tenido que enviar a sus trabajadores a casa para que puedan teletrabajar de acuerdo con el estado de alarma que decretó el Gobierno hace ya una semana. Para ello, muchas han tenido que apoyarse en las últimas herramientas digitales, un básico para que el trabajador desarrolle su actividad laboral a distancia. Sin embargo, esta modalidad de trabajo no es nueva y muchos trabajadores la han demandado durante mucho tiempo ya que mejora el equilibrio entre la vida profesional y laboral en un 77,8% de los casos, ya que los trabajadores hacen un uso óptimo de su tiempo sin renunciar a sus obligaciones personales.
  • Flexibilidad horaria: muchos empleados que ahora tengan a sus hijos en casa probablemente tengan más problemas para adecuarse al horario laboral de su compañía. Para facilitar la conciliación, en estos casos puede ofrecerse al trabajador, flexibilidad horaria. De este modo, tiene la libertad de elegir en base a cuándo se considera más productivo en qué momento del día realizará su jornada laboral, siempre informando a la compañía y compañeros, y siempre que cumpla los objetivos establecidos.
  • Políticas de desconexión: del mismo modo que es importante contar con las mejores herramientas para poder desarrollar su actividad laboral, el trabajador también necesita que desde la empresa se respete el horario laboral y que fuera de esas horas no realice ninguna actividad relacionada con el trabajo. Las empresas deben tener en cuenta que por mucho que el trabajador pueda responder a un correo o atender una llamada, ya que actualmente todo está conectado, por el bienestar del mismo debe respetar esos límites. Conscientes de la necesidad de regular esta medida desde el gobierno crearon la Ley Orgánica 3/2018, que regula los derechos digitales de los trabajadores, entre los cuales se encuentra el derecho a la desconexión digital.
  • Compra de vacaciones: ante circunstancias excepcionales, para algunos empleados no son suficientes los días de vacaciones que tienen por ley. Como posible solución para estos trabajadores y empresarios, esta modalidad permite a los trabajadores gozar de un mayor control de sus días libres con un sistema similar a los permisos no retribuidos. Esto significa que la compañía sigue asumiendo las cotizaciones de los trabajadores durante los días de ausencia y, además, dichos días computan en la vida laboral del empleado.

“La conciliación ha sido un aspecto que siempre ha estado en la agenda de los departamentos de recursos humanos de las empresas.” asegura Miriam Martín, directora de marketing de Sodexo. “Esperamos que estas medidas que las empresas están poniendo en marcha para favorecer la conciliación ante este nuevo escenario que estamos experimentando, sirvan como ejemplo de buenas prácticas para el futuro.”