Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
Ocultar / Mostrar comentarios

Una buena comunicación es más necesaria que nunca en situación de crisis

  • 24-3-2020 | Wolters Kluwer
  • En una crisis como la actual, desatada por el COVID-19, es sumamente importante diseñar una estrategia de Comunicación Interna eficaz en las empresas para no cometer errores y saber cómo evitarlos.
Portada

Actuar de forma proactiva, disponer de canales informativos ad hoc y alinear la Comunicación Interna con las acciones implementadas hacia los públicos externos son algunas de las medidas que pueden ayudar a las compañías a afrontar una situación de crisis. Así lo pone de manifiesto el capítulo “Comunicación interna en situaciones de crisis”, incluido en el libro “Empleados comprometidos, empresas eficaces”, escrito por el equipo de Estudio de Comunicación. Y es que cuando se produce una situación de crisis, la comunicación cobra un papel esencial, lo cual debe ser considerado como tal por los responsables de las organizaciones ya que sólo dándole la importancia que merece lograrán transmitir a los empleados los objetivos de la organización, conseguir su alineamiento con éstos y favorecer su implicación.

Pablo Gonzalo, Socio del Área de Comunicación Interna de Estudio de Comunicación, opina que “aunque la crisis actual desatada por el COVID-19 es sumamente compleja y tiene implicaciones sanitarias, sociales, económicas y humanas, las medidas a seguir que plantea nuestro libro pueden ser útiles para diseñar la estrategia de Comunicación Interna de las empresas en estos momentos extraordinarios. Es esencial no cometer errores y saber cómo evitarlos y conocer el papel que tienen los empleados porque las empresas deben activar canales personalizados con los profesionales y centrar la comunicación en los valores que diferencian a la empresa de la competencia”. La firma ha decidido ofrecer este capítulo del libro para dar a conocer lo que considera que son la líneas maestras y pautas de trabajo sobre qué hacer antes, durante y tras una crisis en el ámbito de la Comunicación Interna, aunque, puntualizan, "el alcance y el despliegue de las actuaciones debe ser dimensionado y adaptado a cada empresa".

Además, independientemente de que la causa que orgina el crisis sea exógena o endógena desde el punto de vista del impacto interno, todas las decisiones que la empresa tome en consecuencia suelen afectar a los empleados: cambios en su espacio laboral o en su vínculo con la organización. Por ello, la parte de la obra de Estudio de Comunicación dedicada a la comunicación en situaciones de crisis destaca que para que ésta sea eficaz, son fundamentales aspectos como la proactividad y tener en cuenta que los esfuerzos que se realizan de cara al exterior deben acompañarse con acciones que impacten también entre los empleados. “Es importante que las personas dispongan de información suficiente y no ocultar datos relevantes a la plantilla” recomiendan. En este sentido, hay que evitar ciertos errores habituales como ocultar información, minimizar las noticias negativas que ya se conocen internamente o nNo contar con un manual de crisis y un comité transversal. También se aconseja poner en marcha canales informativos ad hoc con mensajes sustentados en datos y poca opinión.

Asimismo, advierten que después de una crisis, la compañía tendrá que redefinir la propuesta de valor de la empresa y poner en marcha programas de reconstrucción o recuperación de clima, normalizando los procesos de comunicación y poniendo en marcha nuevas líneas de actuación.

La obra completa “Empleados comprometidos, empresas eficaces”, escrita por el equipo de Estudio de Comunicación, está editada dentro de la colección AEDIPE (Asociación de directivos de Recursos Humanos).