Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
Ocultar / Mostrar comentarios

La gestión de equipos en remoto es una oportunidad para promover la innovación y nuevas formas de trabajar

  • 27-3-2020 | Wolters Kluwer
  • Establecer dinámicas de equipo fuera de lo profesional, como compartir experiencias personales, ayuda a estrechar el contacto y que los empleados sigan motivados.
Portada

Liderar a cientos de empleados tiene su complejidad, pero hacerlo de forma remota supone todo un reto. El director general de Hays España, Christopher Dottie, reflexiona sobre cómo la fórmula del teletrabajo está calando en las relaciones laborales y detalla tanto los retos como las oportunidades que supone para empresas y trabajadores.

En este sentido, Dottie asegura que el trabajo en remoto se ha convertido en una oportunidad para promover la innovación dentro de las organizaciones, implantando otras formas de trabajar que van de abajo a arriba y no al revés. “Esta fórmula se basa en la confianza de los directores respecto a sus empleados y en la delegación de tareas para que se cumplan unos objetivos propuestos por los propios empleados y no impuestos por su superior”, indica.

En cuanto a la medición de la productividad con el teletrabajo, el director general de Hays España considera que existen dos elementos clave: contar con información compartida, ya sea a través de un CRM o de carpetas compartidas, y con unos procedimientos claros sobre cómo utilizarla y cómo se va a evaluar el trabajo; y preguntar directamente al trabajador cada día qué objetivo se ha propuesto y qué va hacer para lograrlo. “Si no funciona y no logra el objetivo, le preguntaremos cómo quiere hacerlo el día siguiente y así le acompañaremos en este aprendizaje”, apunta.

También aboga por poner coto a las videollamadas o reuniones telemáticas para que no canibalicen la jornada laboral. Dottie recomienda que se hagan reuniones con todo el equipo una vez por semana o, como máximo, una vez al día y aconseja primar las reuniones individuales para valorar la evolución de cada empleado, sus dudas y sus logros. En cuanto a la duración, cree que las llamadas individuales no deberían alargarse más de 30 minutos, y que las grupales no deberían exceder de una hora.

El trabajo en remoto humaniza las relaciones

Tras quince días aplicando el teletrabajo en Hays, Christopher Dottie afirma que esta situación está contribuyendo a humanizar las relaciones, no solo con los compañeros, sino también con clientes y proveedores. “En muchos casos, tenemos una relación más íntima, menos formal, con los clientes o entre compañeros ahora que antes, y esto porque nos hemos quitado la vergüenza de que vean a nuestros hijos, nuestras mascotas o nuestra habitación a través de la cámara”, constata. “La humanidad y la empatía nos acerca más”, precisa.

Evitar el aislamiento

Otro aspecto importante para tener las mismas sensaciones que en una oficina es la separación del contacto social y el profesional. Trabajar en remoto puede generar un aislamiento que hay que evitar, y por este motivo es esencial contar con momentos de contacto más personal para que los responsables de equipos puedan preguntar cómo se sienten sus empleados a través de un café virtual. “En Hays hemos facilitado entornos donde la plantilla puede interactuar a través de una playlist en Spotify o con un grupo privado de Instagram donde cada día algunos empleados nos ofrecen conciertos, clases de mindfuldness o rutinas de gimnasio”, cuenta Christopher Dottie.