Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
Ocultar / Mostrar comentarios

7 cosas extraordinarias que puede hacer un empleado por su empresa, incluso estando ya jubilado

  • 30-3-2020 | Wolters Kluwer
  • Preocuparse por las personas y reforzar el trabajo en equipo son algunas de las claves para salir reforzados como personas y como profesionales de una situación complicada.
Portada

La pregunta ¿qué puedes hacer por esta empresa? es un clásico que se plantea en la mayor parte de los procesos de selección de personal, y un aspecto clave para el que la mayoría de los candidatos al puesto llegan preparados. Pues bien, los periodos de incertidumbre son una ocasión excepcional para replantearnos esta cuestión y encontrar la forma de aportar soluciones a nuestra empresa, sacando lo mejor de nosotros mismos.

“No es necesario ser uno de los responsables, ni ocupar los principales niveles directivos de una compañía para aportar mucho a tu empresa, a tus compañeros y a la sociedad” afirman los expertos de Nexian. Los seres humanos somos el mayor valor de la organización y, por lo general, nos crecemos antes las dificultades.

Neixan, compañía de RRHH especializada en soluciones integrales en la gestión y desarrollo de las personas dentro de las organizaciones, ha extraído las “7 cosas extraordinarias que puede hacer un empleado por su empresa, incluso estando jubilado”.

  • 1. Cumplir ampliamente con las pautas marcadas. Ser socialmente responsable no es solo para las grandes empresas. En el caso concreto del coronavirus, el estado de alarma declarado por el gobierno no deja lugar a dudas sobre la obligatoriedad de quedarnos en casa para reducir el pico de contagios.
  • 2. Crecer para dentro: Aprovecha el tiempo y organízate para cuando esta situación pase. “Mejora tus procesos, analiza los resultados de tu trabajo y proponte a ti mismo retos en tu sistema de trabajo o busca como automatizar las tareas repetitivas que tanto tiempo consumen. Piensa en nuevas formas de hacer las cosas, de ofrecer tus productos y tus servicios, revisa tus surtidos, precios, canales de venta, plan de comunicación, etc,” añaden los expertos de Nexian.
  • 3. Competencias compartidas: “es la hora de arrimar el hombro y de prestar tus habilidades y competencias a compañeros y causas que lo necesiten. Si tienes amplios conocimientos informáticos, ayuda en esas tareas y recibirás lo mismo en otros ámbitos”, aseguran desde Nexian.
  • 4. Hacer balance: Todo puede ocurrir y debemos estar preparados. “Hagamos balance de cuáles han sido nuestros puntos débiles y fuertes a la hora de afrontar la situación para trabajarlos de cara al futuro, detectemos cuáles son las tendencias del mercado e implementémoslas en nuestra compañía. Un buen ejemplo de ello, destacan los especialistas de Nexian, son aquellos que aún no habían adoptado la digitalización en sus empresas y se han visto obligados a ponerla en marcha en apenas dos semanas”.
  • 5. Preocúpate por las personas, empleados y clientes. En estas últimas semanas hemos visto iniciativas excepcionales. Grandes, pequeñas empresas e incluso personas anónimas dejando de lado sus preocupaciones para aliviar las de aquellos que peor están, que “en muchas ocasiones están en nuestro barrio, ciudad o comarca. Ser creativo y ofrecernos a ayudar al prójimo nos convertirá en una empresa responsable y reconocida”, aseguran.
  • 6. Haz planes. No hay que dejarse llevar por el desánimo. Esto va a pasar. “Revisa las oportunidades actuales y futuras que ofrece el mercado, piensa en la credibilidad y el reconocimiento de tu empresa a medio plazo”, añaden. Todo parece indicar que, tras estas primeras semanas de distanciamiento social, se van a consolidar para el futuro herramientas informáticas de teletrabajo, e-learning, las videoconferencias, etc. “Estemos preparados para adaptarnos a las nuevas circunstancias del mercado y seamos flexibles al abordar, cuanto antes, una verdadera -y necesaria- transformación digital”.
  • 7. Explota toda tu experiencia y motivación: En el caso concreto del coronavirus estamos viendo cómo se han ofrecido como voluntarios un elevadísimo número de médicos jubilados, licenciados sin plaza y alumnos del último año de carrera para ayudar a desahogar la sanidad. “Experiencia y motivación son dos actitudes clave para paliar los daños de cualquier crisis”.

Está demostrado que de las grandes dificultades han surgido siempre grandes oportunidades, y esta situación no será una excepción. “Las dificultades siempre existirán en todos los ámbitos de la vida. La clave es generar ideas, por pequeñas y modestas que sean, encaminadas a identificar mejoras y aportar las soluciones que nos permitan transformar una dificultad en un éxito para la organización” concluye este experto.