Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo

Casos de Éxito de la Psicología del Trabajo del Siglo XXI

El Caso GRUPO CIL: «Creciendo como Equipo Energéticamente Inteligente»

Elena Pérez-Moreiras López

Vocal de la Junta Directiva de la Sección de Psicología del Trabajo y las Organizaciones del Colegio Oficial de la Psicología de Madrid

Socia Directora de RH Asesores Improving, Instituto Multiversitario para el Desarrollo del Talento Natural y el Nuevo Liderazgo

Capital Humano, Nº 352, Sección Crecimiento profesional / Artículos, Abril 2020, Wolters Kluwer

Lograr profesionales y equipos más energizados y capaces de utilizar su energía de forma inteligente para la consecución de objetivos es el fin último del Modelo de Inteligencia Energética. Contamos la experiencia del equipo de Televenta-Concesión del Grupo CIL.

FICHA DEL CASO

• Empresa: GRUPO CLUB INTERNACIONAL DE LIBRO

• Sector: Marketing Directo

• Unidad: Televenta-Concesión

• Profesionales afectados directamente: 8

• Profesionales afectados indirectamente: 43

• Duración: (7 meses): Noviembre 2018-Junio 2019

• Proyecto: «Energetic Team Improving®, creciendo como Equipo Energéticamente Inteligente».

• Tipo de Actuación: Programa de Intervención para el Desarrollo Energetic Team Improving PID®.

El Grupo CIL es la primera empresa de Marketing Directo de España y Portugal, con más de 40 años de experiencia en un mercado difícil y exigente a partes iguales. «Somos casi 1.000 personas con grandes dosis de ilusión, creatividad y esfuerzo, muy conscientes de que las claves de su éxito radican en la capacidad de adaptación, la diversificación y de la certeza de que lo único realmente importante es la opinión del consumidor».

El Grupo CIL es una organización que sigue aprendiendo de sus clientes. Para ellos esto es una aventura humana y empresarial de la que se sienten especialmente orgullosos.

Es socio fundador de la Asociación Española de la Economía Digital. Pertenece también a otros organismos internacionales como son la estadounidense Direct Marketing Association, la europea Electronic Retailing Association y la Associação Portuguesa de Marketing Directo.

En el último trimestre de 2018, desde su dirección de RRHH se solicita, al Instituto para el desarrollo del talento natural y el nuevo liderazgo RH Asesores Improving un Programa de Intervención para el Desarrollo del equipo de Televenta-Concesión, con el fin de seguir haciendo crecer el talento de sus mandos.

OBJETIVOS: ¿QUÉ QUEREMOS?

El objetivo general del programa es: SER MÁS EQUIPO.

Ser un Equipo más armónico, eficaz y que utiliza todas sus inteligencias como herramientas de desarrollo.

Como objetivos específicos los propios protagonistas formularon los siguientes:

  • 1. Conocernos mejor.
  • 2. Aprovechar más nuestros puntos fuertes.
  • 3. Mostrar más cercanía.
  • 4. Ejercer más la empatía.
  • 5. Expresarnos con mayor libertad.
  • 6. Escuchar incondicionalmente.
  • 7. Trabajar más como un todo, detectando lo que necesita cada uno y el equipo en su conjunto. Ser un reloj.
  • 8. Utilizar las distintas convicciones para mejorar y seguir creando.
  • 9. Desarrollar nuestro talento: descubrir nuevas inteligencias, talento y recursos que poseemos, que quizás todavía no conocemos en profundidad o que no sabemos aplicar suficientemente.

Cada profesional al comienzo definió sus propios objetivos de programa.

METODOLOGÍA-DESARROLLO DE LA ACTUACIÓN: ¿CÓMO LO VAMOS A LOGRAR?

La Metodología Improving, cuyos principios hemos expuesto ya en los casos anteriormente publicados (Caso Pelayo, Enero 2017 No 316, pág 102 y Caso Cetelem, Julio 2017, No 322, pág 56) de esta serie de «Casos de Éxito de la Psicología del Trabajo en el S XXI», se complementó con la utilización del Modelo de Inteligencia Energética y del Constructo Inteligencia Energética, recientemente validado científicamente.

IMPROVING® es una metodología de desarrollo de personas, equipos y organizaciones que opera conectando ser y conducta, en la que un profesional, llamado coach y/o facilitador, colabora con su cliente (persona o sistema) en un proceso creativo y estimulante que le sirve a este último de inspiración para maximizar su potencial personal-profesional y alcanzar sus metas (1) . Este proceso creativo es de naturaleza psicológica por definición, y se concreta en un conjunto de fases sucesivas que conllevan, por ambas partes (facilitador-coach y cliente), el tránsito por:

  • Procesos cognitivos «inferiores« (percepción y memoria) y «superiores» (pensamiento y lenguaje).
  • Procesos de motivación, emoción y trascendencia.
  • Procesos conductuales que demuestran o ponen en evidencia el aprendizaje mediante la puesta en práctica de conductas diferentes a las realizadas con anterioridad por parte el cliente y que provocan cambios en él mismo y en su entorno, que le permiten alcanzar sus metas y vivir una vida más consistente con su Propósito.

Desde 2013 la Metodología Improving® ha incorporado como foco fundamental de estudio e intervención, los aspectos energéticos relacionados con el trabajo y el comportamiento humano que, sin duda, influyen de manera determinante en los niveles de implicación, engagement, motivación, salud y rendimiento de los profesionales en la organización. A día de hoy, Energetic Improving® se muestra, a través del estudio y aplicación del constructo Inteligencia Energética®, como una forma eficaz de intervención en las organizaciones que facilita lograr profesionales y equipos más energizados y capaces de utilizar de forma inteligente su energía para la consecución de objetivos.

La energía ha sido un constructo implícito en la psicología del trabajo desde su surgimiento, pero que se ha estudiado explícitamente en pocas ocasiones. Energía y Trabajo se encuentran intrínsecamente conectados. Así, la energía se define como la capacidad para realizar un trabajo (Bueche, 1988). Fidalgo Sánchez y Fernández Pérez (2016) destacan el hecho de que la energía es una propiedad general de materia, que se manifiesta de muy diversas formas; un «capital» que poseen todos los cuerpos, por el mero hecho de su existencia y que les permite, realizar un trabajo. El ser humano, como todo cuerpo existente tiene también energía en forma de «capital» que le permite realizar mejor o peor su trabajo. Ese capital supone una alteración del sistema «ser humano» y del sistema «entorno», donde los intercambios para el desarrollo mismo de la vida y evolución, tienen lugar. Los autores destacan la importancia de conocer su naturaleza, efectos y proyección práctica, que identifican con todo el cúmulo de bienestar (nosotros añadimos y de eficacia-eficiencia) del que goza nuestra sociedad.

Psicológicamente el reto es lograr la identificación de las fuentes de esa energía para cada individuo, su correcto almacenamiento, su consumo razonable y su justa distribución para que tanto estos mismos, como los equipos y organizaciones a los que pertenecen, puedan alcanzar más y mejores objetivos con menor nivel de desgaste.

Las personas no poseemos energía ilimitada. La energía es la base de nuestro comportamiento y funcionamiento en todos los ámbitos de nuestra vida. El correcto desempeño, el adecuado rendimiento en todas y cada una de las facetas de nuestro desarrollo, depende de su utilización inteligente. El ser humano y su comportamiento se ven afectados por el consumo razonable de la energía y su justa distribución, que se convierten en objeto principal de estudio de la Psicología del Trabajo y las Organizaciones. Ampliando desde la ciencia el conocimiento sobre la materia, lograremos dotar a los agentes implicados, de mayores recursos para lograr su más correcto aprovechamiento en pro del desarrollo personal, empresarial, así como, del progreso social.

Para conocer más la base conceptual del Modelo de Inteligencia Energética, consultar el Caso Securitas (Capital Humano, Enero 2018, No327, pág 77).

Bajo estos principios se ha trabajado en GRUPO CLUB INTERNACIONAL DEL LIBRO mediante un Programa de Intervención para el Desarrollo PID Energetic Improving®, desde Noviembre 2018 a Junio de 2019, en las siguientes fases:

  • 1. Fase I_Anáisis de Situación de Partida:
    • Reuniones Exploratorias con la Dirección de RRHH.
    • Reuniones Exploratorias y de definición de objetivos con la Dirección del Área.
    • Definición de Agenda y propuesta de intervención definitiva.
    • Presentación del Proyecto Energetic Improving a participantes.
    • Definición de Objetivos por parte del Equipo.
    • Creación de la Alianza.
  • 2. Fase II_Desarrollo:
    • Sesiones Grupales de Coaching de Equipos (5 sesiones x 3 horas).
    • Identificación del Perfil Individual de Inteligencia Energética y Variables asociadas en estudio (en colaboración con la URV y CEINSA de Grupo RH Asesores).
    • Identificación del Perfil de Equipo en Inteligencia Energética y Variables asociadas en estudio (en colaboración con la URV y CEINSA de Grupo RH Asesores).
    • Desarrollo de Metacompentecias.
    • Sesiones Individuales (3 sesiones x 1,5 h).
    • Planes de Acción.
    • Seguimiento Inter-sesiones.
    • Despliegue departamental.
  • 3. Fase III_Evaluación:
    • Evaluación de resultados Individual
    • Evaluación de resultados Equipo.
    • Evaluación de Calidad de Servicio por Dirección de RRHH.

¿QUÉ HEMOS LOGRADO CUANTITATIVAMENTE?

Evalúe desde su punto de vista, el grado en que su coach ha mostrado estas competencias:

Evalúe desde su punto de vista, el grado en que su coach ha mostrado estas competencias:

(1)

Inspirado en definición de coaching de ICF, añadiendo la esencia indiscutiblemente psicológica de todo proceso de desarrollo y coaching (Pérez-Moreiras, 2012).

Ver Texto