Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo

Upskilling: navegando en la incertidumbre

Giménez Plano, Francisco

Capital Humano, Nº 352, Sección Crecimiento profesional / Artículos, Abril 2020, Wolters Kluwer

Con el nivel de incertidumbre creciendo exponencialmente y la presión de la digitalización y la robotización, la capacitación de las personas en las organizaciones emerge como estrategia para afrontar los retos.

Francisco Giménez Plano

Fundador de Augere

La incertidumbre en el crecimiento se manifiesta como el factor que más preocupa a los CEO mundiales, de acuerdo con el último de 23rd Annual Global CEO Survey PWC, que caen hasta el 53% en 2020, cuando en 2018 se situaba en 5%, con unos niveles de confianza máximos del 57%, desde los inicios del estudio.

En España, la tendencia no es diferente, incluso se acentúa. Un 73% de los CEO entrevistados consideran que los ingresos de sus compañías se reducirán a lo largo de este ejercicio, un 71% que la ralentización será moderada sin entrar en recesión, y hasta un 78% de estos, consideran que la economía global empeorará.

Para los CEO españoles, las cinco principales amenazas son, por este orden, el exceso de regulación —especialmente en materia laboral—, los ciberataques, la velocidad del cambio tecnológico y la incertidumbre política y geopolítica.

DE PUERTAS ADENTRO EN LA EMPRESA

En este contexto el incremento de las capacidades de las personas en las organizaciones emerge como una de las estrategias para afrontar los retos empresariales. Se calcula que a mediados de la década de 2030, el 30% de los empleos están potencialmente en riesgo de desaparecer como consecuencia de la automatización. Sin embargo, solo el 18% de los CEO entrevistados globalmente y el 20% de los españoles, dice haber realizado progresos significativos a la hora de poner en marcha programas de upskilling.

Cuatro fuerzas impulsan, de puertas adentro en la empresa, la necesidad de desarrollar las capacidades de las personas empleadas:

  • 1. El incremento de la automatización en los puestos de trabajo, inversamente proporcional al nivel educativo que requieren las posiciones, es decir, a menor nivel educativo, mayor amenaza de la robotización.
  • 2. La falta de talento disponible en el mercado de trabajo.
  • 3. La reducción de la movilidad de personas trabajadoras entre los diferentes mercados.
  • 4. El impacto del envejecimiento de la población en la disponibilidad de talento en las organizaciones. Consideración especial requerirá en el futuro inmediato esta amenaza, que habrá que repensar estratégicamente, ya que si hablamos de upskilling, quizá debemos empezar a hablar de reskilling en el colectivo de mayor edad, creciente en la sociedad, y que a la vista de estos datos no es suficientemente tenido en cuenta en las organizaciones.

ALGUNOS OBSTÁCULOS

Sin embargo, aparecen obstáculos para llevar adelante estas iniciativas de desarrollo, entre las que el estudio arroja como principales la falta de motivación de las personas empleadas o la escasez de recursos, así como la retención del talento formado.

Nos debería hacer pensar sobre qué necesita nuestra cultura de compañía para construir un espacio donde las personas empleadas se sientan parte de una comunidad, a la que se sientan vinculados. Las iniciativas de desarrollo no suelen ser suficientes para motivar y retener, y han de formar parte de un conjunto más amplio de medidas coherentes entre sí. Más aún en la era digital, donde resulta imprescindible dotar de un nuevo sentido al papel de las personas en las organizaciones y que todas sus iniciativas estén sostenidas por valores claros que contribuyan a alinear personas, cultura y estrategias de negocio, en el corto y largo plazo.

IMPACTO EN EL NEGOCIO

Los CEO cuyas compañías van más avanzadas en la implantación de programas de formación y desarrollo, manifiestas el impacto en el incremento de la vinculación, innovación y atracción y retención del talento. Asimismo, es clara su contribución a construir una cultura de compañía fuerte, en el aumento de la productividad y en su apoyo a la transformación digital de sus negocios.

Hay motivos para ser optimistas y para pensar que los esfuerzos de las compañías por formar y desarrollar a sus personas y equipos tiene un impacto positivo, como ya vemos, en el negocio. Además, los CEO con avanzados programas de formación y desarrollo implantados en sus organizaciones también manifiestan mayor optimismo y confianza en relación al futuro y al crecimiento económico global, 34% respecto al 15% de aquellos que están iniciando sus pasos en la implantación de programas. Asimismo, manifiestan más confianza en que crecerán los ingresos de sus compañías en los próximos doce meses, 38%, respecto al 20% en el otro colectivo.

El papel de los líderes empresariales en la transformación de los importantes retos que tiene que afrontar nuestras sociedades ya quedó patente en el último barómetro de confianza del Instituto Edelman, que destaca que el 76% de la población mundial confía en su liderazgo, por encima de los propios gobiernos, ONG o de la prensa. Esperan, especialmente, que su rol sea determinante en cinco aspectos: el impacto social y cómo contribuyen las empresas a construir una sociedad mejor; en la expresión y ejemplo de los valores organizacionales; en la definición de una visión de futuro, propósito y misión de las compañías que lideran; y en las decisiones operativas que pueden afectar a sus puestos de trabajo, ya que un 63% de los empleados de multinacionales sienten que sus trabajos están en peligro.