Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
Ocultar / Mostrar comentarios

Más de la mitad de los empleados confiesan que se sienten más productivos trabajando en remoto

  • 28-4-2020 | Irene Ruiz De Valbuena
  • Los trabajadores consideran que el teletrabajo favorece la productividad, la efectividad, la flexibilidad de horario y la conciliación con la vida personal; según un reciente estudio sobre el impacto de esta modalidad de trabajo en el bienestar del empleado en tiempos COVID-19, realizado por la profesora de la Universidad Complutense, Maribel Labrado Antolín.
Portada

Las medidas de confinamiento que se han impuesto ante la crisis sanitaria del Covid-19 han provocado que muchas empresas hayan implantado el teletrabajo para poder mantener su actividad. Ante esta nueva realidad en la que muchos trabajadores han tenido que trasladar la “oficina” a casa, Maribel Labrado Antolín, profesora de la Universidad Complutense, ha realizado un estudio sobre el impacto de esta modalidad de trabajo en el bienestar del empleado.

La experiencia de teletrabajo se está llevando en circunstancias muy particulares, ya que se ha implantado a tiempo completo y además en el 66 % de los casos los trabajadores tienen familiares a cargo, cuyo cuidado deben compatibilizar con el trabajo. Sin embargo, su desarrollo y su percepción por parte de los empleados puede servir para el rediseño de estilos de trabajo, procesos y herramientas por parte de los departamentos de recursos humanos.

Principales ventajas: flexibilidad y conciliación

Una las conclusiones más destacadas de esta encuesta es que una amplia mayoría, el 61% de los encuestados, declara sentirse más autónomo trabajando desde casa, y sólo un 6% manifiesta tener dificultades para organizar el trabajo diario. Por tanto, se trata de un dato positivo dado que la autonomía está estrechamente vinculada con la flexibilidad de horario, algo cada vez más valorado por los trabajadores.

Sin embargo, casi la mitad de los participantes afirma que a pesar de que solicitan más feedback, sólo un 22% de los encuestados manifiesta recibir ese nivel de retroalimentación requerido en estos momentos. Este hecho revela que la comunicación a través de canales digitales es uno de los aspectos a mejorar, cuya insuficiencia puede deberse la priorización de otras actividades por parte superiores (comités de crisis, incidencias de clientes, …) o bien una falta de práctica en las dinámicas de la empresa en general, entre otras.

A pesar de ello, en general los encuestados valoran positivamente el trabajo en remoto y esperan poder seguir teletrabajando de manera habitual después de esta crisis, para poder flexibilizar horarios y así conciliar mejor vida profesional y personal. En efecto, según el 75% de ellos la flexibilidad y la conciliación son las principales ventajas de la modalidad del teletrabajo, aunque eso sí, los encuestados manifiestan escaso interés en teletrabajar más de dos días por semana, en circunstancias normales.

El trabajo en equipo se fortalece

Uno de los riesgos del teletrabajo es la falta de confianza hacia el empleado, que puede traducirse en un excesivo control del trabajo remoto, de modo que es necesario mantener un grado de monitorización que no menoscabe la autonomía del empleado.

A pesar de lo que inicialmente podría pensarse, el 41% de los encuestados afirma que el teletrabajo intensivo ha unido al equipo de trabajo, ha permitidos la incorporación de cambios positivos en las maneras de trabajar y se sienten satisfechos con el entorno tecnológico proporcionado.

Y es que el 40% de los participantes siente un mayor empoderamiento a la hora de tomar decisiones y resolver problemas, lo cual está vinculado a esa sensación de mayor autonomía que les proporciona el teletrabajo.

La gestión remota de trabajadores y organizaciones hace irreversible la “humanización” de los Recursos Humanos. En un escenario de trabajo remoto, de falta de contacto físico, es necesario activar nuevos mecanismos para humanizar las relaciones digitales.

No creen que las empresas adopten el trabajo flexible para todos cuando acabe el confinamiento

El estudio también revela que el 71% de los consultados se sienten orgullosos por las medidas adoptadas respecto a teletrabajo en su empresa. Además, confiesan en un 77% sentirse preparados para sostener las medidas de teletrabajo generalizadas en el largo plazo, aunque no son tan optimistas en las expectativas de futuro. Sólo un 20% de los encuestados confían en que habrá una adopción generalizada del trabajo flexible, igual para todos.

La relación con el cliente se mantiene

Siete de cada diez encuestados afirma que las relaciones con el cliente se mantienen. De hecho, el 63% de ellos se siente capaz de generar una relación profesional virtual de confianza, cercana, a la par que informal, con sus clientes. Siendo el uso de las videollamadas el instrumento más habitual en las relaciones con clientes.

En este sentido, el 54% de los participantes en el estudio anticipan un mayor uso de mecanismos de relación virtual con sus clientes en un futuro.