Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
Ocultar / Mostrar comentarios

Estrategia, formación y coherencia: los tres pilares para dar un giro a la carrera profesional

  • 30-4-2020 | Wolters Kluwer
  • La reflexión y los cambios en el ámbito laboral siempre son buenos para estar motivado, y todavía más en la situación actual en la que muchos perfiles se deberán reinventar.
Portada

El momento actual en el que se encuentran la mayoría de ciudadanos puede suponer una gran oportunidad para la reflexión sobre las carreras profesionales. En un clima de difícil empleo para muchos trabajadores, es la situación perfecta para preguntarse si reenfocar su camino en el mundo laboral.

Según Juan José Jiménez, Senior Manager de Hays Executive, “para explicar por qué quieres plantearte un cambio, hay que tomarse un tiempo para construir esa idea y generar argumentos sólidos”. “Puede ser que hayamos pensado en una transición de carrera durante mucho tiempo y tengamos clara la idea, pero todavía es más clave plasmar la estrategia en papel”, observa.

Aprovechar la situación de confinamiento para reflexionar, ya sea teletrabajando o con algún tipo de medida de reducción de empleo, es “totalmente bueno”. “Plantearse cambios es reinvertarse, pero hay que hacerlo bajo una remisa principal: tienen que tener sentido y hay que montar una estrategia”, apunta Juan José Jiménez.

El primer paso para conseguirlo es definir un plan convincente, “porque no hay nada peor que desarrollar una carrera profesional con cambios sin sentido”, y ello repercutirá en las posibilidades de convencer a los empleadores en futuras entrevistas.

Juan José Jiménez aconseja aprovechar sinergias del actual puesto con la futura posición, como puede ser un cambio de departamento desde producto hacia ventas del mismo. “Si el cambio va un poco más allá y la idea es pasarse a posiciones muy diferentes, hay que formarse en esa industria para que las certificaciones y títulos acrediten la estrategia”, destaca.

El dilema de los perfiles senior

Para los perfiles más seniors, debe plantearse “qué ha hecho en su carrera, qué conocimientos tiene y contactos conserva”. “Será muy positivo que prepare todos los argumentos en base a toda la experiencia que acumula sobre cómo la puede aplicar en un nuevo puesto de trabajo”, ya que al tratarse de una persona de mayor edad el cambio tiene que tener argumentos coherentes para la nueva posición.

Otro aspecto a valorar es el autoempleo o emprendimiento, ya que con el teletrabajo los asalariados se han dado cuenta de que pueden desempeñar sus funciones sin estar en una oficina física y, en algunos casos, con muchas funciones individuales a realizar. “Trabajar por cuenta ajena históricamente ha generado una confianza y seguridad, pero las nuevas generaciones no valoran tanto la estabilidad profesional y quizás se lancen hacia el autoempleo”, donde además de estrategia, formación y coherencia hará falta mucha marca personal, opina Juan José Jiménez.