Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
Ocultar / Mostrar comentarios

Las nuevas contrataciones a partir de septiembre tendrán unas retribuciones hasta un 10% más bajas

  • 28-5-2020 | Irene Ruiz De Valbuena
  • La consultora Ceinsa ha elaborado un estudio sobre las previsiones salariales post Covid-19 en el que señala que las retribuciones se mantendrán entre junio y agosto y que bajarán hasta un 10% con la llegada de las contrataciones después del verano.
Portada

Las contrataciones en los meses de verano caerán entre un 30% y un 40%, fundamentalmente en el sector turístico, el más afectado por la bajada de sueldos que, podría llegar al 12% en puestos poco cualificados relacionados con este sector. Esta es una de las conclusiones del informe de Previsiones salariales post Covid-19, elaborado por la consultora Ceinsa.

El estudio aborda tres escenarios posibles: pesimista, intermedio y optimista. Las estimaciones que se barajan en el contexto intermedio - teniendo en cuenta las previsiones del Banco de España, el Gobierno y el índice S&P-, son una caída del PIB del 9,2%, un crecimiento de la tasa de paro hasta el 19%, con una leve recuperación de la actividad en el tercer trimestre, una normalización casi completa en el cuarto y la previsión de recuperar los datos de principios de 2019, para mediados de 2022.

A partir de estos parámetros se deduce en el informe que las retribuciones podrían caer entre un 5% y un 10% para las nuevas contrataciones que se reactivarán a partir del mes de septiembre. Con una caída más acusada en las posiciones directivas ante una revisión de los modelos de incentivos.

En general los salarios totales se ajustarán en el último trimestre del presente año, teniendo en cuenta que habrá mucho desempleo, entre un 2% y un 5% en posiciones directivas y entre un 0% y un 1% en los puestos no directivos. Además, se espera que los incrementos a final de año sean moderados y que el 0% sea lo más habitual.

Entre los meses de junio y agosto el estudio prevé que los salarios de mercado en cuanto a retribución fija se mantendrán por el poco efecto de las nuevas incorporaciones. Sin embargo, los sectores de servicios (retail, turístico, etc.) quedarán afectados por la reducción o falta de ingresos, e iniciarán un ajuste en determinadas posiciones para adecuar su masa salarial a los resultados, el cual en este período se realizará más por despidos que por ajustes salariales.

Para el año 2021 Ceinsa augura una estabilización de los salarios en el primer semestre y una clara recuperación a partir del segundo semestre. Los puestos no directivos alcanzarán los valores que teníamos a inicios de 2020 y las posiciones directivas estarán levemente por debajo (entre un 2% y un 3%). Asimismo, se estima que la política de incrementos se normalizará y, aunque aún esté presente, el 0% ya no será el valor más utilizado.

Siguiendo esta evolución en 2022, se prevé que el PIB prácticamente haya recuperado a la cifra que teníamos a principios de 2020, aunque hasta 2023, no se alcanzarán los números a los que hubiéramos llegado sin el COVID-19.

En consecuencia, los salarios entrarían en fase de recuperación en 2022, aunque algo por debajo en los puestos directivos, y alcanzaran los valores previos a la crisis en 2023.

Las retribuciones para nuevas contrataciones podrían descender hasta un 20 % en el peor de los casos

En el peor escenario que contempla el estudio realizado por Ceinsa, el PIB caería hasta el 13,6% y la tasa de paro alcanzaría el 21,7%, y la previsión de recuperar los datos de principios de 2019 para finales de 2022, aunque con un importante crecimiento en 2021 (8,5%).

En este contexto la caída salarial entre junio y agosto podría ser de entre el 10% y el 15% para puestos poco cualificados, mientras que a partir de septiembre sin una actividad económica aún normalizada las retribuciones ofrecidas para nuevas contrataciones descenderían entre un 10% y un 20%, según las posiciones.

En general, en el último trimestre del año los salarios totales se ajustarán, teniendo en cuenta que habrá pocas contrataciones, entre un 8% y un 13% para puestos directivos y entre un 2% y un 4% en puestos no directivos.

En 2022 se iniciaría una cierta recuperación salarial, pero las retribuciones aún estarían lejos, de los salarios de finales de 2019 y el equilibrio llegaría a finales de 2023.

En el mejor escenario los sueldos en nuevas contrataciones caerían hasta el 5%

Las previsiones más optimistas son que el PIB caiga hasta el 6,6%, que la tasa de paro alcance el 18,3% y que recuperar los datos de principios de 2019, para finales de 2021. Con estas estimaciones el informe de Ceinsa pronostica que entre junio y agosto los sueldos en puestos pocos cualificados del sector turístico bajarían entre un 3% y un 5%, y que, a partir de septiembre, las retribuciones ofrecidas para nuevas contrataciones experimentarían un descenso de entre un 3 % y un 5 %.