Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo

Impacto del Covid-19 en las Relaciones Laborales. El papel de la comunicación interna

Cid, Flor

Capital Humano, Nº 354, Sección Crecimiento profesional / Tribuna, Junio 2020, Wolters Kluwer

Portada

Flor Cid

Directora de FlorCidComunicacion

Tanto empresarios como trabajadores atraviesan una situación excepcional en el contexto actual, fruto de la llegada del coronavirus a los entornos laborales. Son ya numerosas las fuentes que recogen información y testimonios acerca de los puntos a tener en consideración, en este momento y en adelante, dentro de los nuevos entornos laborales. Y es que, tanto por protocolo habitual, como por seguridad ante este escenario, son muchas las cuestiones que es preciso dilucidar para que ambas partes conozcan cuáles son las directrices que les deben guiar.

Cuestiones como: ¿Tiene la empresa la obligación de adoptar las medidas preventivas? ¿Puede el trabajador reclamar a la empresa una indemnización por daños y perjuicios si se contagia por coronavirus durante un viaje de empresa? ¿Cómo se aborda la situación de un empleado en cuarentena como medida preventiva desde el punto de vista laboral? Son solo algunas de las que han surgido desde el inicio del confinamiento. Otras tales como la tramitación de los ERTE, la reorganización de las relaciones laborales, la solicitud y pago de la prestación de desempleo, o la prestación del cese de actividad de los autónomos, se aproximan más al momento actual y precisan respuestas de especialistas en normativa laboral. Nadie duda de que aún queda mucho camino por recorrer en un terreno, además, desconocido y novedoso en gran parte de las situaciones.

Hace poco he leído un artículo de Mario Beramendi, el coordinador del Suplemento Mercados en La Voz de Galicia, que, sin sorprenderme, me gustó ya desde su propio titular: «La revolución laboral que viene tras el coronavirus». Si bien ya hemos hablado por activa y por pasiva de las «bondades» del nuevo escenario (tales como el fomento del teletrabajo y de nuevos modelos de prevención de riesgos), el periodista incide en los grandes retos que se ubican al otro lado de la balanza, como son la reducción de la brecha digital, el reconocimiento de profesiones poco puestas en valor, y la mejora del diálogo social para abordar las necesarias reformas que nos acompañarán en esta nueva senda.

Si bien es cierto que nos encontramos en fase de «desescalada» y que es mucha la repercusión que este virus ha tenido y tiene, no solo solo sobre la salud, sino también sobre la sociedad y la economía, en este artículo tan solo pretendo centrarme en el papel que juega la comunicación interna dentro de todo este escenario, como ya hice en mi colaboración anterior. Y es que vuelvo a repetir, ahora con más énfasis que nunca, que, si bien ya constituía una pieza estratégica y esencial para las compañías en todos los niveles, una situación de crisis incrementa su valor añadido de forma exponencial.

Recientemente, como recoge el digital Corresponsables, la Asociación de Directivos de Comunicación ha organizado un webinar para analizar el papel de la comunicación interna en las organizaciones en el momento de crisis actual. Varios expertos han tratado el escenario laboral post-COVID-19. Destacaría especialmente las reflexiones del presidente de Dircom, Miguel López-Quesada, quien resaltó las bondades de las distintas experiencias en materia de comunicación para continuar aportando el necesario valor añadido; e incidió en la importancia de las emociones, la complicidad y el engagement dentro de las organizaciones, priorizando la gestión de las personas y de la comunicación. Me quedo con esta fantástica síntesis para seguir promoviendo la apuesta firme por una comunicación interna veraz y empática, más útil y valiosa que nunca en el escenario que nos toca atravesar.