Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
Ocultar / Mostrar comentarios

Entrevista a David Reyero Trapiello

Talento y coronavirus: Correspondencia con David Reyero Trapiello

  • 20-5-2020 |

    Arancha Ruiz

Arancha Ruiz

Especialista en Talento y Selección

Socia de Headhunter & Talentist

Responsable del área de Headhunting y Selección en Capital Humano

  • Con más de veinte años de experiencia en la gestión de personas David Reyero se declara optimista ante la nueva situación tras el Covid-19. Valorar a las personas más allá de sus concocimientos por aspectos tan poco comunes hasta ahora como sus propósitos, fortalezas, pasiones y valores ayudará a seleccionar a los mejores candidatos.

Arancha Ruiz

Especialista en Talento y Selección

Socia de Headhunter & Talentist

Responsable del área de Headhunting y Selección en Capital Humano

David Reyero:«La brutal crisis sanitaria, social y económica del Coronavirus también deja algunos efectos positivos. Uno fundamental es prestar más atención y valorar más nuestro propósito personal. Millones de personas en el mundo y con bagajes muy diversos nos lo han recordado cada día. Profesionales sanitarios, agricultores, ganaderos, transportistas, fuerzas de seguridad, operarios de fábricas, personal de supermercados y limpieza, ONG o empresarios, autónomos y emprendedores».

Pregunta.- ¿Crees que todo el mundo tiene que buscar hasta encontrar su IKIGAI?

David Reyero.- El propósito es algo sobre lo que todos deberíamos reflexionar más, poner energía e ir puliendo desde jóvenes. Encontrar el IKIGAI, aquello en lo que convergen fortalezas profesionales (talentos clave), pasiones (fuentes de alegría verdadera), lo que el mundo necesita y con lo que pueda ganarse la vida (empleabilidad con una retribución razonable).

En Sanofi intentamos cada vez más conocer a la persona más allá del profesional. Por ello no nos conformamos con profundizar en los aspectos básicos de la empleabilidad: bagaje y experiencia técnica previa y sus habilidades sociales (el qué y cómo). Exploramos cada vez más en el propósito, fortalezas, pasiones y valores de los candidatos (el por qué y el para qué). Strenghts Finder es otra herramienta que hemos usado en piloto y con éxito para detectar fortalezas.

Todos estos elementos emergentes nos ayudan a afinar el buen encaje y una experiencia gana-gana empleado-empresa. Sin embargo, y a pesar los avances científicos, considero que el área de selección sigue siendo un arte.

P.- ¿Se busca algo más que dinero y seguridad al aplicar a una empresa?

DR.-. Hay un modo de trabajar más sostenible y humanista, que puede combinarse con una sana ambición de resultados y excelencia. Nosotros cada vez ponemos más foco en aspectos más «intangibles» pero fundamentales (cultura organizativa, conciliación, desarrollo profesional…). Buscamos personas que sean de alto rendimiento pero sostenible. Queremos «corredores de fondo» y no «sprinters», tanto como empleados individuales como en su rol de líderes de equipo.

P.- ¿De qué acción de atracción de talento te sientes más orgulloso de haber contribuido a implementar en tu organización?

DR.- Una iniciativa muy bonita que hemos implantado recientemente es un programa de «reverse mentoring», aunque me gusta más el término de «mentoring bidireccional». Hemos construido una comunidad pionera y muy enriquecedora de millennials que actúan como mentores de directivos seniors en temas digitales, de nuevos negocios y nuevas formas de gestionar personas. Es muy positivo acercar generaciones y potenciar el networking interno, que no siempre es fácil en grandes compañías.

P.- ¿Sirven las redes sociales para potenciar el talento y conectarlo o más bien para distraerlo?

DR.- Las redes sociales son paradójicas ya que representan, a la vez, una bendición y una maldición. Si tienes foco y te formas para darles buen uso son una fuente extraordinaria de crecimiento, inspiración y conexión con personas a nivel mundial. Si entras compulsivamente para compararte con los demás y sin una intención clara pueden ser una importante pérdida de tiempo y aumentar tu ansiedad y confusión.

P.- ¿Cómo crees que será la «nueva normalidad»?

DR.- Hacer menos y ser y agradecer más. Dejar un legado positivo, vivir con un propósito, escuchar tu interior, buscar tu equilibrio personal y lo que aportas a los demás. En este tsunami en el que ya vivíamos antes del Covid-19 lo más sano es estar en el centro, el lugar donde hay menos viento y turbulencia. Aprovechemos la oportunidad de esta crisis que nos ha parado súbitamente y en seco. Usemos con inteligencia este tiempo para reinventarnos y ganar plenitud, felicidad verdadera, consciencia e impacto social positivo.

EN PRIMERA PERSONA

Sobre David Reyero : Twitter: @davidreyero73 / Linkedin: es.linkedin.com/in/reyerodavid

  • Un lema que inspira su día a día: «Aprender cada día algo nuevo, crear, generar cambio positivo, disfrutar de mi familia y amigos. Contribuir a un mundo mejor desde la empresa, ayudando a personas a sacar el mejor partido de sus talentos».
  • ¿Cuál es la pregunta más curiosa que te ha hecho nunca un candidato? Más que pregunta fue un comentario. «Vengo a esta entrevista porque me lo ha pedido mi padre». ¿A qué os dedicáis?
  • Una anécdota de tu carrera profesional. Una de las claves para que me contrataran en mi primer trabajo fue que fui deportista pre-olímpico de tenis de mesa. Y este deporte le apasionaba al jefe de mi jefe y me invitó a jugar un día como parte del proceso de selección. Me pareció una forma original de conocer a un candidato y evaluar el encaje cultural con la organización.
  • ¿Qué libro estás leyendo? «Lo que mueve mi vida» (Editorial Plataform) de Jay Allison y Dan Gediman. Recoge testimonios cortos sobre el propósito vital de personas famosas y normales.