Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
Ocultar / Mostrar comentarios

Cómo mejorar la relación con los empleados que trabajan en remoto

  • 11-6-2020 | Wolters Kluwer
  • Sesiones de integración o programas de reconocimiento, son algunas de las opciones que permiten ayudar a los empleados que trabajan desde casa.
Portada

El confinamiento ha obligado a muchos empleados a adaptarse, en poco tiempo, al trabajo en remoto. Un cambio que, según el estudio ‘Cigna COVID-19 Global Impact’, parece haber sido positivo ya que la satisfacción laboral de los españoles con el teletrabajo ha mejorado y un 80% reconoce que esta nueva situación laboral les ha permitido conseguir una mayor flexibilidad horaria.

Este nuevo panorama laboral se extenderá, por lo menos, unos meses, por lo que será necesario que las empresas continúen adaptando nuevas metodologías de trabajo. Por ello, desde la plataforma de formación online Crehana, cuyos empleados teletrabajarán hasta final de año, han recogido cinco recursos que pueden implementar las compañías para mejorar la relación con los empleados que trabajan en remoto.

  • Sesiones de integración. El confinamiento hace que perdamos las relaciones interpersonales que existían en la oficina, por ello es recomendable incentivar que los distintos equipos de trabajo se reúnan de vez en cuando en un After Office con el objetivo de que pueden integrarse entre ellos y explicar cómo están viviendo esta nueva situación.
  • Programa de reconocimientos. Reconocer el trabajo que los empleados realizan en remoto es fundamental para que éstos continúen sintiéndose parte del equipo y se mantenga la motivación. Actualmente, existen en el mercado diferentes programas que permiten a los trabajadores felicitar y reconocer la labor de sus compañeros a distancia.
  • Sesiones de terapia. El encierro y la cuarentena no han sido sencillos para todos, por eso las empresas deberían abrir una línea de ayuda gratuita con expertos en psicología que permita a los trabajadores desahogarse o plantear los problemas que esta nueva situación les está generando.
  • Sesiones de workouts a distancia. Es bastante probable que los trabajadores no dispongan en casa del mobiliario adecuado en el que pasar tantas horas sentados. Por ello, es normal que vuelvan los dolores de espalda, piernas o cuello. Ante esto es recomendable que las empresas fomenten el ejercicio, aunque sea a través de clases online. Por ejemplo, en Crehana han desarrollado un sistema que permite ofrecer a sus empleados sesiones de pilates, yoga, cardio, meditación…
  • Adaptar el espacio de trabajo. Los empleados necesitan material de oficina en sus hogares y, por ello, las empresas deben ofrecerles facilidades para disponer de elementos como escritorios, sillas, audífonos o soportes para ordenadores portátiles.

Por último, Diego Olcese, co fundador y CEO de Crehana, explica que “muchos estábamos acostumbrados a trabajar codo con codo y ahora toca adaptarse e intentar mejorar la experiencia de quienes trabajan desde casa. Este debe ser uno de los objetivos primordiales para las empresas ya que es la única manera de mantener la motivación y el compromiso que los empleados tienen con la compañía en una situación tan complicada como la que estamos viviendo”.