Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo

Era postCOVID: apostemos por el talento milennial y el talento senior

Maroño Otero, Encarna

Capital Humano, Sección Headhunting y selección / Dossier, 24 de Junio de 2020, Wolters Kluwer

Encarna Maroño

Directora de Organización & Soluciones Grupo Adecco

¡Ahora lo entiendo! Durante los últimos años no había estudio o informe sobre el futuro del empleo que leyera donde no se hablara del mundo VUCA. La mayoría de nosotros dedicábamos horas y horas a tratar de entender cómo sería ese entorno vulnerable, incierto, cambiante y ambiguo del que nos hablaban los expertos y que, irremediablemente, impactaría en nuestras organizaciones.

Sí, dedicamos mucho tiempo a hablar y planificar la convivencia de varias generaciones en un mismo lugar de trabajo, del impacto de la tecnología en los procesos diarios, de la escasez de talento, de la globalización, … y, de repente, de un día para otro, el mundo VUCA se nos hace más que evidente, haciendo que todo se conecte y se desconecte al mismo tiempo. Me pregunto si esta es ahora la era del VUCA 2.0 o sería más acertado hablar del Mundo COVID. Sea lo que sea, hoy nuestras jornadas giran alrededor del abastecimiento de mascarillas, geles hidroalcohólicos, pantallas de metacrilato, …y mucho teletrabajo. ¿En serio? ¿Dónde ha quedado el control horario, la transformación digital o la escasez de talento? ¿Ya no es importante?

Desafortunadamente, el virus traerá otros efectos secundarios, al margen de todo lo que ya hemos vivido hasta el momento. Y las empresas necesitaremos multiplicar por dos nuestra competitividad y capacidad de recuperación de lo que nos hemos ido dejando por el camino.

Con más o menos celeridad, iremos volviendo a la “nueva normalidad” y descubriremos que nuestras necesidades siguen estando ahí, intactas y más urgentes que nunca. Así que hoy, ahora, es el momento de decidir qué hacemos.

¿Nos quedamos como estamos, seguimos con nuestra actividad diaria y esperamos a que la situación se calme? Una situación completamente entendible.

¿O tratamos de sacarle partido? Analizado las nuevas posibilidades que se nos ofrece, revisando los procesos internos, dedicando tiempo a conocer mejor a nuestros clientes, candidatos y trabajadores; y colocándonos donde más pueden aportar, cambiando las estructuras, …no importa qué, siempre que su objetivo sea salir reforzado de esta situación. Cualquier cosa que os planteemos, fuera de lo extraordinario, traerá réditos a futuro.

“No podemos influir sobre el PIB, ni sobre la crisis mundial; pero cada uno de nosotros sí tenemos la capacidad de influir en lo que nos rodea, en hacer de nuestro trabajo diario algo excepcional, impactando en los demás” ¡Cuánta razón tiene nuestro querido presidente, Enrique Sánchez! Pasito a pasito, pulgada a pulgada, partido a partido… da igual cómo lo llamemos, Si cada uno de nosotros da su extramile cada día, saldremos reforzados como equipo, como personas y como organización.

Ahora bien, para que esto ocurra, será necesario comprometer a nuestros equipos y comprometernos con ellos favoreciendo entornos en los que el trabajo deje de ser trabajo y los retos formen parte de las rutinas diarias.

Porque si algo hemos aprendido de este tipo de situaciones convulsas es que las empresas que saldrán reforzadas no serán aquellas que tengan un mayor tamaño o mejor tecnología, sino aquellas que tenga el mejor talento. Y cuando hablamos del mejor, no hablamos del que tiene un mejor CV, sino de aquel que sabe, que puede y, especialmente que quiere dar la mejor versión de sí mismo en nuestras empresas. Por tanto, es ahora el momento de trabajar en la identificación y el desarrollo del talento adecuado que necesitamos en nuestras compañías.

¿Por dónde empezamos? Aquí os ofrezco un cóctel de cinco vitaminas y una vacuna que nos ayudarán a afrontar este periodo COVID -19 con más energía.

  • Vitamina 1: Tener un plan…o varios. En momentos de incertidumbre, es importante de definir qué vamos a hacer a cortísimo plazo, a medio y en el momento en el que volvamos a la normalidad. El qué, quién y cuándo serán grandes aliados para mantenernos en el camino correcto, a pesar de lo baches que iremos encontrando.
  • Vitamina 2: Alinear a todo el equipo, favoreciendo una visual clara de dónde estamos, cuáles son nuestras fortalezas, cuáles nuestras debilidades, dónde están nuestros competidores, hacia dónde podríamos avanzar, ¡Todos remando hacia el mismo sitio!
  • Vitamina 3. Comunicar, comunicar y comunicar. Hazlo a todos los niveles, involucra a todos los equipos, utiliza todos los recursos, adapta los mensajes... De arriba abajo, de abajo hacia arriba, de izquierda a derecha…
  • Vitamina 4: Favorece el cambio. A veces, decidimos correctamente lo que queremos hacer y nos eternizamos en la ejecución. Rompe silos, abre la mente, invierte en formación, crea equipos multidisciplinares… abusa de la diversidad. Está demostrado que las empresas más diversas son más ágiles, más abiertas al cambio, más innovadoras, … ¡este es el momento!
  • Vitamina 5: Impulsa el empowerment. Deja que tus equipos tomen decisiones, que se equivoquen, que opinen, que discutan, …. Es el camino hacia el compromiso.

Y una vacuna… llamémosla COVID-20. Dosis concentrada de Capacidad de Aprendizaje, Orientación a resultados, Vocación de Servicio, Iniciativa y Dinamismo & Flexibilidad. Cinco competencias a fomentar en nuestros equipos que facilitarán el camino de la transformación, del cambio, de la evolución… de lo que cada uno de nosotros necesitemos para nuestras organizaciones.

Está claro que, nos dediquemos a lo que nos dediquemos, el valor de las personas sigue siendo el activo más importante de una empresa.

Sabiendo que las posiciones cambiarán cada vez más rápido, que los procesos se verán impactados por la tecnología, que encontraremos nuevas oportunidades de negocio en otros sectores o con otros servicios, el CV, tal y como lo conocemos, ha perdido su valor.

En muchas ocasiones, conocer si el candidato tiene experiencia previa no será relevante, porque el valor diferencial vendrá de la mano de esas competencias que hemos comentado. Del qué ha hecho al cómo lo ha hecho.

Esto, que parece baladí, es una oportunidad de oro para empresas y candidatos. Del lado de las empresas, competitividad. Del lado de los candidatos, empleabilidad.

Es cierto que los índices de contratación no son los más esperanzadores y que, quizás, tampoco haya muchos movimientos internos; pero lo que sí es cierto es que hoy el talento Millenial y el talento Senior tiene muchas más oportunidades que las que tenía en el pasado.

En el caso de los más jóvenes, su capacidad de ver el mundo de manera diferente y más global, de adoptar la tecnología de manera inmediata, de no tener miedo a explorar nuevas formas de trabajar, de pensar fuera de la caja… son atributos que no debiéramos pasar por alto. Por otro lado, el talento senior nos aporta serenidad, experiencia y agilidad evitando el ensayo error y el análisis, entre otras.

Ambos colectivos tienen ganas de demostrar y de aprovechar la oportunidad. ¿Estamos seguros de no querer tenerlos en nuestras empresas?

Es el momento de olvidar las fechas de nacimiento, el género, las nacionalidades, las discapacidades… y todas esas etiquetas que no hacen más que poner freno a las personas y a su contribución a las compañías. Aprovechemos este momento para acercarnos a nuestros equipos y futuros candidatos y tratemos de encontrar qué es lo que pueden hacer por nuestro proyecto y no tanto en aquello que no pueden hacer…. Y que, curiosamente, no tiene ningún impacto en nuestra cuenta de resultados. La diversidad es hoy un valor en alza que no debiéramos obviar. La diversidad nos permitirá romper las barreras de pensamiento y ponernos en los zapatos de nuestros clientes más fácilmente… ¡y ya sabemos qué supone eso!

Quizás el momento no es el más bonito de nuestras vidas, pero siempre tendremos la capacidad de decidir dónde queremos que la “nueva normalidad” nos encuentre. ¿Te quedas en casa esperando a que pare de llover o sales a la calle dispuesto a dejarte mojar? Si te animas, te espero disfrutando de los charcos.