Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo

Desescalando

Martínez, Roberto

Capital Humano, Nº 355, Sección Conciliación y diversidad / Tribuna, Julio 2020, Wolters Kluwer

Portada

Roberto Martínez

Director de Fundación Másfamilia y Coordinador del área de Diversidad y Conciliación en Capital Humano

Como Conciliator 2.0 debo confesar que no me gusta el teletrabajo ¡full time!. A mí esto del confinamiento se me ha hecho muy largo y, de hecho, durante 3 o 4 semanas, he estado yendo y viniendo a la oficina para «airearme» un poquito.

Analizando, he estado haciendo el mismo porcentaje de teletrabajo que en la «antigua normalidad», un 30 por ciento del tiempo de promedio. Sin embargo, observando a mi alrededor, descubro cómo mucha gente no quiere volver al puesto de trabajo en la oficina… ¿Y ahora? Yo que siempre he sido un fiel defensor del trabajo «anytime, anywhere», me descubro argumentando las necesidades de volver a la oficina y de hacerlo cuanto antes.

¿Un conciliator 2.0 recomendando la vuelta al trabajo en la oficina? Vamos… ¿Dónde se ha visto? Llevo 15 años tratando de ensalzar las bondades del teletrabajo o trabajo flexible y ahora… ¿me esperan 15 años de «loar» las bondades de ir a la ofi y de socializar en el trabajo? El mundo al revés.

¿Tan difícil resulta de entender aquello de que «en el término medio está la virtud»?

El trabajo, o buena parte de él, que se realiza en la sociedad del conocimiento y la información requiere de trabajo en equipo y no de cualquier «tipo» de equipo sino de uno de alto rendimiento. La innovación, la disrupción creativa, el aprendizaje inicial y continuo, entre otros, requieren de socialización, de cierto… «roce» entre personas. Los equipos deben cohesionarse y esto es más complicado en la distancia. Necesitamos intercambiar más que palabras, gestos… y no bytes. Requerimos conocer mejor al resto para, con ello, empatizar. El ser humano demanda el apoyo continuo, no es un Cyborg. Y, además, que no se nos olvide que somos latinos o latino-mediterráneos y para nosotros la comunicación no verbal no es lo más sino que es la comunicación en sí.

Así que, por lo que más quieran: ¡Vuelvan a las oficinas!