Capital humano - DocumentoSEO
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
Ocultar / Mostrar comentarios

5 claves para lograr un ascenso teletrabajando

  • 24-8-2020 | Wolters Kluwer
  • Trabajar en remoto es aún un sistema con muchas asignaturas pendientes, que hace necesario un esfuerzo añadido a la hora de promocionar profesionalmente.
Portada

Uno de los efectos más significativos que ha provocado la pandemia en el ámbito laboral es que, en mayor o menor medida, las empresas se han visto obligadas a implantar el teletrabajo en su actividad diaria. Una política que algunas compañías han optado por mantener a largo plazo.

Como siempre, las decisiones de empresa tienen sus pros y sus contras y, en este caso, el hecho de no ir a la oficina representa muchas ventajas para el empleado, y sin embargo, puede suponer una barrera a la hora de proyectar su carrera profesional dentro de la empresa. Y es que, al no estar en la oficina, resulta más complicado llamar la atención del jefe y demostrar la valía profesional.

Para paliar este efecto y favorecer un ascenso desde casa, Nexian, red nacional de servicios de recursos humanos, ha establecido una serie de pautas que el empleado puede poner en práctica para impulsar su promoción mientras teletrabaja:

  • 1. Fijar objetivos: ahora más que nunca se hace necesario establecer unos objetivos que cumplir, de manera que el profesional tenga claro cuáles son sus funciones y los resultados a alcanzar. “Así, la empresa podrá medir cualitativa y cuantitativamente su valía para valorar una promoción” afirma Víctor Espinosa, director de Desarrollo Corporativo de Nexian.
  • 2. Reforzar la confianza: al tener fijados unos objetivos, la relación de confianza de empresa-empleado se hará mucho más tangible, porque, independientemente de horarios y tiempo de dedicación, el trabajador deberá cumplir los plazos establecidos en la entrega de proyectos, demostrando su compromiso profesional, sin necesidad de su presencia en la oficina.
  • 3. Estrechar lazos de comunicación: es importante que el empleado fomente la comunicación con sus jefes, reportando puntualmente del estado de los trabajos pendientes. Para optimizar esta labor, es interesante que él mismo proponga reuniones periódicas para informar a sus superiores del ritmo de actividad, alternando encuentros virtuales y presenciales que ayudarán a reforzar el vínculo profesional y personal.
  • 4. Potenciar el aprendizaje: Tengamos en cuenta que una de las principales desventajas del teletrabajo es la pérdida de ocasiones en las que compartir información informal, anécdotas o casuísticas que ayudan al profesional a lograr la necesaria experiencia en su puesto de trabajo. Por este motivo, “La formación juega hoy en día un papel primordial a la hora de optar a puestos de dirección” afirma Víctor Espinosa, de Nexian. Reciclarse para aplicar los nuevos conocimientos a nuestra labor diaria será tenida muy en cuenta a la hora de respaldar un ascenso.
  • 5. Actitud: una de las cualidades más valoradas por los jefes, además de los resultados, es el rol del empleado dentro de la empresa y su predisposición para desempeñar su trabajo, algo que hay que demostrar mucho más desde casa, manteniendo una proactividad constante. Fundamental además ser flexible y estar abierto a los cambios que puedan surgir, transmitiendo en todo momento sentido del deber.

Cinco recomendaciones que recalcan desde Nexian para aspirar a un ascenso profesional en un momento de transición empresarial. Y es que a pesar de que el confinamiento ha servido de ensayo, el sistema de teletrabajo sigue siendo una asignatura pendiente para muchas empresas y profesionales en nuestro país.

Se trata de un sistema que a principio de año practicaban el 27% de las compañías a nivel nacional, cifra que se ha disparado, pero que aún está pendiente de una regulación y para la que muchos profesionales no están preparados.

Desde Nexian prevén que cada vez más empresas se sumen a este formato o que lo establezcan como fórmula de trabajo mixta, en base a una estrategia que incremente la productividad y la responsabilidad del empleado en un beneficio común.