El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
“La agilidad, flexibilidad y simplici...
Ocultar / Mostrar comentarios

“La agilidad, flexibilidad y simplicidad que aportan los freelance a la hora de incorporar talento experto en una organización es un factor clave y aún más, en un contexto de incertidumbre”

  • 11-9-2020 | Irene Ruiz De Valbuena
  • Entrevistamos a Vincent Huguet, cofundador y CEO de Malt, una scaleup que se dedica a conectar a empresas de todo tipo, desde pymes y startups hasta grandes corporaciones internacionales, con freelance digitales expertos de alto nivel.

Vincent Huguet, CEO de Malt, una scaleup que conecta empresas con freelance digitales expertos de alto nivel, fundada en 2013 en Francia por el porpio Vincent Huguet y Hugo Lassiège, actual CTO de la compañía . En España, Malt es ya la primera comunidad de profesionales freelances digitales, ya que con una red de más de 24.000 consultores. En esta entrevista Vincent Huguet nos habla del crecimiento del freelancing en los últimos años en nuestro país, del impacto del COVID-19 en el panorama freelance o de cuáles van a ser las tendencias que se van a imponer en el entorno laboral en la era post-covid.

Pregunta.- Según el estudio que habéis realizado junto a BCG, el 63% de los freelance españoles creen que la emergencia sanitaria les reportará más proyectos, ¿Cuáles son los motivos de estas altas expectativas?

Vincent Huguet.- El panorama freelance lleva años creciendo en Europa y también en nuestro país; concretamente, un 40% en los últimos 10 años, una cifra realmente reveladora. Pero a veces, el sistema necesita un empujón para avanzar y esto es lo que ha pasado, por ejemplo, con la transformación digital. Era una tarea que las empresas tenían pendiente desde hace varios años y la mayor parte de ellas ha empezado a implantarla o ha acelerado su desarrollo debido a la crisis del Covid-19.

Términos como trabajo en remoto o metodologías ágiles eran ajenos para muchas empresas ancladas en los modelos tradicionales. Ahora es su realidad, su día a día. Y lo más importante es que no solo lo han implantado por necesidad, sino que se han dado cuenta de que funciona y de que hay mucho por descubrir en el nuevo panorama del futuro del trabajo.

Esto es algo que estamos viendo, un nuevo panorama que los freelance afrontan con confianza. Los consultores independientes son uno de los principales motores de la transformación digital; expertos acostumbrados a trabajar con metodologías ágiles, en constante contacto con las últimas tendencias y listos para tratar con grandes clientes sin las barreras físicas de una oficina o un despacho.

«La era digital es la revolución laboral de nuestro tiempo. Un cambio que ha producido una gran brecha en un mercado laboral incapaz de satisfacer la demanda de talento digital»

P.- ¿Por qué en este momento contar con freelance es clave para las empresas?

V.H.- Hoy en día, las empresas están pasando por una etapa de constantes cambios. La era digital es la revolución laboral de nuestro tiempo. Un momento de agilidad y progreso a toda velocidad. Lo que hoy es disruptor, en unos años puede estar obsoleto. Un cambio que ha producido una gran brecha en un mercado laboral incapaz de satisfacer la demanda de talento digital.

En este momento de «guerra por el talento», la opción de contar con las habilidades expertas y el conocimiento a la última de estos profesionales en constante formación, supone para las empresas, no solo una forma de abordar proyectos claves o puntuales, sino también y sobre todo, una ventaja competitiva.

La posibilidad de contar con profesionales que están en contacto continuo con los proyectos más innovadores es una forma de atraer talento, polinizar a tus equipos con él y destacar en esta nueva era frente a tus competidores.

P.- ¿Qué ventajas tiene para las empresas el modelo de trabajo freelance?

V.H.- Un concepto que me parece muy interesante y que vimos con BCG (Boston Consulting Group) en la presentación de nuestro último estudio conjunto sobre el impacto del COVID-19 en el panorama freelance es la idea de las «3b» a la hora de adquirir talento dentro de las empresas: build talent, buy talent and borrow talent. La primera sería la formación interna; un empleado al que se le dota de una formación y unos conocimientos a lo largo del tiempo para que, a través de la práctica, pueda adquirir el rol que requiere la empresa. Un proceso que dura 9 meses de media. Buy talent obviamente sería la contratación; buscar en el mercado laboral a la persona idónea para satisfacer sus necesidades, algo que según los líderes de IT y de negocios conlleva un promedio de seis meses hasta cubrir estos nuevos puestos externamente. La última «b» serían los consultores independientes; es decir, adquirir el talento que ha estado trabajando en proyectos para otras empresas y que traerá todo ese conocimiento y experiencia a esos proyectos claves que necesitas sacar adelante. La media de este proceso es de 6 días.

La agilidad, flexibilidad y simplicidad que aportan estos profesionales a la hora de incorporar talento experto en tu organización es un factor clave y aún más, si cabe, en un contexto de tanta incertidumbre como el que vivimos hoy en día.

¿No sabes cuánto puede durar un proyecto? ¿No es el mejor momento para contratar, pero tienes necesidades que necesitas cubrir ya? Confiar en un consultor experto enriquecerá tu organización y tus equipos, además de permitirte seguir adelante con tu negocio y marcar la diferencia con la competencia.

«En España el 84% de los profesionales freelance dijeron que esta modalidad era su elección, una decisión meditada y consciente de las ventajas y retos que supone»

P.- ¿Y para los profesionales, qué ventajas tiene esta modalidad de trabajo respecto a trabajar por cuenta ajena?

V.H.- La idea principal en el freelancing es la libertad; profesionales que quieren tener el poder de elegir: elegir los proyectos en los que depositar todo su conocimiento y experiencia, elegir cómo trabajar, elegir cuándo y con quién. Es una forma de vida, una forma de entender el mercado laboral diferente a la manera tradicional.

Los proyectos se convierten en tu «imagen de marca», son tu sello de identidad.

Tienen una necesidad constante de cambio y el hambre por involucrarse de manera continua en nuevos proyectos, en nuevos retos. Y el hecho de ser tú mismo quien elige esos retos es una cualidad imprescindible para ser freelance.

En Malt todos los años realizamos una encuesta sobre el panorama freelance para elaborar un estudio sobre la situación y especificidades del sector. Ahora mismo estamos trabajando en este estudio para lanzarlo en pocas semanas, pero según los datos de la última edición, lanzada el año pasado, en España el 84% de los profesionales freelance dijeron que esta modalidad era su elección, una decisión meditada y consciente de las ventajas y retos que supone. Es decir, más que ventajas de esta modalidad, hablamos de cubrir las necesidades profesionales y vitales de estos expertos: libertad para elegir los proyectos en los que involucrarse, flexibilidad, conciliación laboral. Ventajas que, como decía, conllevan una gran responsabilidad.

«Es indispensable para acceder a los mejores profesionales, que las empresas sepan "vender" el proyecto»

P.- ¿Qué debe tener en cuenta una empresa a la hora de contratar un freelance para que su integración en los proyectos sea un éxito?

V.H.- Es importante entender que el freelancing es un modelo diferente al tradicional, que viene para cubrir unas necesidades específicas y que supone un complemento imprescindible para los equipos de aquellas empresas que quieren estar a la vanguardia del mercado.

Es indispensable saber que, para acceder a los mejores profesionales, las empresas deben saber «vender» el proyecto; es decir, ser conscientes de las implicaciones y retos que supone para la organización y trasladarlo al freelance, además de valorar y entender las peculiaridades de esta modalidad, siempre adecuadas a las necesidades del proyecto: flexibilidad, trabajo remoto, conciliación, ...

Para una empresa que nunca ha trabajado con un consultor freelance es crucial entender algunos aspectos claves del proceso. Lo primero es establecer un presupuesto que se ajuste al grado de experiencia que busca y al valor de la prestación en el mercado y, bajo ese presupuesto estimado, comenzar la búsqueda de profesionales. Hay que tener claro cuál es el desafío del proyecto, qué retos técnicos supone y qué habilidades son imprescindibles. A la hora de contactar con los expertos freelance hay que saber contextualizar el proyecto que se va a abordar, hay que presentar la totalidad del trabajo a realizar, los objetivos y colaboradores, así como las etapas a seguir y dejar claro cuál es la meta.

Uno de los aspectos más importantes para que un proyecto tenga éxito es hacer un seguimiento del mismo. Establecer una serie de etapas en las que evaluar su dirección y evolución, ya que es crucial ser honesto y transparente con las expectativas.

Sabemos que este mundo es nuevo para muchas empresas y que pueden surgir dudas durante el proceso. Por eso hemos creado nuestro libro blanco «Cómo trabajar con freelance», un documento que tenemos disponible para todas las empresas que trabajan con nosotros y que pronto estará abierto a todo el mundo.

Hombre de 40 años con estudios universitarios y que previamente ha trabajado por cuenta ajena, ése es el perfil de los freelance en España

P.- ¿Cuál es el perfil del freelance en España?

V.H.- Nuestro último estudio, elaborado junto a Boston Consulting Group, nos aporta datos que pueden sorprender a aquellas empresas que no están acostumbradas a trabajar con expertos freelance. El primero es que la edad media es de 40 años. Además, el 75% posee estudios universitarios o superiores y el 97% de ellos han sido previamente trabajadores por cuenta ajena que han optado por este modelo. Tech & Data; Imagen, sonido y diseño gráfico; y comunicación y Marketing son los sectores en los que el mercado freelance tiene un mayor impacto. Además, el 64% de los profesionales son hombres y Madrid y Barcelona suponen el 81% de su área laboral.

«La era digital cambia a toda velocidad y este ritmo es imposible de seguir por las instituciones y aparatos del Estado»

P.- ¿Considera que en España estamos más cerca de una regulación de los freelance, que les otorgue derechos similares a los que tienen los trabajadores por cuenta ajena? ¿Y a nivel de la Unión Europea?

V.H.- Es importante destacar que cuando hablamos de freelance hacemos referencia a lo que el Foro Europeo de profesionales independientes (EFIP) de la Comisión Europea, cataloga como Ipros, personas físicas sin empleados de profesiones intelectuales.

Es difícil de saber. Como decía antes, la era digital cambia a toda velocidad y este ritmo es imposible de seguir por las instituciones y aparatos del Estado. Sin embargo, es una realidad que no para de crecer. Desde las plataformas digitales como Malt tratamos de satisfacer esas necesidades a través de acuerdos y colaboraciones. Por ejemplo, gracias a nuestro modelo somos capaces de adelantar el pago de los freelance a 48 horas, algo que facilita muchísimo su día a día, o también por ejemplo gracias a AXA contamos con un seguro que cubre todos los proyectos. Todo ello además de buscar beneficios para la comunidad como asesoría legal, acceso a formación, coworkings, ...

Esto es lo que expertos como Albert Cañigueral, de la fundación OuiShare, definen como WorkerTech, el impacto de las plataformas digitales sobre las relaciones laborales y el futuro del trabajo.

«Hay que dar visibilidad a las a las grandes profesionales que existen en el mercado Tech. Crear modelos a seguir es vital para inspirar y motivar a otras a seguir esa senda»

P.- Gran parte de los freelance son profesionales de sectores digitales, en los que todavía hay una infrarrepresentación de las mujeres ¿Qué medidas cree que se pueden llevar a cabo para romper esta brecha de género?

V.H.- Efectivamente esa brecha existe. Tradicionalmente el sector Tech ha sido uno de los muchos en los que la mujer ha estado infrarrepresentada. De hecho, como decía antes, el 64% de los freelance en España son hombres, además de existir una diferencia de alrededor de un -10% en cuanto a salarios (un porcentaje inferior a la media en Europa, que es del -15%).

Hay muchas cosas que se pueden hacer y muchas que ya se están haciendo. Lo primero es dar visibilidad a las grandes profesionales que existen en el mercado Tech. Hay que contar con su talento para ponencias y eventos. Por ejemplo, nosotros colaboramos y conocemos muy de cerca uno de los eventos tech más importantes que tienen lugar en Madrid, el T3chFest, donde aspectos como este se cuidan y se valoran mucho. Creo que crear modelos a seguir es vital para inspirar y motivar a otras a seguir esa senda.

En Malt vemos que la representación de mujeres aumenta año tras año en cada profesión. Sin embargo, queda camino por recorrer. Es curioso ver también que países como Finlandia, Suecia o Dinamarca, que en repetidas ocasiones copan los primeros puestos en el Índice de Sociedad y Economía Digital (DESI) de Europa, también muestran una alta representación de mujeres en la fuerza laboral digital.

De los 193 empleados de Malt, el 51% son mujeres. Creo que este hecho, unido a la pluralidad de perfiles de cada equipo, tanto en su formación académica y profesional, como internacional, es uno de los muchos aspectos que hace nuestro equipo tan fuerte. Las mujeres son mayoría en casi todos los departamentos de Malt. Aunque es cierto que todavía tenemos trabajo, por ejemplo, en el departamento de Software & Data Science, así como en la promoción de mujeres en puestos directivos.

«Las compañías comienzan a apostar por una mayor liquidez, una transformación en sus organigramas internos que les permita aprovechar toda esa agilidad y flexibilidad para adoptar los cambios a mayor velocidad»

P.- ¿Cuáles son en su opinión las tendencias que se van a imponer en el entorno laboral en la era post-covid?

V.H.- Se habla mucho de teletrabajo, pero en mi opinión y por mi experiencia, creo que se optará por el trabajo en remoto mixto. Es evidente que volver al modelo anterior sería un paso atrás que no deberíamos dar, pero tampoco hay que renegar de las ventajas de juntar a los empleados en las oficinas.

En Malt, desde que arrancamos hace ya siete años, por nuestro modelo y el contacto directo con el entorno freelance, siempre hemos tenido una política de trabajo remoto abierto, en la que es el empleado quien decide cuándo es más conveniente para él trabajar desde casa y cuando venir a la oficina. Durante estos meses de confinamiento hemos tenido una sensación compartida de volver a juntarnos, volver a trabajar y compartir ideas entre todos alrededor de una misma mesa. Creo que la atmósfera que se crea cuando las personas se juntan tiene un valor increíble para la creatividad y la innovación. Crear lazos e interactuar entre nosotros es imprescindible, no solo en el día a día, sino también en nuestra vida laboral.

Por otra parte, esta apuesta definitiva por la transformación digital va a aumentar la propuesta de valor del modelo freelance. Su agilidad e innovación se van a convertir en puntos claves dentro de las organizaciones. Además, las empresas que en un principio no estaban englobadas dentro del mundo Tech, como pueden ser las del sector retail, están viendo la oportunidad y necesidad de incluir esto dentro de su Core Business y aquí los consultores independientes son sus mejores aliados.

Creo también que esto ayudará a que las compañías comiencen a apostar por una mayor liquidez, una transformación en sus organigramas internos que les permitan aprovechar toda esa agilidad y flexibilidad para adoptar los cambios a mayor velocidad.

«Al igual que en Airbnb buscas la casa que mejor se adapta a tu presupuesto para las vacaciones, en Malt buscas al freelance que mejor se adapta a las necesidades de tu proyecto»

P.- ¿Cómo funciona Malt? ¿Qué servicios ofrecéis?

V.H.- Es muy sencillo. Malt es la 1ª comunidad de freelance en Europa. Somos un marketplace con más de 200.000 expertos, disponible en los países que operamos: Francia, España y Alemania.

Nuestro modelo está basado en la cercanía y en la transparencia. Los freelance registrados en Malt trabajan de forma local en cada región. De esa forma, se incentiva una competencia justa de precio y, por tanto, de calidad en los servicios.

La diferencia frente a los modelos de consultoría tradicionales es que nosotros no tenemos costes estructurales y que los gastos de servicio son mucho menores, lo que significa que con el mismo presupuesto que empleas en una consultora que a su vez externaliza el servicio, puedes llegar a los mejores perfiles, bajo tu criterio y tus necesidades. No dejas que nadie elija por ti; empleas tu presupuesto en lo que realmente necesitas.

Funcionamos como un marketplace. Al igual que en Airbnb buscas la casa que mejor se adapta a tu presupuesto para las vacaciones, en Malt buscas al freelance que mejor se adapta a las necesidades de tu proyecto.

Es tan sencillo como poner qué categoría necesitas en el buscador de nuestra homepage (desarrollador, Data Scientist, ciberseguridad, marketing, diseño, ...) y te aparecerán una serie de perfiles de consultores expertos con su tarifa diaria aproximada y sus principales habilidades. Entrando en aquellos perfiles que más se ajusten a lo que buscas puedes saber más sobre ellos: Background, portfolio, formación, titulaciones, etc.

Todo se realiza desde nuestra página web; desde el primer contacto a la propuesta de proyecto, contrato y facturas. Todo está digitalizado, adaptado a las necesidades de cada tipo de empresa (desde las startups a empresas internacionales) y por supuesto, seguro y a un click de distancia.

Tratamos de hacerlo todo lo más sencillo y seguro tanto para empresas como para nuestros freelance. Para eso contamos, por ejemplo, con el ya mencionado seguro de AXA o con nuestra herramienta de Malt Insights, que te permite ver todos los proyectos que tu organización está llevando a cabo, gestionar el presupuesto y el tiempo que se invierte para cada uno de ellos a tiempo real.

P.- ¿Cuál es vuestro perfil de cliente? ¿A qué sectores pertenecen y qué tamaño tienen las empresas que son clientes de Malt?

V.H.- En Malt trabajan todo tipo de empresas, desde las pymes y startups más innovadoras hasta grandes corporaciones internacionales. En Francia, por ejemplo, trabajamos con un 80% de las empresas del CAC 40 y, en España, del IBEX 35.

Nuestro modelo se ajusta a las necesidades de cada tipo de compañía, empezando por las que son capaces de autogestionar sus necesidades y búsquedas, pero también con aquellas grandes corporaciones que necesitan asesoramiento o soluciones personalizadas de pago y contratación. Es un servicio 360.

P.- ¿Qué van a encontrar las empresas en vuestra plataforma?

V.H.- Cómo te decía, es un servicio 360, por lo que van a encontrar todo lo que necesitan para externalizar procesos de la mano de los mejores consultores independientes. Empezando por la enorme variedad de perfiles disponibles en nuestra comunidad, validados y con valoraciones de otras empresas. Seguido por las herramientas que ponemos a disposición de nuestros clientes: Malt Plus, Malt Insights y Malt Open, que cubren todas las necesidades que las empresas tienen a la hora de gestionar este capital profesional: incluir a los freelance con los que ya trabajan, gestión de todos los proyectos y búsquedas avanzadas para las necesidades más específicas. Además de, por supuesto, la guinda del pastel y nuestro mayor valor, el soporte de nuestros equipos expertos: el trato persona a persona, en el que creemos profundamente y que conforman los cimientos de Malt.

«Nuestro equipo de Comunidad se encarga de ayudarlos y guiarlos durante todo el proceso, ese contacto de persona a persona que muchas veces se pierde en esta era digital»

P.- ¿Por qué recomendaría a un freelance tener un perfil en vuestra plataforma en vez de buscar proyectos por su cuenta? ¿Qué debería hacer para inscribirse?

V.H.- Como decía, ser freelance es algo más que una etiqueta. Es elegir una forma diferente de trabajar y de vivir, pero no exenta de retos. Malt es una plataforma creada por freelance y para freelance.

Siempre trabajamos en analizar todos esos retos que se plantean en el día a día de un freelance y vemos cómo podemos ayudar a superarlos. Nuestro equipo de Comunidad se encarga de ayudarlos y guiarlos durante todo el proceso, ese contacto de persona a persona que muchas veces se pierde en esta era digital. Les damos la oportunidad de posicionarse como expertos y de interrelacionarse entre ellos para hacer crecer sus redes de contactos, por ejemplo, a través de eventos. En 2019 organizamos y participamos en más de 100 workshops, webinars ,...

A nivel de proyectos, para los freelance llegar a trabajar con grandes compañías es muy complicado ya que estas tienen sus propios procesos y burocracia para homologar proveedores de servicios externos y muchas veces resulta imposible para una persona. Nosotros hacemos esa labor, para que así la empresa tan solo tenga que entrar en nuestra plataforma y escoger el consultor que mejor se adapte a lo que está buscando. Algo que a priori puede parecer sencillo, en España es un proceso que llega a durar meses, pero que gracias a ello somos capaces de abrir las puertas a nuestra comunidad a los proyectos de mayor calado.

Otro de los mayores dolores de cabeza de los freelance llega con el tema de los pagos. En Malt todo está digitalizado, desde la mensajería hasta la firma de contratos y facturas. Estamos ahí para protegerlos y asegurar que puedan cobrar sus proyectos. Pero no solo eso, sino que, además, gracias a Malt reciben el dinero en menos de 48 horas; incluso con las grandes empresas que pagan a 40 o 60 días, con Malt cobran en apenas una semana.

Inscribirse en Malt es tan sencillo como acudir a nuestra web www.Malt.es y registrarse. Una vez hecho esto, el freelance debe completar su perfil, que es como su curriculum. Cuanta más información proporcione y más precisa sea, más fácil será que un cliente le contacte, una tarea sencilla pero crucial para su éxito en nuestra plataforma. En este proceso, una vez más, nuestros equipos tanto de comunidad como de soporte están ahí para ayudarles y aconsejarles.

P.- ¿Cuáles son los profesionales más demandados por las empresas a través de Malt?

V.H.- Los perfiles Tech y aquellos relacionados con diseño o marketing y comunicación son los perfiles que más buscan las empresas; sobre todo en este momento, en el que, como comentábamos, la transformación digital ha dado un salto de gigante.

Dentro del mundo Tech, los desarrolladores Back y Front, desarrolladores Mobile, Expertos en servicios Cloud o ciberseguridad, son algunos de los perfiles con mayor demanda. La verdad que el mundo Tech es un mundo complejo y rico de matices. Por eso, este año lanzamos Malt Tech Trends, un informe en el que analizamos la data interna de Malt para guiar y ayudar a las empresas a entender la evolución y las tendencias del mercado. En él analizamos desde las profesiones hasta las tecnologías, tarifas de los expertos, etc. Un estudio realmente completo e interesante y que ha tenido un gran impacto.

«Esto no ha hecho más que empezar, es el comienzo de un largo viaje y hoy es el mejor momento para recorrer esta senda llena de grandes retos y aventuras»

P.- ¿Qué balance hace de estos 7 años desde la creación de Malt? ¿Cómo ha evolucionado vuestro negocio?

V.H.- Han sido siete años extraordinarios para mí. Hemos podido desarrollar un producto, una comunidad, miles de clientes (de los más pequeños a los Fortune 500) y acompañar la evolución de un mercado con un potencial enorme.

Pero también siento que esto no ha hecho más que empezar, que es el comienzo de un largo viaje y que hoy es el mejor momento para recorrer esta senda llena de grandes retos y aventuras.

Queremos saber tu opiniónNombreE-mail (no será publicado)ComentarioWolters Kluwer no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista.
Introduce el código que aparece en la imagencaptcha
Enviar