El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
La ética, la asignatura pendiente de ...

La ética, la asignatura pendiente de la mayoría de las organizaciones

León Emo, Silvia

Capital Humano, Sección Tendencias, 27 de Septiembre de 2021, Wolters Kluwer

Si la ética no está incorporada en la cultura, es muy complicado que se incorpore en la toma de decisiones

Portada

Hace unos días la Asociación Española de Directivos de Responsabilidad Social —DIRSE— y la consultora Beethik, presentaron las conclusiones de su estudio «El estado de la gestión ética en nuestras organizaciones».

Los resultados del mismo, en el que participaron un centenar de organizaciones, muestran que la ética no está integrada plenamente en las compañías españolas. Si bien, el informe revela las prioridades de las compañías se han visto afectadas por el impacto de la pandemia. De hecho, el estudio refleja un incremento de 6 puntos porcentuales en la priorización del área de Ética empresarial, desde antes de la crisis sanitaria (con un 6’99 sobre 10) hasta finales de 2020 (con un 8’42 sobre 10) donde asciende al cuarto puesto en el orden de prioridades.

José Antonio Lavado y Nekane Navarro, socios fundadores de Beethik, consideran que «este estudio es una gran oportunidad para saber dónde estamos, bajar los valores al día a día».

En la presentación del estudio participaron, además de representantes de DIRSE y beethik, varios expertos referentes en sus campos de actuación:

• Joan Fontrodona, (abajo izquierda), profesor de Ética Empresarial y titular de la Cátedra CaixaBank de RSC de IESE Business School 

• Elena Valderrábano, directora global de Ética Corporativa y Sostenibilidad de Telefónica

• Carlos Saiz, (arriba derecha) presidente de Cumplen (Asociación de Profesionales de Cumplimiento Normativo)

Como revela el informe, con dicho estudio se pretende ayudar a mejorar la confianza en las empresas y acelerar su cambio hacia modelos de negocios más éticos y responsable con las personas, la sociedad y el planeta. Por tal motivo, no sólo se muestra un análisis de las fortalezas y debilidades, sino que también que se proponen mecanismos para mejorar.

Por dimensiones, pueden verse las siguientes conclusiones, tanto del informe como de los expertos intervinientes en la presentación:

1. Propósito empresarial

El estudio revela que tres cuartas partes de las compañías participantes en el estudio tiene incorporado la Ética en su propósito empresarial, y un 62% cuentas con mecanismos para asegurar la aplicación de esos valores en el día a día, así como órganos para la gestión de su compromiso ético.

No obstante, solo el 33% han incorporado espacios formales de reflexión ética. A este respecto,Fontrodona recalcó la necesidad de «crear espacios para que la gente pueda compartir y abordar los conflictos entre la ética personal y la organizativa y generar marcos para convivir en la empresa».

2. Toma de Decisiones

En cuanto a la toma de decisiones, el informe demuestra que la ética no está integrada en ellas. De hecho, solo un tercio de las organizaciones sistematizan y documentan las decisiones tomadas en relación con la gestión ética y un 26% dispone de sistemas para incorporar la ética a la toma de decisiones. Sorprende que apenas un 8% han implantado mecanismos para la analizar trazabilidad de estas decisiones.

Además, el 91% no garantizan la participación de las partes implicadas en la toma de decisiones y no integra la capacitación de sus equipos en estos aspectos, añade el estudio.

A este respecto, Valderrábano destacó que «si la ética no está incorporada en la cultura, es muy complicado que se incorpore en la toma de decisiones».

Por su parte, Saiz añadió que las áreas jurídicas de las organizaciones están muy implicadas y son muy conscientes de la «necesidad de que la empresa tenga un cumplimiento ético, pero al final depende de la cultura de la compañía, como ha comentado Elena».

3. Entorno

Aunque la la mitad de las organizaciones cuenta con recursos para incorporar la ética en la relación con los grupos de interés, se ha de mejorar la comunicación con los grupos de interés, a sus GG. II. y cadenas de proveedores. Solo el 41% pone a disposición de ellos, herramientas de participación en materia de gestión ética, y les facilita informes sobre la gestión del compromiso ético.

4. Personas

Fortalecer el talento ético parece ser la piedra angular para conseguir que la ética se convierta en el estandarte de una empresa. No obstante, menos del 50% de las compañías encuestadas realizan algún tipo de acción para fomentarlo, y solo un 37% se ocupa de fortalecerlo dentro de sus equipos.

En este sentido, la mejor manera de fomentar la ética en la cultura empresarial es a través «de políticas internas, formación y medidas de sensibilización», comentó Valderrabano.

Igualmente, resulta primordial alentar el liderazgo ético, de otro modo, de nada sirve alentarlo en los equipos, si los dirigentes no lo ejercen. Sin embargo, el estudio refleja que poco más de una tercera parte no tiene definidas las competencias del liderazgo ético, ni tiene implantado un sistema de evaluación ni de la aplicación del sistema ético, ni del comportamiento ético de sus directivos.

5. Impacto Ético

Para una buena gestión de la ética empresarial, es necesario examinar su impacto. Sin embargo, solo un 37% de los encuestados tiene sistemas de indicadores implantados para medirlo.

Por otro lado, poco más del 10% de las organizaciones tienen integrado el análisis de tendencias de futuro para anteponerse a diferentes soluciones en relación con la gestión ética.

6. Cumplimiento

En términos general se puede definir la ética empresarial como el conjunto de normas que rigen el comportamiento de una organización. Si bien, hay que tener en cuenta que «lo ético y lo legal no van unidos», comentó Fontrodona. De ahí estriba la importancia en tener claro cuáles son los principios y valores a seguir y hasta qué punto «las empresas deben implicarse en determinadas materias o mantenerse al margen», comentó el profesor.

Respecto al control interno del cumplimiento ético, el compliance parece una herramienta útil para «proteger las políticas éticas empresariales» , así como la implementación de «canales canal de denuncias internos y externos», comentó Valderrabano.

Sin embargo, el presidente de Cumplen cree que estos mecanismos de control pretenden que la empresa no incumpla determinadas normas, pero «no con el fin de proteger los intereses de la propia compañía, sino los de terceros». En este sentido, Saiz añade que la «Ética y cumplimiento se mezclan y se juntan y otras veces chocan. La parte de cumplimiento tiene una parte externa que la ética no tiene. Es decir, en el cumplimiento hay un juez externo, pero en la ética solo la percepción de un tercero».

7. Cómo mejorar

Aunque las medidas de control son útiles e incluso necesarias, los expertos coincidieron en la necesidad de incorporar la ética a la cultura empresarial como piedra angular para conseguir una empresa más ética. Para tal fin, cada uno aportó una perspectiva diferente, pero, a su vez, complementarias:

Fontrodona, recalcó que «la clave está en la formación», así como en crear espacios para pensar diferente, sin que se tenga q marcharse de ese entorno. Una especie de objeción de conciencia

Por otro lado, Saiz consideró que una buena forma es «buscar la personas q tengan esa sensibilidad para generar esa cultura e influir en la empresa»

Sin embargo, Valderrabanos consideró, que antes de implementar o corregir actuaciones, establecer la cultura y encontrar las personas, es «primordial saber a dónde se quiere llegar para establecer la ética, ya que no hay una sola». En este sentido, «Hay que definir que ética quieres seguir. Ahí está la oportunidad de diferenciarse en positivo, con un comportamiento excelente conforme a lo que se ha planteado», concluyó.

Queremos saber tu opiniónNombreE-mail (no será publicado)ComentarioWolters Kluwer no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista.
Introduce el código que aparece en la imagencaptcha
Enviar