El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Wolters Kluwer logo
Especial Empleo: IA y departamentos d...

Especial Empleo: IA y departamentos de recursos humanos: la alianza perfecta para una nueva era más transparente y ágil

Capital Humano, Sección Headhunting y selección / Tribuna, 10 de Junio de 2021, Wolters Kluwer

Guillermo Vallejo

CEO y Cofundador de jobs301.com

La pandemia ha transformado la vida de las personas y ha acelerado, por necesidad, tendencias que, aunque fueran tímidamente, estaban ya entre nosotros. El teletrabajo, tan alabado en marzo del año pasado y que ahora empieza a ser cuestionado por muchos trabajadores, ha globalizado el mercado de trabajo a pasos agigantados, sobre todo en sectores como IT y digital cuyas funciones pueden realizarse desde cualquier parte del mundo gracias a la tecnología. En esta nueva era es fundamental que las empresas cuenten con procesos de selección y retención de talento más ágiles y eficaces para asegurar su éxito, y la inteligencia artificial (IA) —pese a la controversia que existe a su alrededor— se posiciona como LA HERRAMIENTA que va a determinar el sector de los recursos humanos de ahora en adelante.

Inteligencia artificial, machine learning, big data… Podríamos crear un nuevo diccionario de términos que han aterrizado en el sector y que, seguramente, todos hayamos escuchado muchas veces, pero quizá no conocemos realmente su significado. Simplificando al máximo un concepto complicado y cambiante como éste, se podría decir que la inteligencia artificial es la imitación de la inteligencia humana a través de un robot o un software. Es posible que, cuando leas esta descripción, lo primero que pienses es que la IA sustituirá a las personas. Pero no, hay muchos motivos por los que no lo va a hacer.

Pese a lo que puedan considerar los más escépticos, no nos encontramos en un episodio de «The Black Mirror» en el que los ordenadores o robots van a suplantar a las personas. La inteligencia artificial ha venido para quedarse, pero no a reemplazar a nadie. En el sector de RRHH, esta tecnología tendrá una doble función: por un lado, de acompañamiento a los head hunters y departamentos de selección, puesto que les ayudará a tomar decisiones más justas y transparentes. Por otro lado, en el caso de los candidato/as, de empoderamiento, ya que hará posible que ellos y sus necesidades vitales estén en el centro del proceso, y que solo reciban aquellas ofertas que realmente encajen con aquello que están buscando en ese momento.

Por tanto, si algo sabemos hoy de este concepto, es que no sustituye a un humano, sino que su introducción paulatina a través de, por ejemplo, plataformas como jobs301.com, hace que los procesos de selección se conviertan en procesos más ágiles, con menos sesgos y más transparentes y, por tanto, más beneficiosos tanto para las compañías como para los candidatos.

Con la propuesta de Jobs301.com y la aplicación de la IA a los procesos de selección, la empresa solo conocerá a los candidatos que son más afines a su oferta, no solo por su perfil profesional, sino también por su personalidad, por la cultura empresarial, los beneficios materiales e inmateriales que buscan o las necesidades vitales específicas de ese momento en concreto. Si traducimos toda esta información en horas/persona de revisión de currículo o de entrevistas personales, estaríamos hablando de procesos de selección interminables…algo que, cada vez más, tanto empresas como candidatos quieren evitar en su día a día. Desde el punto de vista del candidato, éste sólo conocerá aquellas ofertas que encajen con su forma de ser y requisitos conociendo de antemano las condiciones, lo que se traduce en un establecimiento de un clima de confianza y transparencia entre ambas partes que no se consigue al cien por cien en la actualidad.

El que la búsqueda de empleados a través de la inteligencia artificial hace que la selección sea más transparente no implica que, hasta ahora, los procesos no lo fueran. No obstante, en un momento crucial en el que los candidatos están buscando algo más que los aspectos tradicionales que se publican en una oferta —salario, horario, ubicación…— es fundamental contar con alianzas que ayuden a las empresas a tener en cuenta estas nuevas variables. Ahora mismo, el candidato es mucho más exigente y busca otros valores más intangibles, y la inteligencia artificial es la mejor vía para automatizar todos estos datos, organizarlos, y conseguir que ni las empresas ni los candidatos pierdan su tiempo. El uso de la inteligencia artificial de la manera que proponen empresas como jobs301.com, hace posible la creación de ofertas mucho más completas, ya que sólo son visibles para aquellas personas que, realmente, pueden encajar en el puesto. Este factor determina que las empresas no tengan que hacer públicos para todo el mercado —incluida la competencia— aspectos que no suelen comunicar hasta el momento de la contratación, pero que es fundamental para que los candidatos empoderados de esta nueva era apliquen.

No podemos olvidar otra de las grandes contribuciones de la inteligencia artificial a los procesos de selección: la reducción de sesgos. El ser humano, de forma consciente e inconsciente, puede interpretar la información de una determinada manera cuando lee un currículum vitae. Y no nos referimos, simplemente, a discriminación de género o racial (algo que también la IA ayuda a reducir), sino que, de manera inconsciente, no se procesa de igual manera la información del primer currículum que se mira frente al, por ejemplo, número 99 que se analiza horas más tarde. Por ello, establecer parámetros con inteligencia artificial y machine learning permite la automatización, y ésta, aplicar la objetividad teniendo en cuenta una serie de criterios que buscamos en la persona que se presenta a la vacante. En definitiva, la IA nos ayuda a que este proceso sea más neutral.

No obstante, como ocurre con todas las tecnologías innovadoras que llegan al mercado, es fundamental tener en cuenta que se trata de una novedad que aún está en desarrollo y que, aunque ya la están utilizando multitud de empresas, se ha de seguir perfeccionando con el paso del tiempo. Lejos de lo que se suele pensar, la IA no convierte los procesos de selección en un sistema pasivo en el que los candidatos son descartados si no cumplen los parámetros establecidos. En el caso de jobs301.com, se trata de una herramienta que empodera a los candidatos, ya que cuenta con cien variables y diferentes parámetros que hacen posible tener en cuenta más información de la que se suele valorar en los procesos tradicionales y que también son importantes —para compañía y candidato— en el puesto en cuestión.

No debemos pasar por alto que existen casos de uso de inteligencia artificial que han dado lugar a procesos sesgados. Es importante destacar que, en estas situaciones, la discriminación y sesgo se ha producido como consecuencia de los perfiles definidos de forma consciente e inconsciente por parte de las compañías. Ante esto, se demuestra, una vez más, cómo la figura del ser humano sigue siendo determinante en estos procesos para detectar y modificar aquellos errores del algoritmo. En ese sentido, el uso de plataformas como jobs301.com facilita la realización de una tarea de análisis posterior de los procesos de selección llevados a cabo, con el objetivo de mejorar e ir perfeccionando el algoritmo, y adelantarse así a este tipo de situaciones.

La consecución de algoritmos robustos y seguros, adaptados a los 7 principios éticos sobre la Inteligencia Artificial establecidos por la Unión Europea, es fundamental. Paneles de control que supervisen cada parte del algoritmo, además de la evaluación de las variables y resultados, son esenciales. Las compañías deben contar con partners expertos en el sector que les aseguren la trazabilidad de cómo se van consiguiendo esos resultados, y actúen a la vez con responsabilidad, conforme a estos principios y revisando continuamente los procesos.

Con todo, es importante tener en cuenta que, en nuestro país, son pocos los sectores en los que encontramos una verdadera lucha por encontrar y retener talento, y donde usar inteligencia artificial no es una opción, sino una obligación. Esto hace que la inversión realizada por parte de las empresas españolas en esta área no sea comparable a la que realizan los departamentos de recursos humanos de otros países de la UE. No obstante, si hay un sector en España en el que se está apostando por la modernización de los procesos a través de inteligencia artificial, debido a la escasez de mano de obra cualificada, es en el IT y digital, por lo que todas las miradas están puestas en él para ver cuáles serán los futuros pasos de esta tecnología que ha llegado para quedarse. Y, en un contexto cambiante, donde la rapidez e inmediatez han colonizado todos los rincones de las compañías, reducir los tiempos de adquisición de talento, así como la rotación no deseada es fundamental para el control de costes. Es aquí donde la IA se presenta, indiscutiblemente, como la aliada de los departamentos de recursos humanos para conseguirlo.

Queremos saber tu opiniónNombreE-mail (no será publicado)ComentarioWolters Kluwer no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista.
Introduce el código que aparece en la imagencaptcha
Enviar